Barbara Marciniak: Pensar es Crear

Contactada pleyadiana desde 1988, por el cual supo y retransmitió en libros, un mensaje que rompía con lo clásico contactista en el mercado editorial: la humanidad es un experimento de “dioses creadores” que, alterando el ADN humano, bloquearon mentalmente a los seres, desconectándolos entre sí y del cosmos, degradándolos espiritualmente; todo esto con fines de “alimentación energética” por parte de estos dioses (alienígenas) “reptoides”, que se nutren de los miedos, odios y dolores humanos.

Extracto del libro “Mensajeros del Alba” de Barbara Marciniak.

Algunas declaraciones sobre Pensar es crear:

Eres el resultado de tus pensamientos

Primero existe el pensamiento, la experiencia es siempre secundaria. Tus pensamientos forman tu mundo todo el tiempo. No a veces, siempre.

Considerad durante un momento cómo se estructura la mente: vuestras creencias y sentimientos modelan la percepción y continuamente estáis emitiendo una frecuencia energética que evita o atrae eventos vitales.

Aunque no aprendas nada más en este planeta, aprenderás que ésta es la regla en esta realidad, y la regla de muchas otras realidades: El pensamiento crea.

Vuestra atención es una mina de oro personal y. cuando aprendéis a valorar y utilizar ese tesoro, podéis fortaleceros para viajar tanto al mundo interior como al mundo exterior. Dónde y cómo gastáis vuestra energía tiene un importancia enorme para entender cómo creáis vuestra vida

Cuando seleccionáis y dirigís los pensamientos con una clara intención y realmente centráis vuestra atención en una parte específica de la realidad, es como si ajustaseis el dial de una radio para escuchar una frecuencia determinada.

El multiverso está en continuo movimiento buscando el equilibrio ideal para sustentar cada una de las partes de sí mismo. Como ahora ya sois plenamente conscientes, parte de vuestro reto consiste en despertar vuestra conciencia para ver un propósito mucho más grande de la vida. No permanecéis inmóviles o destinados a una versión destructiva de la realidad (la realidad es refrescada y nuevamente seleccionada en cada uno de los momentos). Y esto, queridos amigos, deberíais recordarlo.

Cuando se establece una presencia consciente en las profundidades de vuestro espacio interior, sois libres de energetizar y seleccionar la versión de la realidad que necesitáis para evolucionar seguros como seres espirituales que ocupan una forma humana. Pedid a vuestra voluntad que os permita estar siempre en el lugar correcto y en el momento adecuado. perfectamente equilibrados y utilizando apropiada y sabiamente vuestra creatividad, siempre en paz y con buen humor en un mundo lleno de nuevas y fascinantes ideas para un desarrollo óptimo. (…) El amor y un buen sentido del humor refuerzan todo el cuerpo; recordad que las células responden a vuestras órdenes.

La ley cósmica dice que disponéis de libre albedrio y que podéis hacer lo que queráis; no obstante, lo que hagáis volverá a vosotros.

Puede que todo no sea más que un juego de conciencia; sin embargo, tendréis que enfrentaros a las consecuencias de todas vuestras actividades en la realidad 3D o incluso más allá.

El consejo es, queridos amigos, que no causéis daño; se trata, no obstante, de tan sólo un consejo y no una ley. Vosotros tenéis libertad para elegir cómo queréis vivir la existencia (crear la semilla. plantarla en la realidad 3D y luego cosechar lo que habéis sembrado). De esta manera generosa, aprendéis a asumir las responsabilidades de la cocreación de la realidad. Podéis crear alegría, seguridad y armonía como cualidades esenciales para pavimentar el camino de todas vuestras exploraciones.

Tú mandas sobre ti

En tu propia vida, utiliza las palabras «estoy creando», «estoy haciendo», «estoy manifestando», «tengo el propósito» y «estoy produciendo». Olvídate de «estoy intentando».

¿Crees que sólo puedes crear tu realidad en ciertas áreas y que sobre otras no tienes poder? ¿Argumentas que no tienes control sobre algunas áreas de tu vida? ¿Renuncias a aquello que te pertenece por naturaleza porque la sociedad te dice que no puedes tenerlo?

Hazte un regalo y empieza a considerarte un ser con una capacidad excepcional, magnífica, inspiradora; tenéis que liberaros de la necesidad de tener la aceptación de toda la sociedad. Valoraos. Esto es muy difícil para alguno de vosotros.

Podéis aprender a confiar en vosotros y a seguir vuestros impulsos, observando las sincronicidades y honrando vuestros sentimientos y corazonadas.

Tenéis el derecho y el deber inherentes para diseñar y crear vuestra propia vida. Podéis crearos un mundo seguro, por medio de la focalización de vuestra atención y la transmisión de pensamientos amorosos en el éter para lograr una convivencia pacifica entre todas las formas de conciencia. Si estáis dispuestos a crear esa pacífica versión de la realidad, se podrán crear interacciones armoniosas, nuevas aventuras apasionantes, grandes sincronicidades y conexiones rememoradas.

Cuando entras en un restaurante y pides lo que quieres, el chef lo prepara y los camareros te lo traen. Lo pides; sin embargo, tú no lo haces. De alguna manera, los cocineros o la energía espiritual lo hacen pero, sin embargo, tú lo has escogido para que te sea dado. No te será dado a menos que entres en el restaurante y lo pidas.

De manera que eres responsable por ello y lo pagas. La vida es igual; la vida es como un restaurante. Aprende a pedir lo que quieres de la vida como lo haces en el restaurante y luego confía en que, porque lo has pedido, te será dado.

Mira la divina serenidad que tienes cuando pides algo en un restaurante. Es así como se debe pedir en la vida. Ten claro lo que quieres, pídelo, y acaba con ello. No estés constantemente llamando al Espíritu para ver si ha recibido tu pedido ni para decirle cómo debe llevarlo a cabo. Lo has pedido.

El dinero parece ser un problema para todo el mundo. Todos tenéis creencias muy definidas sobre la forma en que el dinero llega a vosotros. Cuanto más pienses que tienes que trabajar duro para conseguir dinero, más duro tendrás que trabajar. Muchos de vosotros estáis convencidos de que lo normal es trabajar mucho por el dinero y que si no lo haces entonces el dinero es «sucio». Permitid que os instemos a recordar las palabras “fácil” y a incorporarlas a vuestro vocabulario.

Di: «Tengo el propósito de realizar esto de forma fácil».

Hacer las cosas de forma fácil es ordenar que la realidad llegue a ti de una manera en que haga posible que la energía sea utilizada en otros experimentos. Recuerda, tu realidad es el resultado de tus pensamientos. Si crees que las cosas son difíciles, ¿qué es lo que estás creando?

Por eso pensáis que para conseguir dinero es necesario gastar una gran cantidad de energía, o que debes trabajar para alguien que te lo dé, o lo que fuere. Estas ideas son completa y totalmente erróneas. No podemos enfatizarlo lo suficiente. Cuando lo permitas, el Espíritu te compensará en una variedad inesperada de formas. La única razón por la que esto no ha sucedido aún es, sencillamente, porque no lo has creído posible.

Intención, Expectación, Acción y Resultados

Al haceros cargo de vuestra energía vital, debéis considerar con mucho cuidado la siguiente revelación, ya que estas palabras son un ejemplo del concepto de condicionamiento de vuestra vida con una actitud de confianza cultivada.

«Soy un creador. Estoy aquí para crear un mundo sano y lleno de abundancia. Gracias a la vibración y la frecuencia, elijo estar sano/a, productivo/a y sabio/a. Siento una enorme gratitud por las habilidades de las que dispongo, ya que sustentan el mundo seguro en el que vivo cuando dirijo mi energia hacia los objetivos que quiero alcanzar. Camino por la vida con una intención clara y consciente para tejer mi energia, como un hilo de seda de una telaraña que forma parte de un tapiz grande y bello en todos los lugares en los que me encuentro. Soy perfectamente consciente de que una gran cantidad de probabilidades de sistemas de creencias conviven junto al mío. En el mio me siento seguro/a. En el mío tengo ayuda. En el mío amo y confío en mi cuerpo. En el mio se que mis células son precognitivas y que yo soy un cocreador del multiverso. Sé que soy un ser valioso. Sé que recibiré los impulsos, las señales y la guía que necesito para estar siempre en el lugar adecuado en el momento idóneo, para mi mayor beneficio, así como para el de los que me rodean. Sé todo esto y por ello siento gratitud.»

Cuando consideres en profundidad que las cosas son posibles, la realidad cambia. Estado mental es el nombre del juego.

Una vez has comprendido esto, puedes diseñar tu cuerpo, puedes diseñar tu edad y puedes arreglar todo lo referente a ti mismo, porque estarás auto-motivado, inspirado en ti mismo y te harás a ti mismo.

A inicios del tercer milenio, vuestro lugar en el multiverso todavía es un gran misterio. La elección de crear una posibilidad que fomente vuestro crecimiento como un ser espiritual siempre está ahí y espera vuestra elección. Para poder crear conscientemente lo que queréis, recordad que debéis relajaros, centrar vuestra atención en vuestras intenciones y confiar en vuestro poder inherente. Si recordáis esta enseñanza: intención, expectación, acción y resultados, se hablará durante mucho tiempo de vosotros como pioneros (un pionero del poder del amor, un pionero de la conciencia y, finalmente, un pionero de los seres humanos). En vuestra era, no se trata de construir enormes monumentos para que la posteridad los admire. El potencia! de la grandeza de vuestra civilización está relacionado con algo mucho más efímero y esotérico: tiene que ver con el uso de la mente para crear frecuencias de conciencia que desmantelarán la historia de la ignorancia que controla a la humanidad.

No tengas miedo de lo que has creado

Cuanto más conscientes seáis del programa que funciona en vuestro ordenador biológico, más fácil será crear aquello que deseáis. Vuestras células emiten lo que sois (lleváis un gran cartel en vuestro campo energético) mediante frecuencia y telepatía. Vuestras células también escuchan todos vuestros pensamientos (conscientes, subconscientes o inconscientes) y, como resultado, se están modulando continuamente para enviar la señal exacta para atraer lo que queráis. Luego, debido a una serie de sincronicidades, os encontráis con el camino de la oportunidad. que os conecta con aquello en lo que os habéis centrado, y esto, a su vez. está fuertemente ligado a vuestras creencias con respecto a vosotros mismos. ¿Os habéis parado alguna vez a pensar si vuestras creencias más profundas os llevan a continuar la vida o a renunciar a ella? No existen los accidentes; vuestras células os impulsan a tomar una decisión desechando otra (encontrar un amigo íntimo o tener un encuentro desagradable), de modo que, sea lo que sea lo que se cruza en vuestro camino, forma parte de vuestra creación.

Confía en aquello que creas. Confía en que siempre hay en ello algo para ti. No escondas tus dramas debajo de la alfombra como si fuesen unas cosas viejas y horribles y como si no quisieras volver a verlas. Acaba con esos dramas; deja de dar vueltas alrededor de ellos y deja de estar perdido en ellos. Sin embargo, comprende que el drama que has tenido con tu madre, con tu hermano, con tu hermana o con tu amante, es algo que puedes utilizar veinte años más tarde para llegar a darte cuenta de algo completamente nuevo.

De manera que permite que estos dramas sean como un archivo para ti. Acábalos, resuélvelos lo mejor que puedas, crea paz, acepta tu parte en ellos, y luego déjalos ir atrás en tu consciencia para que te enseñen algo. Deja que sean tesoros de tu experiencia más que obstáculos que quieres pasar por encima. Las emociones están conectadas con todo esto y, recuerda, las emociones te pueden llevar a otras esferas de actividad.

Si estás caminando por la calle y alguien te dice: «Te estoy apuntando con una pistola; dame tu cartera», actúa como si se te estuviese otorgando una oportunidad para tu mayor crecimiento. Nunca se sabe cuáles serán los resultados cuando actúas de esta forma. Cuando te comportas como si, actúas sin saber y sin expectativas. Ésta es una actitud. Si todos pudierais tener esta actitud y os comportarais como si todo acontecimiento estuviera diseñado para hacerte avanzar en tu crecimiento y tu consciencia, entonces podrías girarte y darte cuenta de que la persona que te está apuntando con la pistola es tu equivalente, o una parte de ti mismo. Podrías ser capaz de sanar algo; se te podría estar dando la oportunidad de hacer algo que te da miedo.

Sentimientos de vergüenza dañan vuestro cuerpo, ya que actúan como termitas que se comen la estructura del edificio. Si simplemente reconocéis la existencia de un tema espinoso, los bloqueos y muros se van soltando para permitir que fluya más energía en vuestro cuerpo.

Las limitaciones, frustraciones y bloqueos pueden ser examinados desde una perspectiva reveladora. Si aceptáis vuestra parte en la creación de cualquier situación de vuestra vida (sin culparos a vosotros mismos ni a nadie ajeno) os acercáis a ella con la actitud de que todo lo que encontráis tiene un propósito y desbloqueará el victimismo que ha condicionado durante tanto tiempo a la humanidad. Acabar con el victimismo es un paso importante en el sendero de la recuperación del poder. (…) Conseguiréis vuestros logros más importantes cuando dejéis de juzgar y abandonéis el victimismo y busquéis el sentido más importante de la vida. El perdón es el último paso para liberaros del infinito ciclo de culpa y vergüenza.

Tenéis la libertad absoluta para hacer lo que deseéis con vuestra inquietud, aunque lo mejor seria recordar que la inquietud es una señal de que la energía se mueve. Para manejar vuestros miedos y creencias limitantes, observadlos como atributos que habéis adjudicado a la realidad (algo en lo que estáis atascados, con lo que habéis crecido y os habéis hipnotizado para creerlo). Podéis aprender a retirar vuestra atención de las viejas ideas dejando que desaparezcan; sin vuestra constante atención, las ideas se pierden como globos en el viento.

Las proyecciones de preocupaciones tienen una frecuencia muy poderosa y muy insistente que transmite un mensaje con la expectativa de atraer más problemas. Intentad examinar cualquier bloqueo que obstaculice vuestro camino o que impida vuestro progreso y preguntaros: ¿Qué es lo que verdaderamente me molesta? ¿Qué me da miedo cambiar? ¿A qué sigo aterrándome y a qué estoy vinculado y qué debo liberar?

Con frecuencia os daréis cuenta de que se trata de historias muy antiguas que lleváis con vosotros vida tras vida y que necesitan una solución armoniosa. Sea lo que sea lo que penséis actualmente, vuestras historias lo expresan y finalmente se mostrará un cuadro mucho más amplio. Adoptad una postura neutra con respecto a la situación y dadle la bienvenida al significado de la energía estancada pidiendo que os sea revelado lo que hay. Liberad vuestra conexión emocional a cualquier posible resultado final y simplemente permitid que las conexiones y el propósito positivo alcancen su curso. Vosotros podéis cambiar el resultado final del pasado, al igual que los efectos en el presente y en el futuro si veis las cosas desde una perspectiva diferente. Nuevos enfoques pueden liberaros de interpretaciones que anteriormente limitaban vuestro espíritu.

Extracto del libro “Mensajeros del Alba” de Barbara Marciniak

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Espiritualidad, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Barbara Marciniak: Pensar es Crear

  1. Pingback: La Salida del Laberinto | ETnoesmiamigo

  2. SamBell02 dijo:

    Ten cuidado con lo que deseas. Todos los pensamientos y las palabras son Creativos.

    (…) Vigila tus pensamientos cuidadosamente, ya que son más poderosos de lo que puedes imaginar.

    (…) En cuanto a tu punto relativo a la “fatalidad”, sólo sirve para revelar tu manera de pensar. Donde tú ves “fatalidad”, yo veo oportunidad. La Vida se ajusta a tus ideas sobre la manera en que ella es para ti. Si ves la “catástrofe y tristeza”, entonces eso es lo que estás proyectando. El mundo es tu espejo. Refleja de vuelta lo que estás poniendo fuera. Si no te gusta el reflejo que la Vida te está mostrando, entonces cambia lo que lo está causando.

    Entrevista con un miembro generacional de una Familia De Línea de Sangre Dirigente

    Me gusta

  3. SamBell02 dijo:

    No tengas “fe” en nuestro Creador Infinito, ten Confianza en él.
    La forma más potente de “oración”, es el Agradecimiento.

    “Porque antes de que preguntéis, yo ya os lo he dado”.

    Dar Gracias, es saber que nuestro Creador Infinito ha proveído para ti como prometió, y ser agradecido por ello, incluso antes de ver los resultados.

    Cuanto más confiamos en nuestro Creador, más resultados conseguimos.

    La Vida nos da lo que esperamos recibir.

    Entrevista con un miembro generacional de una Familia De Línea de Sangre Dirigente

    Me gusta

  4. SamBell02 dijo:

    RUTA 6. ¿QUIERES CAMBIAR DE RUMBO?

    Estamos programados para cambiar: la plasticidad cerebral

    Podemos cambiar. Aunque intuitivamente tememos que sea difícil, ello nos ocurre porque no hemos aprendido a gestionar un cerebro cuyas estructuras y funciones, contrariamente a lo que se creyó durante décadas, están preparadas para cambiar. Esta característica extraordinaria del cerebro es lo que denominamos «plasticidad cerebral», algo que el neurólogo Norman Doidge, autor de El cerebro que se cambia a sí mismo, define como la característica del cerebro de ser cambiable y adaptable. La plasticidad del cerebro es lo que le permite modificar sus estructuras y funciones en respuesta a las experiencias mentales. Éstas incluyen sentir, percibir, planear o ejecutar acciones motoras e imaginar.

    ¿Por qué solemos elegir los comportamientos rígidos?

    Es lo que Norman Doidge denomina «la paradoja de la plasticidad»: nuestros cerebros están preparados para adoptar comportamientos rígidos o flexibles según cómo entrenemos el cerebro.

    ¿De qué forma se fijan los hábitos, los pensamientos y los comportamientos en el cerebro?

    Vamos a verlo con una de las imágenes que utiliza uno de los grandes neurocientíficos, Alvaro Pascual-Leone, que sugiere esta imagen para comprender cómo funciona nuestro cerebro: imagina que tu cerebro es una montaña nevada en invierno. Hay elementos de esta montaña que te vienen dados, como la pendiente de sus laderas, las rocas, la consistencia de la nieve… Eso serían nuestros genes, y nacemos con ello.

    Ahora imagina que coges un trineo y que empiezas a bajar esta montaña. La primera vez que bajes seguirás el camino más fácil en función de las características de la colina y de cómo conduces. Si te pasas la tarde entera bajando en trineo crearás varios senderos y te gustará mucho usarlos; estarán muy marcados por las huelas del trineo y cada vez te costará más salirte de esos caminos para crear senderos nuevos. Ése es tu cerebro. A fuerza de repetir las cosas más o menos igual, las haces de forma automática. Eso te puede levar a adoptar hábitos buenos y hábitos malos.

    Una vez que creas hábitos malos, es difícil salirte de ellos porque son caminos veloces y bien trillados por los que el trineo se desliza solo. Si quieres cambiar esos caminos tendrás que bloquear el impulso de seguirlos para poder, deliberadamente, abrir nuevos senderos. Esto implica que la característica que ahora conocemos del cerebro —su plasticidad, su capacidad para cambiar físicamente y para renovarse— tiene un lado bueno y otro malo. El malo es que nos cuesta desaprender los comportamientos una vez que los hemos consolidado. El bueno es que podemos cambiar si aprendemos a deshacer caminos.

    Si cambiar no sólo es posible sino que estamos dotados para ello, ¿por qué nos cuesta tanto?

    El cambio mental requiere un esfuerzo, exactamente en la misma medida en que lo requiere el cambio físico. Pero así como podemos decidir qué cambios físicos queremos —una tripa más firme, una cintura más fina, más resistencia cuando corremos…— y podemos medir esos cambios de forma concreta, los cambios psicológicos son mucho más sutiles y tenemos menos facilidad para diagnosticar los que son necesarios y medir su impacto en nuestra vida.

    Cuando aprendemos algo nuevo, ¿ese aprendizaje tiene un efecto inmediato en el cerebro?

    Sí, definitivamente. Ahora sabemos que cuando cambiamos el comportamiento y los esquemas mentales estamos utilizando la forma más contundente de producir cambios biológicos en el individuo. Numerosos estudios lo avalan, entre ellos los del científico Eric Kandel, que han demostrado que cuando un animal aprende algo no sólo cambia el número de conexiones sinápticas entre dos neuronas —y estamos hablando de entre mil trescientas y dos mil seiscientas a medida que el animal aprende o desaprende algo— sino que determinados genes se activan en las neuronas para fabricar proteínas y lograr esa conexión.

    Esto nos da la clave de que nuestra vida mental puede influir en la expresión, o activación, de determinados genes.

    ¿Influye el sueño en mi capacidad de aprender o desaprender?

    ¡Desde luego! Estamos comprobando que el cerebro consolida estos cambios durante el sueño. Es por ello por lo que una siesta o una buena noche antes de un examen son importantes. Aunque parece que no ocurre nada cuando dormimos, en realidad consolidamos y ordenamos aprendizajes y emociones durante el sueño.

    ¿Por qué a veces siento como si nada cambiase, aunque lo esté intentando?

    En los procesos de cambio existen lo que se denomina «mesetas de aprendizaje»: cuando realizamos los ejercicios que nos permiten estimular las neuronas, hay momentos durante los cuales el trabajo del cerebro es, sobre todo, consolidar el aprendizaje, periodos necesarios en los que los cambios sintomáticos son menos evidentes, aunque no significa que nada cambie.

    Ejemplos prácticos de cómo puedo deshacer caminos mentales y emocionales a través de un cambio de comportamiento

    Vamos a centrarnos en algunos ejemplos de cambio que podemos poner en marcha de forma sencilla y consciente. Dice Oliver James, un reconocido psicólogo británico, que si no comprendes tu pasado estás condenado a repetirlo. Hemos visto en estas páginas que la familia es un entorno donde tendemos, por costumbre, a repetir patrones mentales y emocionales. Por ello sugerimos estas maneras prácticas de cambiar:

    Cambia de entorno. Es difícil cambiar en el mismo entorno en el que se generaron nuestros comportamientos y emociones problemáticos. Cambiar es mucho menos complicado si cambiamos de entorno, o si cambiamos algunas características de nuestro entorno: amigos, aficiones, trabajo, casa, barrio, rutinas…

    Haz de tu vida una creación permanente. Cambia algunas cosas de forma consciente y deliberada. El ejercicio consiste en que todos los días voy a hacer un gesto distinto: ir a comprar el pan por otro camino, hacer la cama de forma distinta, freír un huevo de otra manera, vestirme un poco diferente, no sentarme siempre en el mismo lugar en la mesa… Reinvento cada acción automática, hay muchas en nuestras vidas. Impongo conciencia y no camino de forma automática sino que hago de mi vida una creación

    Los humanos necesitamos estabilidad. Pero demasiada estabilidad puede significar que hemos renunciado a utilizar nuestras capacidades, nuestra creatividad, que nos encerramos en un papel y en un guión que aprendimos en la infancia y que tal vez no nos hace felices.

    No seas un esclavo sin saberlo. Cuestiona cómo vives, lo que eres y cómo te relacionas con el resto del mundo. Escribe tu propio guión y reinvéntate.

    Una mochila para el Universo – Elsa Punset [Extracto]

    Me gusta

  5. SamBell02 dijo:

    Fundamentos bio-energeticos del ser humano

    Cerebro: Glandulas pituitaria-pineal

    Tu cerebro es un gran receptor de frecuencias eléctricas de pensamiento; sus diferentes partes fueron diseñadas para recibir, almacenar, y amplificar las diferentes frecuencias de pensamiento.

    Las distintas secciones tienen diversos potenciales para almacenar y electrificar el pensamiento de acuerdo con la densidad del agua en sus paredes celulares. Algunas secciones tienen la capacidad de albergar y amplificar sólo las frecuencias de pensamiento más altas; otras albergan y amplifican sólo las frecuencias de pensamiento más bajas.

    Tu cerebro no crea el pensamiento, contrariamente a la creencia popular. Simplemente permite que el pensamiento que emana del flujo de conciencia entre en él.

    Es un órgano diseñado por los dioses (sic) específicamente con el propósito de recibir y almacenar el pensamiento que llega a través del espíritu de tu ser, transformarlo en corriente eléctrica, amplificarlo, y enviarlo a través del sistema nervioso central a cada parte de tu cuerpo para que pueda manifestarse en forma de entendimiento.

    En vuestra tecnología, existe lo que se llama receptores de radio, con dispositivos indicadores que determinan el volumen del sonido y el megahercio o nivel de frecuencia que se recibe. Bueno, el cerebro es también un receptor con indicadores, y puede recibir una frecuencia dada sólo si la parte de tu cerebro designada para albergar dicha frecuencia ha sido activada.

    Glandula pituitaria

    La capacidad que posee tu cerebro para recibir diferentes frecuencias de pensamiento, está controlada por un poderoso dispositivo llamado la glandula pituitaria, que se aloja entre los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro. La pituitaria, que también se llama el séptimo sello, gobierna tu cerebro. Es responsable de activar las distintas partes de tu cerebro para recibir y almacenar las diferentes frecuencias de pensamiento.La pituitaria es una glándula diminuta, pero maravillosa, que muchos llaman el «tercer ojo».

    Tu cerebro está gobernado y controlado por las funciones de esta poderosa glándula a través de un complejo sistema de flujos hormonales. La pituitaria, que es una glándula endocrina o de secreción interna, segrega una hormona que fluye por el cerebro hasta la boca de la pineal, que es otra glándula endocrina situada cerca de la pituitaria, en la base del cerebelo inferior y encima de la columna vertebral.

    Glandula pineal

    La pineal, o sexto sello, es responsable de amplificar las frecuencias de pensamiento para que puedan ser enviadas a través de todo el cuerpo. El flujo de hormonas que va de la pituitaria a la pineal es lo que activa las partes de tu cerebro para recibir y albergar las distintas frecuencias de pensamiento.

    Las funciones del cuerpo se mantienen en armonía mediante el flujo de hormonas que proviene de las glándulas endocrinas y se introduce en el riego sanguíneo. La pineal es responsable de mantener esta armonía.

    Su flujo de hormonas activa todas las demás glándulas para que segreguen sus hormonas en armonía unas con otras, y crear así lo que se llama el «equilibrio hormonal». El nivel de este equilibrio está determinado por las frecuencias de pensamiento colectivo que recibe el sistema pineal. Cuanto más altas sean las frecuencias de pensamiento, mayor será el flujo de hormonas a través del cuerpo. También, cuanto más grandes las frecuencias, más activará la pineal a la pituitaria para segregar su flujo de hormonas, lo que activa al cerebro para recibir frecuencias de pensamiento incluso más elevadas.

    ¿Cómo se cristaliza dentro de tu ser el pensamiento que viene del flujo de conciencia?

    Cuando el pensamiento pasa por tu aura, ésta no lo define, o sea, no juzga o altera dicho pensamiento: deja que llegue ilimitado. Cuando los propulsores del pensamiento llegan al cerebro, viajan primero hasta el hemisferio superior izquierdo, donde residen las funciones del intelecto o razonamiento y se expresa el ego alterado.

    Ahora, ¿qué es el ego alterado?Es el entendimiento obtenido gracias a la experiencia humana que está almacenado en el alma y que se articula a través de las secciones encargadas del razonamiento en el cerebro.

    Son las actitudes colectivas del Dios-hombre viviendo meramente como una criatura de supervivencia, en la sombra de la conciencia social. Y esa visión colectiva rechazará cualquier frecuencia de pensamiento que no encaje dentro de su seguridad, que no ayude a asegurar la supervivencia de la entidad. El ego alterado es la negativa a permitir que todos los pensamientos sean recibidos y contemplados para una mayor realización dentro del cuerpo. Cada frecuencia de pensamiento que el ego alterado permite entrar en el cerebro, se transforma en corriente eléctrica y se envía a aquella porción del cerebro que ha sido activada por la pituitaria para albergar dicha frecuencia. Esta porción del cerebro, entonces, amplifica la corriente y la envía al sistema pineal.

    El sistema pineal gobierna tu sistema nervioso central. Recoge cada frecuencia de pensamiento que se le ha dado, la amplifica y la impulsa a través del sistema nervioso central, el cual recorre la columna vertebral como si fuera una autopista de pensamiento eléctrico. La corriente eléctrica que procede del sistema pineal fluye a través del líquido del sistema nervioso central —que es agua— bajando por la columna, y luego por cada nervio hasta cada una de las células de tu cuerpo.

    Ahora, a través del suministro de sangre, cada célula se alimenta de un gas derivado de la acción de las enzimas en la ingestión del alimento. Cuando la corriente eléctrica del pensamiento entra en las estructuras celulares, lo hace como una chispa de luz. La chispa enciende la célula, causando que el gas se expanda, lo que permite que la célula se duplique a sí misma en lo que se llama el proceso de clonación; le permite crear otra célula para regenerarse a sí misma. De este modo, la totalidad del cuerpo se alimenta mediante ese solo pensamiento. Así es como se consolida la vida dentro de las estructuras moleculares del cuerpo, gracias a los efectos de todos los pensamientos que te permites recibir en cada momento de tu existencia.

    Como el pensamiento alimenta continuamente a cada célula, todo el cuerpo responde a su impulso eléctrico, la totalidad de tu cuerpo. Es así como el efecto del pensamiento, experimentado a través de cada célula, crea un sentimiento, una sensación, una emoción, o lo que se llama una «sacudída» dentro del cuerpo. Ese sentimiento es entonces enviado a tu alma donde queda grabado. Tu alma es como una magnífica grabadora, una computadora imparcial que registra, muy científicamente cada emoción sentida dentro de tu cuerpo.

    Cuando te sientes emocional, estás sintiendo un pensamiento que ha bombardeado la estructura luminosa de tu ser, ha sido aceptado a través de su cerebro, y fue enviado a través del sistema nervioso central para producir una sensación en cada célula de tu cuerpo. El alma entonces graba esa sensación en forma de emoción para usarla como referencia, lo que se llama memoria. La memoria no tiene tamaño, es una esencia. No es un recuento visual, es más bien un recuento emocional. Es la emoción la que crea la imagen visual. El alma no graba figuras o palabras en su memoria; graba las emociones de dichas imágenes y palabras.

    El alma toma la emoción creada por el pensamiento que ha sido sentido por todo del cuerpo y busca en sus bancos de memoria una semejanza, algo que las secciones encargadas del razonamiento en el cerebro —lo que llamas intelecto— puedan identificar y así seleccionar una palabra con la cual describir este sentimiento.

    Todo lo que puedas describir tiene ciertos sentimientos asociados, basados en la experiencia. Sabes que la flor es una flor gracias a tu experiencia emocional con ella: has visto, tocado, olido y usado esta estructura que llamas flor. Por lo tanto, sientes la flor de cierta manera. Conoces la seda como tal porque asocias con ella ciertas sensaciones y experiencias emocionales, y éstas dan lugar al entendimiento que llamas «seda». El alma ha grabado toda esa información procedente de tus experiencias emocionales. Por lo tanto, cuando se siente el sentimiento que procede del pensamiento, el alma lo graba y busca en sus bancos de memoria sentimientos similares correspondientes a pensamientos experimentados anteriormente. Entonces envía esa información de vuelta al cerebro para indicar que el pensamiento se ha cristalizado, entendido en su totalidad a través del cuerpo.

    El pensamiento no se manifiesta simplemente a través del cerebro; se manifiesta en la totalidad de tu cuerpo. La porción encargada del razonamiento en el cerebro te permite entonces formular una palabra para describir el sentimiento.

    ¿Cómo se conoce y cristaliza el pensamiento?

    Por medio de la emoción. El conocimiento es totalmente un sentimiento. El pensamiento de cualquier cosa no puede conocerse hasta que primero se lo siente; entonces tiene una identidad. Conocer un pensamiento es aceptarlo en tu cerebro y después permitirte sentirlo, experimentarlo a través de tu cuerpo.El conocimiento no es la prueba de ninguna cosa; es la certeza emocional de ella.Una vez tienes el sentimiento dentro de ti, entonces puedes decir: «Lo sé, lo siento. Lo sé».

    Dentro de ti, mi amado maestro, yace, en efecto, la puerta a todo el conocimiento. El fuego que se consume dentro de ti es el mismo fuego que vibra en cada átomo diminuto, en cada estrella gigante, en cada forma celular, en todas las cosas que existen. Es el mismo e idéntico fuego. Tu unidad con toda la vida se realiza a través del principio de la luz. Pues la luz que da crédito a la emoción en tu alma es la misma luz que da vida a las flores, a las estrellas y a todo cuanto existe. Así que dentro de ti posees la capacidad de saber todas las cosas. Saber algo no es entenderlo a través de la retórica intelectual que está rodeada de palabras sofisticadas que no significan nada. El saber de la flor se alcanza en el ser interior a través de los sentimientos. Tú siempre puedes saber lo que algo está pensando por la frecuencia que emite, llamada emoción. Si quieres saber alguna cosa, todo lo que tienes que hacer es sentirla; y siempre estarás absolutamente correcto.

    ¿Cómo crea el pensamiento las experiencias de tu vida?La pineal es el sello del conocimiento transformado en manifestación. Cualquier conocimiento que te permitas recibir se convertirá en una realidad, primero en tu cuerpo, pues la pineal es responsable de enviar ese pensamiento en forma de corriente eléctrica por todo el cuerpo, para que sea registrado como emoción. Cuanto más ilimitado sea el pensamiento, más veloz y mayor será la frecuencia enviada a través de tu cuerpo; del mismo modo, mayor será el «subidón»o la «sacudida» experimentada en el cuerpo.

    Ese sentimiento quedará entonces grabado y almacenado en tu alma como una frecuencia determinada. El sentimiento de cada pensamiento, grabado en tu alma, pasa entonces a tu aura como una expectativa; y esa expectativa activa la porción electromagnética de tu campo de luz, para atraer hacia ti —como un imán— lo que se asemeja a cualquiera que sea el conjunto de actitudes de tu forma de pensar. Atraerá hacia ti situaciones, cosas, objetos o entidades que crearán los mismos sentimientos experimentados en tu cuerpo a raíz de todos tus pensamientos.
    ¿Por qué?Para que puedas experimentar tus pensamientos a través de una realidad tridimensional, adquiriendo así el premio de la experiencia llamado sabiduría.

    ¿Cómo se manifiestan tus deseos?

    Un deseo no es más que el pensamiento de satisfacción percibido a través de un objeto, una entidad o un experiencia.Cualquier pensamiento de satisfacción que te permitas sentir abandona tu cuerpo a través de tu campo electromagnético, y llega hasta el flujo de conciencia para atraer hacia ti cualquier cosa que produzca el mismo sentimiento a partir del deseo que experimentó tu cuerpo.

    Mientras más completa e intensamente sientas ese deseo dentro de tu cuerpo, más completa será su satisfacción. Y cuanto más sepas con absoluta certeza que tu deseo va a ser satisfecho, más rápida será su manifestación; pues el conocimiento absoluto es un pensamiento de alta frecuencia que acrecienta la expectativa enviada a través del campo áurico, amplificando así tu poder para manifestar tus deseos.

    Tú tienes la capacidad de saber todo lo que hay por saber. Tu cerebro se diseñó para eso, para que un dios que habitara un plano físico en un cuerpo físico pudiera experimentar y comprender cualquier dimensión de Dios que deseara a través de formas tridimensionales

    Cualquier pensamiento que te permitas conocer a través de tu maravilloso receptor, se convertirá en una realidad experimentada, primero dentro del cuerpo, y después a través de las condiciones de tu vida. Y cualquier cosa que desees, tú tienes la capacidad —a través del conocimiento— de manifestarla en tu vida en un abrir y cerrar de ojos. Así es como creas el reino de los cielos en la Tierra.

    Es una ciencia muy simple. Recuerda:

    El pensamiento existe; luego se ve la luz, y ésta se reduce a impulsos eléctricos. Los impulsos eléctricos son a su vez reducidos y reducidos hasta convertirse en masa y a través de la masa se reducen para representar el ideal del pensamiento. La misma verdad opera en el cuerpo. Es pensamiento, luz, unidad receptora. A partir de la unidad receptora, toma el electrum y lo transmite a la masa para que ésta pueda comprenderlo a través del sentimiento. Para manifestar tus deseos, todo lo que tienes que hacer es sentir cualquier cosa que desees, y el sentimiento regresa al Padre para satisfacer tus deseos. Eso es todo. ¿Demasiado simple? ¿Lo quieres más complicado?

    Aunque tu cerebro fue diseñado para recibir cada frecuencia de pensamiento de la mente de Dios, de la totalidad del conocimiento, se activará para recibir sólo aquellas frecuencias que tú le permitas recibir.

    Y de todos los pensamientos maravillosos que bombardean al Dios que te mantiene unido, el único conocimiento que la mayoría permite recibir son los pensamientos de baja frecuencia de la conciencia social, los cuales son muy limitados y enclaustrados, como tú has podido experimentar bien. Y cuando vives de acuerdo con la conciencia social, y razonas sólo con las frecuencias que dominan en su pensamiento limitado, las únicas partes de tu cerebro que se activan son los niveles superiores izquierdo y derecho del cerebro, y algunas porciones del cerebelo inferior, que está situado sobre la columna vertebral. La mayor parte de tu cerebro permanece dormida; no hace nada. Esto es debido a que rehusas admitir cualquier pensamiento que no concuerde con el pensamiento limitado de tu familia, tus amigos, la sociedad o el dogma. No lo dejas entrar. O sea: sólo te permites contemplar y razonar aquellos pensamientos que serán aceptados por los demás. Vosotros tenéis un término llamado «mente cerrada». Bueno, esa es la descripción exacta.

    Cuando rehusas aventurarte en pensamientos que sobrepasen las fronteras de la conciencia social, hay porciones de tu cerebro que quedan literalmente cerradas a las frecuencias de pensamiento más altas. Esto se debe a que tu glándula pituitaria ha sido activada para abrir su boca sólo un poquito, y por lo tanto, ha puesto en uso sólo aquellas partes de tu cerebro que reciben las frecuencias bajas de la conciencia social.

    La única razón por la que alguien es un genio y sabe cosas que tú no sabes, es porque él ha abierto su mente para contemplar las posibilidades, los pensamientos extraordinarios y brillantes que van más allá del pensamiento limitado del hombre. Él se ha permitido considerar y razonar estos pensamientos mientras que tú los has rechazado. Tú eres incapaz de recibirlos porque aún tienes que activar aquellas secciones de tu cerebro que te capacitan para razonarlos. Entonces, ¿qué ocurre con los maravillosos pensamientos de entendimiento ilimitado que continuamente bombardean tu estructura luminosa? Rebotan en tu unidad receptora y son enviados a través del espíritu de tu ser de vuelta al río de pensamiento.

    Tener la mente cerrada es estar cerrado a la posibilidad de cualquier cosa que exista fuera de los valores que pueden ser experimentados por los sentidos de tu cuerpo. Sin embargo, en el reino llamado Dios, nada es imposible. Si algo se puede concebir o reflexionar, existe; pues cualquier cosa soñada o imaginada ya es parte del reino de la existencia. Así es como la totalidad de la creación llegó a existir.

    Cada vez que le digas a alguien «es sólo tu imaginación», lo estás programando para la estupidez y la creatividad limitada. Y eso es, de hecho, lo que les ocurre a los niños de este plano. A todos vosotros. Yo te digo: cualquier cosa a la cual se le permita ser pensada, existe, y todo aquello que te permitas pensar lo experimentarás, ya que tu campo electromágnetico lo atraerá hasta ti.

    Cada vez que aceptas un pensamiento superior a los que has aceptado como patrón, ese pensamiento activa otra parte más de tu cerebro para darle un uso significativo. Cada vez que hagas esto, el pensamiento superior se ofrecerá como «portador» para extender tu razonamiento a partir de este punto. Esto activará otras porciones de tu cerebro para más pensamiento, más recibimiento y más conocimiento. Cuando deseas experimentar la superconciencia, el pensamiento ilimitado, tu pituitaria empieza a abrirse y florece como una magnífica flor. Cuanto más se abre, mayor es el flujo de hormonas, y más se activan las partes latentes de tu cerebro para recibir las frecuencias más altas de pensamiento.

    Ser un genio es muy simple. Todo lo que tienes que hacer es pensar por ti mismo. El cerebro ha sido un gran misterio que ha dejado perplejos a muchos. Algunos lo extraen para mirarlo y no pueden encontrar nada en él excepto sus fluidos, que son agua. El agua es conductora de la corriente eléctrica. Cuanto más densa es el agua, mayor es la amplificación de la corriente eléctrica que pasa a través de ella. En las porciones latentes de tu cerebro, el fluido es más denso para poder amplificar las frecuencias de pensamiento más altas hasta convertirlas en corrientes eléctricas más potentes y enviarlas a través del cuerpo a mayor velocidad. Así, cuando permites que más de tus pensamientos se alojen en las partes latentes del cerebro, tu cuerpo se activa para volverse más rápido y profundo en sus respuestas. Una vez que la totalidad de tu cerebro está en uso, puedes hacer cualquier cosa con tu cuerpo. A través de tu alma —que está grabando y manteniendo constantemente la emoción de cada pensamiento que recibes— tu cerebro, con sus impulsos hacia tu cuerpo, puede transformar tu cuerpo de cualquier manera que tus pensamientos determinen que sea.

    ¿Sabes que si tu cerebro se usara al máximo de su capacidad, podrías transtormar tu cuerpo en una chispa de luz en sólo un momento, y tu cuerpo viviría para siempre? ¿Sabes que tu cerebro tiene la capacidad de hacer que un miembro crezca de nuevo si lo has perdido?En un estado de total funcionamiento, tu cerebro tiene la capacidad de curar completamente tu cuerpo en un espléndido momento, o cambiarlo físicamente a cualquier ideal que le des. La totalidad de tu capacidad cerebral es inmensa; sin embargo tú, debido a tu pensamiento limitado, sólo has sido capaz de usar un tercio de ella. ¿Para qué crees que es el resto? ¿Para llenar un hueco?

    Tu cuerpo se mantiene de acuerdo con tu cerebro y tu pensamiento colectivo, pues cada pensamiento que permites que entre en tu cerebro electrifica y alimenta cada célula de tu cuerpo. Sin embargo, desde que eras un niño y podías razonar en la conciencia social, aceptaste la programación de que debías crecer, hacerte viejo, y luego morir. Fue así, al aceptar ese pensamiento, como empezaste a degradar la fuerza vital dentro de tu cuerpo, porque el pensamiento de envejecimiento envía una chispa eléctrica de frecuencia baja o lenta a cada estructura celular. Cuanto menor sea la velocidad, mayor será la pérdida de agilidad dentro del cuerpo, pues disminuirá la capacidad del cuerpo de rejuvenecer y restaurarse a sí mismo. De esta manera, se da lugar al envejecimiento, y en última instancia, a la muerte del cuerpo. Sin embargo, si te permitieras recibir continuamente frecuencias de pensamiento más altas, enviarías corrientes eléctricas más rápidas y más poderosas por todo tu cuerpo, y éste permanecería para siempre en el momento, y de este modo, nunca avanzaría su edad ni moriría.
    Pero todos aquí saben que van a envejecer y morir, así que, lentamente, la corriente disminuye más y más.

    Aquellas partes de tu cerebro que aún no han sido activadas, tienen la capacidad, con sólo saberlo, de reconstruir cualquier parte dañada de tu cuerpo, sea lo que sea. En el momento en el que sabes que tu cuerpo puede curarse a sí mismo, ese pensamiento envía una chispa mayor, a través del sistema nervioso central, hacia la parte dañada, lo que causará que el factor de ADN dentro de cada célula se duplique y reconstruya la célula perfectamente. ¡Perfectamente!

    ¿Crees que esto es milagroso? Así debería ser, y así es.Tú crees que la única manera de curar tu cuerpo es por medio de doctores y medicinas. Y todo esto funciona porque tú crees que funciona. También se te ha dicho —y lo crees— que no podrías hacerlo por ti mismo, y por eso no puedes, porque este saber interior está presente. Sin embargo, hay entidades que han ido en busca de curanderos sabiendo que lo que iban a oír sería una verdad absoluta; y al saberlo, se convirtió en verdad absoluta dentro de su cuerpo; y así, se curaron en un momento. Eso es lo que hace el saber interior, y puede cambiar tu cuerpo de la manera que tú quieras. Tú tienes la capacidad de ser ilimitado, incluso en el movimiento de tu cuerpo, porque fue diseñado para que así fuera.

    Fundamentos bio-energeticos del ser humano

    Me gusta

  6. SamBell02 dijo:

    Con el propósito de avanzar, el Padre os dio a cada uno de vosotros la única cosa que siempre existió y siempre existirá: la totalidad del pensamiento, o sea, la totalidad de Dios. A cada uno de vosotros os fue dado, por el Padre y para el Padre, todo lo que vosotros sois: una inteligencia divina y una voluntad creativa y soberana. A través de esa inteligencia y de la voluntad libre, se os dio el poder de tomar el pensamiento que el Padre es y extender lo que sois de acuerdo con vuestros propios procesos de pensamiento contemplativo.
    Fundamentos bio-energeticos del ser humano

    Me gusta

  7. SamBell02 dijo:

    Todas las cosas nacen del pensamiento, todas. Cada objeto material tuvo como punto de partida un pensamiento que fue abrazado en emoción para formar un ideal de creación.

    Los creadores a partir de la sustancia del pensamiento sois todos vosotros, las entidades de luz, los dioses. Todas las cosas han sido creadas por los hijos a partir del pensamiento que el Padre es. Y todo cuanto los hijos crean, se convierte en el yo extendido del Padre.

    Todo lo que ves a tu alrededor se llama materia. El Padre es la materia, porque todas las cosas son Dios. Pero los creadores y diseñadores de la materia son los maestros artesanos que todos vosotros sois, los dioses que sois; pues tuvisteis, desde un principio, el propósito inteligente de crear en materia cualquier ideal que pudierais visualizar a través del pensamiento.

    RAMTHA El Libro Blanco

    Me gusta

    • SamBell02 dijo:

      Alma

      Ahora, en vuestros comienzos, cuando el pensamiento, o Dios, pasó a través del espíritu de vuestro ser, se creó una emoción, pero era efímera. Así que vuestra alma se creó a través de vuestra fuerza creativa, para absorber el río de amor que salía de Dios el Padre. Se creó con el propósito de capturar el flujo continuo del río de pensamiento y llevarlo a un estado de quietud -lo que se llama memoria— en forma de emoción.

      Tu alma, que vive dentro de tu espíritu, es lo que te permite ser un principio creativo. Porque para crear debes poseer la capacidad de retener la imagen del pensamiento clara y firme en la memoria. De esta manera, puedes templar el pensamiento y expandirlo hasta formar los valores creativos que llamas realidad.

      Por ejemplo, para crear una flor nueva y única, tiene que emerger el pensamiento de una flor. El pensamiento de la flor se toma del flujo de pensamiento siempre continuo, que es uno con el espíritu o la luz de tu ser. El pensamiento, entonces, se mantiene claramente en el alma como una imagen, en forma de emoción. A través del deseo, puedes recobrar ahora la imagen del pensamiento «flor», contemplarla y extenderla en cualquier forma única, color, o tamaño que desees. Ahora puedes de manera única, crear una flor, la que tú quieras y en el momento en que tú lo desees. Manteniendo el pensamiento perfectamente inmóvil en la memoria, puedes dibujar su retrato perfectamente.

      Sin tu alma, no podrías extender al Padre hasta la forma creada, pues no podrías mantener el pensamiento inmóvil para contemplarlo y extenderlo hasta la creación.

      RAMTHA El Libro Blanco

      Le gusta a 1 persona

  8. SamBell02 dijo:

    Tú tienes la capacidad de saber todo lo que hay por saber. Tu cerebro se diseñó para eso, para que un dios que habitara un plano físico en un cuerpo físico pudiera experimentar y comprender cualquier dimensión de Dios que deseara a través de formas tridimensionales. Cualquier pensamiento que te permitas conocer a través de tu maravilloso receptor, se convertirá en una realidad experimentada, primero dentro del cuerpo, y después a través de las condiciones de tu vida. Y cualquier cosa que desees, tú tienes la capacidad —a través del conocimiento— de manifestarla en tu vida en un abrir y cerrar de ojos.

    RAMTHA El Libro Blanco

    Me gusta

  9. SamBell02 dijo:

    Cuando deseas desde el Señor Dios de tu ser recibir pensamientos ilimitados, ese pensamiento de realización que sientes dentro de tu alma se manifiesta en tu cuerpo para activar la glándula pituitaria y ésta comienza a abrirse.

    Algo maravilloso que también sucede con ese sentimiento de elevación es que tu alma lo envía a través de tu campo áurico hacia el flujo de conciencia, el cual no sólo eleva la densidad de la conciencia, sino que atrae a tu vida una situación que producirá el mismo sentimiento. ¿Para qué? Para que ese pensamiento se entienda completamente a través de la experiencia. Cuando el pensamiento de frecuencia más alta se ha comprendido completamente, queda grabado en tu alma en forma de sabiduría. La sabiduría significa que el conocimiento se ha solidificado dentro de ti como un absoluto. La sabiduría no sólo eleva el nivel vibratorio del alma —lo que causará que tu vida se ajuste a su ser emocional más elevado— sino que también activará la pituitaria con más intensidad para permitir que el cerebro reciba y razone pensamientos de mayor y mayor frecuencia, y así sucesivamente.

    RAMTHA El Libro Blanco

    Me gusta

  10. SamBell02 dijo:

    EL CUERPO MENTAL

    El Cuerpo Mental, el cual fue modelado con la Sustancia del Ámbito mental, es muy similar al Santo Ser Crístico en aquello que debería ser el vehículo del Santo Ser Crístico en la expresión inferior o externa. La actividad mental funciona a través de este cuerpo, el cual contiene todos los acrecentamientos de los conceptos humanos, las opiniones, conocimiento y conclusiones extraídas de todas las fuentes de información.

    La mente fue creada para ser la SIRVIENTA de la Llama Individualizada, NO su ama. Estaba supuesta a ser el instrumento mediante el cual se pudiera crear y mantener el patrón o visión hasta que se diera la manifestación física.

    Debería ser cáliz para la receptividad de las Ideas Divinas. Tiene, dentro de sí, el poder para moldear estas Ideas Divinas y convertirlas en formas prácticas y trabajables.

    Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida [Extracto]

    Me gusta

  11. SamBell02 dijo:

    [Canalización Casiopeos]

    P: (L) ¿Esto quiere decir que los pensamientos de los buzos y los investigadores acerca del asunto se volvieron realidad?

    R: Y de todos los demás.

    P: (T) ¿De todas las demás personas que los estaban buscando?

    R: De todos los demás en el planeta.

    P: (T) ¿Incluso de aquéllos que no creían que los investigadores los fueran a encontrar?

    R: Sí. Los investigadores encontraron lo que esperaban hallar, pero cuando otros oyeron las noticias, otros sucesos comenzaron a ocurrir de acuerdo a los patrones de pensamiento dominantes en ese momento.

    P: (L) Entonces, en otras palabras, ¿si alguien creía que era el vuelo 19, éste aparecía, y si alguien no creía que era el vuelo 19, desaparecía?

    R: Sí.

    https://es.cassiopaea.org/2011/07/05/la-onda-capitulo-3-dorothy-y-el-principe-rana-encuentran-el-vuelo-19-en-oz-o-%e2%80%9c%c2%a1me-parece-que-ya-no-estamos-en-kansas%e2%80%9d/

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.