RAMTHA Reencarnación

El Plano Sublime es el lugar al  cual te retiras para tomarte un descanso después de la revisión de tu última vida.   Y en este lugar de descanso determinas el plan para tu próxima existencia, porque es importante. ¿Por qué tienes que seguir regresando aquí? Porque no has acabado aquí; esencialmente, el trabajo está sin terminar.

Y en el Plano Sublime, en el lugar donde descansaste, normalmente se encuentran seres del mismo tipo. Normalmente tienen las mismas cosas, los mismos asuntos que resolver. Esta es una explicación muy simple, pero quiero adquieras conocimiento. Imagínate a ti mismo en un cuerpo completamente espiritual, en un lugar llamado  cielo, y que cuando viste la revisión de tu vida, sentiste cómo tu alma se lastimó a causa de tus acciones.

Y sentiste carencia debido a las inoportunidades que creaste para ti mismo. Y de repente, en esta revisión, viste todas las revisiones que has realizado anteriormente en el Plano sublime; y ves que hay una línea constante de algo que tal vez lleves sin resolver desde hace 35.000 años. Esas son muchas vidas. Y ves que, por algún motivo, en ninguna de esas vidas se eligió esa opción durante la encarnación; está presente pero nunca se eligió.

Lo que también sabes en esta revisión de la vida es algo que no sabes aquí en este cerebro; en este cerebro te lo estoy enseñando yo. Pero en ese lugar sublime y prístino, tú sabías que estabas conectado con el Todo.  Comprendías el Punto Cero, el Vacío y la unificación del espíritu, lo cual significaba que eras todas las cosas y todas las personas. Pero aún así, había una cierta peculiaridad en ti, de la misma manera que había una peculiaridad en otras personas que acababan de morir y que habían hecho el repaso de su vida. Parece que están separadas de ti, pero todos estamos unidos a través de un tejido del espíritu.

Y en la revisión, para reconocer nuestro error, sentimos las injusticias que cometimos, sentimos el dolor de la  traición cuando traicionamos a alguien, sentimos lo que les hicimos a los demás, y es necesario porque cuando estamos en estos cuerpos somos criaturas egoístas que en lo único que pensamos es en cómo nos sentimos. Y nos sentimos aislados. No podemos conectarnos con nadie, con cómo se sienten los demás. Pero te juro que ese momento llegará de nuevo, y entonces verás, a medida que la energía se proyecta de nuevo desde tus bandas, todas las cosas de esta encarnación.

El entendimiento y la virtud llegan cuando te conviertes en lo que has modificado, en lo que has violado, en la persona a la que has robado, a la que has mentido, en aquello que has traicionado, en lo que has deshonrado, en la persona contra la que has levantado falsos testimonios. Y con toda tu astucia, toda tu malicia y todas tus mentiras, te conviertes en el blanco de todo lo que has censurado. Y este es el momento más doloroso de atravesar. Pero ¿De  qué otra manera comprendemos que lo que le hacemos a los demás nos lo hacemos a nosotros mismos y podemos literalmente sentirlo?

Una vez que eso termina, el alma y el espíritu necesitan reposar.  Siempre se te proporciona un lugar hermoso, en  el entorno que desees. Y ahí tienes que contemplar, y puede que tardes años, según este tiempo. ¿y en qué consiste la contemplación? Todo lo que sabes se hace manifiesto; todo lo que siempre deseaste saber ahora se te presenta  allí, y lo sabes todo. Lo sabes todo incluso que has estado en la rueda de la reencarnación todo este tiempo. Sabes todo eso.

Y tu misión se vuelve evidente (nadie te lo dice, tu lo sabes) que tú realmente eres un agente divino del Vacío, y estás cumpliendo una misión: estás haciendo conocido lo desconocido. De ti depende tomar el Principio Madre/Padre de la Fuente sublime y crear un concepto a partir de él. Y entonces el concepto es una idea, y la idea es el patrón según el cual se colapsa y se transforma la energía. Y modificamos el paisaje de la vida. Esa es nuestra tarea; esa es nuestra misión.

ASUNTOS INCONCLUSOS

Pero en este largo y triste sendero a tus espaldas, eres tú el que se está quedando atrás. Hay seres que ya están al otro lado del Punto Cero; de alguna forma ya han resuelto esos asuntos y han seguido adelante. Crearon y crearon; evolucionaron y evolucionaron. Y en cada vida programaron volverse más y más sabios en esa vida, y comprender la verdadera definición de la libertad, y la verdadera definición de Dios, y en verdad la importancia de la vida. Ellos ya se han marchado. Y tu te quedas anclado en el Plano Sublime, por decirlo así, con un montón de asuntos inconclusos que tienen siglos de antigüedad. Y podría tratarse de algo tan sencillo como el orgullo, no admitir que estabas equivocado, ser incapaz de pedir perdón y, en consecuencia, incapaz de perdonar; a lo mejor sólo se trata de eso. Cuando en este lugar de reposo entiendes eso, entonces lo tienes claro y dices: “¿Qué voy a lograr en mi próxima existencia en caso de que consiga reencarnarme?” y esto siempre es arriesgado. Porque reencarnarse significa que tienes que llegar a través del vientre de una mujer, cuya semilla fue sembrada por los genitales de un hombre. Y posiblemente hayas pertenecido a ambos sexos en tus experiencias.

Pero aquí es cuando se pone un poco difícil. Por tu propia elección, en tus dos últimas vidas no has tenido hijos, porque no te gustan, no tienes tiempo para ellos. Y la ironía es que necesitas regresar. Entonces, ¿Cómo se concilia tu actitud con una pareja fructífera, cuya unión aportará el amor para concebir a una hermosa criatura? ¿Cómo se concilia eso? Tu no estuviste dispuesto a hacerlo, pero esperas que alguien lo esté. Éste siempre es un tema  delicado. Hay una multitud de ese tipo de gente que está esperando para volver aquí.  Así que tienes que enfrentarte  a eso.

De modo que ahora tenemos que encontrar una pareja apasionada. Y ojalá estemos buscando en el lugar correcto, pues queremos padres sofisticados, inteligente, de mentes abiertas, porque sabemos que el cuerpo que nos proporcionen tendrá estas cualidades genéticamente ¿verdad?

Y si nuestro problema es el orgullo, entonces tenemos que ser un poco más específicos. Queremos encontrar un cuerpo a través de una pareja de personas muy humildes, que no solo sean muy inteligentes y con motivación propia, sino que además sean humildes y bondadosas, como tú dirías, y quizás adquirieron esa clase de bondad en la comunidad y en la iglesia a la que pertenecen, o en grupos específicos de los que son miembros, y dedican una parte de su tiempo a ayudar a otras personas. Ese tipo de padres concebirá un niño que estará  genéticamente  predispuesto a la bondad. Porque lo que los padres han hecho emocionalmente, es proporcionar el vehículo corporal ideal y los instintos ideales dentro de ese cuerpo, que es exactamente lo que tu necesitas. Tenemos que pedirle a  Dios que todavía existan personas así, ya que nuestros asuntos pendientes están relacionados con este tipo de personas, ¿entiendes?

De modo que el cuerpo nace. ¿Y cómo llegas hasta él? En realidad no elegimos a nuestros padres, elegimos nuestra genética. ¿y cómo sabemos que ese es nuestro cuerpo? ¿Acaso aparece alguien llamándonos por un número? ¿Aparece de repente un altavoz en esa hermosa pradera en el Plano Sublime? “Número treinta y dos, haz  las maletas; echa un último vistazo” ¿O quizá llegas a tu casita y encuentras esperándote un telegrama que viene de la oficina principal?  No, no es así como funciona. Pero ese sería un buen cuento infantil ¿verdad?

No, cuando estás en el Plano Sublime (y yo he estado allí, tu has estado allí), lo que tienes que hacer durante el reposo es establecerte una línea de potencial que primero tenía que resolver su asunto incompleto (tenía que resolverlo), cuando diseñaste esa línea de potencial, ¿quién estaba  grabando esa información? El alma, el gran escriba del espíritu. Y cuando aclaraste todo ahí arriba, y entendiste lo  que tenías que terminar, y lo que todavía te faltaba por hacer, entonces creaste una línea potencial. Tienes que hacerlo, ¿Por qué? Porque ¿cómo vas a conseguir un cuerpo a menos que crees una línea potencial?

 Porque la línea potencial es la frecuencia de resonancia magnética del cuerpo que está siendo creado, y hasta que no lo hagas, no se creará ningún cuerpo para ti. ¿y como te metes en el cuerpo? Cuando el cuerpo y la línea potencial coinciden, se produce una unión. Y ocurre en un abrir y cerrar de ojos, así es como sucede, exactamente como lo hiciste esta noche. Así es como lo planeamos.

Ahora en tu dulce reposo en el Plano Sublime, vas a encontrar muchos espíritus afines que tienen el mismo problema. Y puede que inmediatamente os pongáis de acuerdo; inmediatamente. Es posible que la persona sentada  a tu lado haya estado en el Plano Sublime contigo y, por diversión haya dicho: “Bueno, vamos a hacer esto de nuevo juntos algún día”. ¿Porqué sería esto tan extraño? Porque para haber llegado aquí, en este cuerpo, y haber regresado con un propósito específico (no aleatorio sino un propósito muy específico) tuvo que dibujarse esa línea del potencial de una vida. Y si la línea incluía que te cruzaras con ciertas entidades con las que ya te habías puesto de acuerdo en el Plano Sublime, ¿por qué te parece tan extraordinario que puedas estar sentado al lado de una persona que acordó esto contigo en el Plano Sublime, cuando esta frecuencia ruega que se manifieste su realidad? No es casualidad que os hayáis sentado juntos, así que échale otro vistazo.

Ahora hay muchos personajes en tu vida, muchos actores. Hay personas que en otro lugar acordaron que aquí serían malvados contigo. Y allí son personas de lo más agradables, pero estuvieron de acuerdo en ser miserables contigo porque su camino en esta vida consiste en ser malvados. Es la vida malvada. No me preguntes por qué, pero hay vidas malvadas, y las tienen con un propósito: ser castigados. Las tienen con el propósito de causar caos.  Hay  un propósito para esas vidas, pues sólo al ser miserables en una cierta línea de tiempo se encuentran con las situaciones ideales que los cambiarán para siempre. ¿Lo entendiste? Y hasta puede que en tu vida haya habido personas malvadas que acordaron ser malvadas contigo. Ahora están riendo de eso a carcajadas. “Te acuerdas cuando te di de bofetadas? ¿No fue maravilloso? ¿Te acuerdas cuando te arranqué la cabeza? Yo me acuerdo.”

RAMTHA “La clave del maestro para manipular el tiempo” [Extracto]

+información en

RAMTHA El plano sublime (el cielo) [Extracto]

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad. Guarda el enlace permanente.