RAMTHA El Plano Sublime (el cielo) [Extracto]

Vamos a hablar sobre el cielo. El cielo, el Plano Sublime, el plano de la dicha suprema.

Aquí el enfoque ha sido llegar a ser Dios. Eso es lo fundamental y siempre lo será, pero en esta ocasión vamos a hablar sobre el lugar intermedio en el cual estuviste antes de nacer.

Quiero que todos y cada uno de vosotros comprendáis que en algún lugar escogisteis estar aquí, elegisteis dedicar una vida, una vida humana, una encarnación humana, exclusivamente al desarrollo del Yo espiritual.

Transmutación

Nunca podremos suprimir los recuerdos de quiénes fuimos; lo que tenemos que hacer es transmutar la energía de lo que fuimos.

Tenemos que sacar esa energía de la red neuronal que día tras día repite las circunstancias del pasado puesto que está aquí arriba (cerebro). Son conexiones fijas y esas conexiones toman el poder y lo distribuyen para mantener intacto lo que dictó el pasado.

Transmutar el pasado significa eliminar la condición de víctima, eliminar la envidia, los celos, el odio, la malicia, eliminar todos aquellos aspectos que tanto degradan al Yo espiritual, que literalmente lo despojan de su hermoso poder y mantienen vivos los demonios de nuestra propia mente.

Cuando dices: «Yo creé esto; no sé por qué o cuándo se me ocurrió, pero lo hice. Si yo no lo hubiera pensado, nunca habría ocurrido», ya no tienes la salida de continuamente echarles la culpa a otros en tu vida. De repente la cuerda se rompe, se rompen las cadenas y el Yo empieza a definirse.

 

Un maestro nace únicamente cuando el Yo se define

Todos los seres que en el Plano Sublime escogen la vida espiritual saben que no es un sendero fácil; saben que hay que definir y pulir el Yo y ni siquiera se imaginan lo que implicará en sus vidas hasta que se enfrentan  a ello. ¿Sabes que es aquí en este punto donde la mayoría se da la vuelta y huye?

En la mayoría de los casos, vives en una sociedad dinámica en la cual la forma de vida corriente es la culpa y la cobardía en favor de la imagen. Es la competencia despiadada, la hiena cuyas víctimas son los pequeños. Es el éxito que es promovido y temido por los propios aspectos del fracaso. Esto se convierte, entonces, en la dinámica en la cual un pasado deplorable —en el que se ha entregado el poder, en el cual hay culpa, victimismo y dedos acusadores— comienza a una edad muy temprana. Entendemos entonces por qué es fundamental examinar el pasado desde el punto de vista de la energía, de por qué se entrega el poder y por qué se permanece constreñido en un patrón de conciencia con su red neuronal de ser la eterna víctima y el eterno sufridor.

Ningún maestro es así. No encontrarás ningún maestro que muestre compasión por alguien que escoge ser esto. ¿Por qué? Porque los maestros saben que todos los actos de la vida son elección personal basada en el libre albedrío. Todo aquel que es un maestro sabe y comprende esto, sin compasión o empatia.

Tú elegiste esta  vida; una vida en la que se te revelaría lo espiritual. Estás totalmente dotado de poder.

El cielo

Aquí el enfoque ha sido llegar a ser Dios. Eso es lo fundamental y siempre lo será, pero esta noche vamos a hablar sobre el lugar intermedio en el cual estuviste antes de nacer.

De modo que en el lugar intermedio estamos hablando de los niveles tercero, cuarto y quinto. Son los  planos de descanso y renovación

Entonces se vuelve obvio que el cuerpo físico ha perecido y toda la energía que le dio vida, desde el alma, se está separando de él. Toda descomposición es la disgregación de la masa coagulada y la liberación del Patrón de conciencia.

Estamos hablando del Yo. El Yo espiritual, el que no se ve, ya ha partido y ha atravesado el infrarrojo hasta el túnel de luz, al final del cual es recibido por los Señores de la Luz. Y todos experimentasteis la lectura de vuestra vida. En tiempos antiguos se le llamaba el día del juicio. Es un día de juicio, salvo que no es realmente un juicio. Es para refrescarte la memoria en cuanto a lo que hiciste.

El juicio final

Allí observas tu vida. ¿Cómo es posible esto? Porque las bandas que te rodean, que te apoyaron y te dieron vida y sustento en la matriz, se llevan con ellas en forma de mente todo lo que hiciste, pues lo que haces es una acción, y las acciones son energía. Y el enfoque de esa energía son los patrones de la mente. Así que comenzamos a observar los patrones de la mente mientras se combinan para mostrarnos el esfuerzo de toda una vida.

Cada momento cuenta. Todo lo que haces y lo que yo hice se ve. Y se ve tanto desde la perspectiva de observador como de participante, del que realiza la acción como del que es afectado por ella, todo.

La mayoría de las personas ignorantes creen, o viven en el engaño de que sus pensamientos no son cosas.

Sus pensamientos son cosas.

Estas personas piensan ilusamente que lo que hacen a puertas cerradas sólo lo saben ellas. Eso es un engaño; todo se sabe y todo se mostrará.

 

Y en este estado elevado no es necesario que ningún ser te mire y te condene; con que sólo tú lo veas bastará. No hay juicio más severo que el del alma en el día del juicio.

Lo sentirás porque eres Dios. En este momento no estamos separados; somos todo.

Nos convertimos en el cuerpo en medio de su agonía y abuso. Nos convertimos en el abusador y en el abusado. Esto es juicio y lo sentimos en toda su magnitud. Vemos el desarrollo de las ideas y conceptos que tuvimos, somos la idea en sí misma, la forma de pensamiento, y luego la vemos como un huevo sin amor y sin sustento que  nunca rompe el cascarón. Vemos la idea que nunca fructificó y el dolor de su no-inclusión en nuestro medio ambiente. Lo vemos todo, porque somos la totalidad de Dios.

Vemos cuántas veces necesitamos suplicar el perdón de alguien y todas las veces que no nos lo pedimos a nosotros mismos. Vemos todas las oportunidades de amar que tuvimos pero, con nuestro Yo renegado y egoísta, las desaprovechamos todas. Vemos el lugar vacío donde no reside el amor y nos dejamos llevar por el desespero y la futilidad. Lo vemos todo.

Entonces salimos de allí en un estado de reflexión profunda. Se nos da cualquier imagen en la cual deseemos recapacitar sobre todo esto. Algunos reflexionan en altas cordilleras en el Plano Sublime; otros detrás de árboles magníficos y nobles. Otros lo hacen junto a lagos preciosos rodeados de bosques moteados. Otros en bibliotecas enormes, o flotando en medio de nada, porque no toleran que los rodee nada. Pero siempre después de esto viene la reflexión, el arte de la contemplación. Y lo que se vuelve ineludible es que esto nos lo hemos hecho a nosotros mismos, porque somos la totalidad del Yo.

Ahora he aquí el dilema:

Todos esos actos, esa vida, se originaron en un tiempo muy lento en el cual el centro de atención de esa vida fue el cuerpo humano. Así que no importa lo que hagas en el Plano Sublime: nunca podrás componer allí lo que hiciste en el plano de la carne.

En el Plano Sublime no podemos manifestar experiencias que produzcan emoción física porque allí no tenemos emociones.

Imaginación

Pero contemplamos y luego imaginamos, tal como lo hice yo sentado junto al fuego cuando soñé esta jornada. Imaginamos y tan pronto como lo hacemos todas las formas y escenas aparecen de manera instantánea. Y mientras contemplamos nos vemos a nosotros mismos y cómo manejamos lo que hicimos. Imaginamos. Como estamos en el Plano Sublime, donde no se hacen las cosas masa a masa, nuestro Yo es más afín a ese tiempo, que no es un tiempo como el de este plano. De modo que allí, cuando imaginamos algo, aparece exactamente como lo concebimos. Y entonces nuestro entorno está siempre cambiando. Esto es algo ideal para la reflexión porque al contemplar podemos ver la escena tal como quisiéramos que sucediera.

Aquí toda la imaginación funciona al instante

De todos modos, por mucho que nos esforcemos por encontrar alivio o desahogo, no podemos hacerlo. Lo que sí se nos proporciona es nuestra divinidad. Nuestro don de la imaginación nos ha permitido reconstruir el pasado; reconstruirlo y avanzar desde ese punto. No obstante, este mapa, aunque se hace minuciosamente, podría demorar miles de años en el Plano Sublime. La contemplación allí es muy diferente a la que se hace aquí.

Y podemos languidecer allí; en aquellos planos podemos planear, fraguar y buscar. En el momento en el  que se nos ocurre que hay magníficos seres que poseen esta sabiduría, se nos aparecen. Vienen y nos enseñan; nos ayudan con nuestro “modelo de imaginación”. Ellos no cambian ese modelo en el momento de la contemplación. Ellos te dan los pensamientos y tú incorporas la sabiduría a la imaginación. Así es como funciona, pues no se trata de su imagen, sino de la tuya.

Conocimiento

Si para ti el conocimiento es como un embalse de información que fluye por una computadora, aparecerá una que tendrá dendritas conectadas a ti y entonces el conocimiento fluirá a través de la computadora. Pero al final, el conocimiento fluye hacia ti, y debes ser tú el programa que lo incorpore. O puede que te imagines que el conocimiento se encuentra en enormes salones de aprendizaje, las enormes aulas de una academia. Puedes imaginarte el conocimiento como un conjunto de libros excepcionales. Entonces, de inmediato, aparecerá una enorme biblioteca, cuyo final no podrás ver, y todos los grandes  textos aparecerán en viejos y antiguos anaqueles. Y si en tu mente viejo significa cubierto de polvo y desgastado, entonces así se verán. Así que buscas el manual más viejo, más empolvado y lleno de telarañas que haya, pues tu mente dice que ese es el que posee todo el conocimiento, y lo hallarás. Habrá una mesa para que te sientes, y una vela, o una lámpara, que puede ser eléctrica, de aceite, o fluorescente. Te sientas y lees. Lees cada página, una página que parece una luz tenue, con letras multidimensionales que saltan del libro hacia ti y piensas que estás leyendo. Es el mismo conocimiento.

El salón de la contemplación

Y después de pasar cien años en esta biblioteca, sales con la información de cómo modular “el salón de la contemplación”, el salón de ver cómo vas a cambiar las cosas.

Ahora, no es casual el hecho de que todo empiece a comportarse exactamente como un campo cuántico de potencial, pues lo es. El Plano Sublime está en el nivel cuántico, de modo que allí, cuando una entidad —que  es espiritual sin el cuerpo— es una mente elevada, todo sucede instantáneamente.

¿Qué hace la entidad? Selecciona senderos de destino intencional y los crea de una manera lineal, con o  sin ayuda. Se esfuerza por encontrar una solución, pues nadie quiere vivir en medio del castigo. Ese reino se llama el infierno, pero uno lo vive en forma de asuntos pesados y sin resolver, inconclusos.

Ahora recuerda, ten presente que en aquel plano no hay nadie que te diga que tienes razón o que estás equivocado. Eres tú el que emite esas opiniones; no hay ni bueno ni malo.

Lo que es importante es que el aprendizaje no es significativo hasta que se aplica en el nivel en el que se originó la sabiduría.

Una entidad cargada que tiene muchos asuntos sin terminar aquí, no los puede culminar a menos que posea un cuerpo físico que opere en este tiempo. En aquellos otros niveles lo pueden soñar, pero nunca podrán experimentar sus sueños hasta que nazcan en el tiempo destinado para ellos.

Ahora, la entidad cargada ha esbozado, entonces, su recorrido lineal y ha conseguido toda la ayuda que ha sabido solicitar. Cuando esté lista para regresar será atraída a un grupo genético igual al que pertenecía cuando se marchó.

Personas que te ayudarán

Ahora quiero referirme a los personajes de la próxima pieza teatral. Siempre se ha sostenido que las personas que se encuentran y sienten empatia recíproca se conocen de una vida pasada. No es así. Qué te parece esto: nunca os habíais conocido y os encontrasteis en el Plano Sublime porque teníais la misma carga, llegasteis al mismo bosque a contemplar la misma cosa. Algunos de estos lugares están repletos y siempre nos atrae lo que somos.

¿cómo es la dinámica de ese encuentro?

Entonces en este maravilloso reino donde hemos diseñado una vida, hemos hallado a alguien que tiene la misma carga, pero la carga puede ser que aquella entidad le hizo a ellos lo que nosotros hicimos. Y, aunque en este lugar de contemplación ambos somos a la vez el que lo hizo y el que resultó afectado, nuestras mentes se juntan y planean una relación, que se materializará más tarde en este plano.

No existe la casualidad. Todo se crea desde la conciencia y el único propósito de la conciencia no es sólo este plano; es todos los planos. Y cuanto más cerca estamos del Punto Cero, más puros somos como seres conscientes. Así que este maravilloso reino —donde lo que pensamos es— es nuestra naturaleza. Es nuestra verdadera naturaleza, es a lo que estamos acostumbrados. A lo que no estamos acostumbrados es a llevar el peso y la carga del tiempo lento y los mecanismos del cuerpo físico, porque allí estamos liberados de eso y de todo lo que representa.

Entonces, cuando hemos trazado el plan en nuestro memorable encuentro con otras entidades allí, cuando establecimos ese patrón y hemos decidido esta línea de potenciales, estamos listos para retornar. Nos encontraremos de nuevo con aquellos con los que interactuamos antes. No los recordaremos, pero los encontraremos y el alma sabrá porque el espíritu recuerda la conversación. El alma recuerda el viaje. Sólo la mente corporal y el cerebro corporal de la entidad física por nacer no recordarán este incidente.

Cuando la sanación tiene lugar, el grupo se divide y cada uno sigue su camino. ¿Por qué no habrían de hacerlo? ¿Por qué no les puedes permitir que lo hagan? ¿Por qué no puedes comprender que las personas entran y salen de tu vida y que cuando os encontrasteis, fue para que se cumpliese algo? Ese algo se llama crecimiento. ¿Por qué te apegas a ellos después de haber conseguido el crecimiento? Ellos ya cumplieron su propósito. Se acabó; ese era el propósito. Te sirvieron; les serviste. La naturaleza humana tiende a crear ataduras, a construir comarcas con sus respectivos linderos; ese es el animal. Cuando los dejas ir todo está concluido y no originas un pasado. Si te apegas a ellos, mantienes la herida abierta. ¿Comprendes? Estamos aquí para encontrarnos, sanarnos y seguir adelante.

Ahora que comprendes el asunto de las cargas un poco mejor, empiezas a percibir que las entidades que hemos conocido en esta vida no llegaron por accidente, que cada persona que conocimos a lo largo del camino era realmente una parte de la línea de potencial que creamos en el Plano Sublime.

De modo que cuando estamos listos, regresamos porque no podemos avanzar a menos que regresemos y terminemos nuestros asuntos inconclusos, hasta que comprendamos completamente que Dios es uno. Cuando somos uno, cuando decidimos ser uno, es cuando hemos elegido el camino espiritual, una vida llena de ello.

La realidad 3D Vs El plano sublime

Lo interesante del plan que trazamos es que rara vez funciona en la tierra como lo hizo en el Plano Sublime.

Tenemos tendencia a pintar las cosas muy alegres allí. Se nos olvidó lo que era tener una ampolla en la mano por apretar demasiado. Se nos olvidó lo que era apretar demasiado. No lo sabemos. Por eso cuando todo empieza a tomar forma en el plano material, tenemos una aventura extraordinaria, porque su maduración es muy diferente a lo que planeamos con anterioridad, y tuvimos entonces el elemento del misterio puro del hechizo del olvido. Esto también juega un papel y se supone que debe ser así.

Así que en realidad, en cada vida que cumple lo creado en el salón de la contemplación —sin importar cuán largo, complicado o corto— nuestros amigos verdaderos son a menudo los que vienen del futuro, nunca del pasado, porque es en el Plano Sublime donde nace el futuro.

Muchos individuos empiezan con buenas intenciones, pero su plan nunca se realiza porque se quedan estancados. Este es un mensaje importante sobre el pasado: cuando te quedas atrapado en él, te niegas el potencial del futuro.

Cuando les entregamos nuestro poder a los factores esclavizantes del ayer, diluimos el Yo desde y para el cual creamos un potencial en el cielo.

Y cuando ya no tenemos el Yo, porque le hemos arrebatado su poder con la pena, el sufrimiento, la miseria, la ansiedad y todo aquello, detenemos el flujo de nuestro destino verdadero. Lo único que obtenemos es la basura a la que nos asimos para  tener una identidad.

En otras palabras, tantas existencias no son más que la repetición de la repetición. Repiten los mismos movimientos cíclicos que nacen del alma, las mismas experiencias de las cuales se aleja la naturaleza cobarde del elemento humano, lo que no permite que el movimiento prístino del alma concluya, recupere su poder y le abra paso a un destino fabuloso.

Ahora, ¿por qué hacemos esto?

Eres un explorador que vino del Punto Cero. Estás haciendo conocido lo desconocido. Lo importante para nosotros es imaginarnos el sueño y realizarlo, parirlo en un reino imposible, arduo y difícil.

Para que el soñador pueda realizar enteramente su sueño, éste debe existir en los siete niveles.

Cuando estamos aquí abajo lanzando sueños en un tiempo denso, lo estamos haciendo en un tiempo espeso al que no estamos acostumbrados. Somos criaturas de una imaginación eterna, así es como somos; somos conciencia y energía; somos constructores de arquetipos de pensamiento, y la energía se comporta de acuerdo con esto para dar forma a esos pensamientos, se convierte en su movimiento, si quieres.

Cuando estamos en el Plano Sublime, estamos en un estado de éxtasis, de comunión con los estados más elevados de la vida. Estamos muy cerca de la fuente de todo, el eterno Punto Cero, como se  lo ha llamado, que en ese momento nos es conocido. Presenciamos la unificación total con el Vacío. Disfrutamos de la compañía de todos, del éxtasis, la armonía, la magia de una mente. Nosotros somos la mente; somos la revelación más divina de la imaginación. Mientras está frente a nosotros, da vueltas, cambia con cada uno de nuestros pensamientos. Eso es lo que realmente somos y siempre hemos sido.

¿Bajar aquí un par de años para resolver algo realmente vale la pena? Por supuesto que vale la pena. Cuando sabes que eres eterno, jugar el papel aunque sea un solo año, vale la pena.

El punto es que somos una especie de dioses pequeños que lo intentaron, pero quedaron atrapados. Lo que he estado tratando de enseñarte cada vez que has estado conmigo, es que nos quedamos atrapados en una prenda de vestir cuya naturaleza es totalmente atrasada con respecto a la nuestra y que tiene que vivir en esta existencia que transcurre forzosamente en un movimiento lento, un tiempo lento, que nos ha separado de lo que realmente es nuestra totalidad.

La razón por la cual tenemos que culminar nuestros asuntos no es para poder ir a casa…

Tenemos que resolver nuestras cargas para poder librarnos de este embrollo de la naturaleza cobarde de la carne humana. Tenemos que completar lo que no ha podido resolver la naturaleza humana.

El hombre es un animal

¿Qué tan lejos estás tú de la naturaleza animal, excepto que tienes buenos modales en la mesa, usas ropas elegantes y defecas en inodoros y no en las llanuras? No estás tan lejos de tu naturaleza animal. Los tres primeros sellos constituyen la naturaleza animal. Cuando un ser humano así se sale con la suya, siempre actuará como un animal porque es un cobarde. Y te digo que es el Yo espiritual —lo que realmente eres— el único aspecto apto de esta encarnación que puede enfrentarse a las cargas y está equipado para hacerse cargo de ellas. El aspecto humano no puede hacerlo. Eres un cobarde que vivió  un pobre pasado de sufrimiento. Esa es tu cobardía. Eres un animal.

Recuerda que atraes únicamente el cuerpo físico más afín a lo que eras. Es una historia que continúa.

Regresamos aquí a concluir este asunto

No regresamos aquí simplemente porque alguien nos envió. Nosotros mismos nos enviamos. No regresamos aquí a cambiar el mundo, sino a cambiarnos a nosotros mismos. Regresamos aquí para realizarmos, no para volver a olvidamos. Regresamos aquí a concluir este asunto.

Entonces, ¿por qué elegirías en el Plano Sublime, en el cielo, realizar aquí abajo lo que ya eres en el Plano Sublime, si ya lo conoces allí? Porque tienes que hacerlo en este lugar.

Porque lo que se comprende allí, para que se conozca en su totalidad, tiene que entenderse en las entrañas de Dios y tiene que hacerse conocer aquí porque esta es la caldera; aquí es donde está el crisol del alquimista. La estrella brillante que danza sobre el líquido color azul de medianoche de repente se vuelve a coagular y se convierte en esa pequeña esfera de níquel que queda en el fondo del tazón. De modo que aquí estamos. Tienes que hacerlo en este lugar.

Para que el soñador pueda realizar enteramente su sueño, éste debe existir en los siete niveles.

+info
Barbara Marciniak: El Ser Humano es un Ser Multidimensional

¿Qué es lo inimaginable para mí?

De modo que en tu laberinto hiciste la pregunta fundamental: ¿qué es lo inimaginable para mí?

Cuando todo esté terminado, ¿qué quieres? «Quiero ir adonde ningún hombre ha ido antes. Quiero saber. Quiero  ir adonde habitan los dioses. Quiero saber lo que es ser un maestro.»

Entonces, a la luz de toda la eternidad, ¿por qué querrías pasar esta vida desarrollando el Yo espiritual? Primero tienes que vencer todas las cargas, adueñarte del pasado, porque eso te dice, a los que lo logren, que ya lo has hecho todo dentro de la conciencia humana. Por Dios, ¿quién no has sido? ¿Qué no has tenido? ¿A quiénes no has odiado y a cuántos no has amado? ¿Cuántas veces tienes que morir? ¿Cuántas veces tienes que enfermarte? ¿Cuántas veces tienes que ser exitoso para comprobar que nunca has sido un fracaso? ¿Cuántas veces más hay que hacerlo?

¿Sabes una cosa? Solamente una entidad que regresa aquí lo sabe: «La única razón por la que regreso es porque tengo que terminar mis asuntos. Pero mi sueño inimaginable es convertirme en un superser.» ¿existe un sueño más fabuloso que ser Dios? No, no lo hay.En tu línea de potenciales incluiste ese sueño.

Aquí nadie es perfecto. No existe algo así como el ser humano perfecto. Sin importar cuánto te esfuerces por llegar allí, nunca lo lograrás, porque

Para ser perfecto, vas a tener que ser tan primitivo como cualquier animal

y ya has avanzado demasiado en la otra dirección.

Llegaste aquí mediante una línea de tiempo que creaste en el cielo para aprender, no lo que ya estaba aquí, sino lo que podría ser. Y viniste para tener algo que te recordara las experiencias que necesitabas terminar. Y completar las experiencias puede ser tan sencillo como lo desees, o tan arduo como lo desees. Después de eso estarás totalmente libre para incorporar lo que ya has creado: una belleza inimaginable. Te aseguro que nadie retrocede después de liberarse de sus cargas. Quedas verdaderamente liberado, libre de tu animal y de tu sufrimiento. Estás completo, encuentras al Yo, lo que realmente eres.

El ser humano nunca mantendrá un sueño que no facilite su naturaleza humana animal.Lo que es importante para el humano no lo será para el espíritu.

Cuando nos convertimos verdaderamente en seres humanos, fragmentamos lo santo en nosotros porque el ser humano impaciente no puede sostener un sueño inimaginable imaginable a menos que éste se relacione directamente con su seguridad, su soberanía, su longevidad, su apoyo para la cópula y su superioridad entre desiguales. El ser humano nunca mantendrá un sueño que no facilite su naturaleza humana animal. Esa es la razón por la que el humano es impaciente y está plagado de dudas cuando se trata de la imaginación.

De modo que aquí estamos, los mismos dioses que crearon esta criatura de una forma instantánea. Nos deleitamos en la imaginación como si se tratara de realidad verdadera, pero no la podemos disfrutar con la potencia de Dios en este plano, porque el cuerpo en el que habitamos no puede sostenerla y la rechaza, negándonos así acceso a la experiencia.

El cuerpo no es un soñador. Puede crear pensamientos; es la computadora. Puede sostenerlos holográficamente, pero le parece fatigoso retenerlos. El Dios es el momento; es el soñador y debe ser  lo suficientemente fuerte dentro del cuerpo para parir el sueño en vez de castrarlo o mutilarlo.

Esto es una batalla, pues lo que siempre pasa es que el cuerpo gana y el espíritu pierde. Y pasamos así a otra caída, a otra vida sin sentido y lo único que vamos a hacer al morir es volver a ver el mismo programa y realizar la misma contemplación. Oh, estaremos felices y sosegados, pero nosotros tenemos una vocación más grandiosa, incluso allí.

Para ser un hombre o una mujer honorables se necesita una gran profundidad espiritual, y produce mucho dolor. Pero en vez de sentirte herido, siente el regreso del viento de la energía engendrada que pasa por el cuerpo emocional y que lo purifica para hacernos completos. Eso es mejor que no haberte sentido completo nunca.

Se trata de recuperar esa energía de los lugares dolorosos y tiene que pasar por el cuerpo emocional. Allí es donde está el verdadero sufrimiento, pero es también donde está la purificación. Mitigarlo o evitarlo sería negarse a uno mismo la purificación y por ende la sabiduría.

La última vez que estuvimos juntos te hablé de la claridad intensa, pura y sin obstrucción. De eso es de lo que estoy hablando. Te dije que cada pensamiento se acuña con decisión. Nunca se toma al azar, se lo contempla tanto que llega un punto en que la manera elevada y extraordinaria de pensar se convierte en el modo de pensar común. Es algo difícil de hacer, especialmente cuando el cuerpo te dice que estás perdiendo mucho.

UNA ESPLÉNDIDA MAÑANA

La primera enseñanza que te di fue que escogiste estar aquí, elegiste venir aquí y aprender un entendimiento espiritual. Nadie te obligó a venir. Estás aquí porque esto es lo que quieres aprender. La elección propia es el comienzo del poder propio o de la redefinición del Yo

Ahora, ¿cuál fue el segundo punto? La definición del Yo. Todavía estamos algo confundidos acerca del Yo,  y es solamente un término. Las palabras que yo uso, son sólo palabras. Si escuchas atentamente, ¿qué sucede en tu cerebro? Hay hologramas, imágenes. Así es como hay que escuchar.

El Yo verdadero es imaginación; es el acto de crear imágenes.

Ahora, presta atención a lo que dije: que el espíritu es la culminación gradual de las propias experiencias que ha creado durante eones de manifestación. Lo que esto esencialmente significa es que el Yo es una mente amplia —una mente, realmente— compuesta de toda la conciencia y energía que creó. Y experimentar una creación sin terminarla sería fragmentar el Yo; recuerda que eso es lo que somos. Nosotros, como conciencia y energía, el Dios-Fuente en sí mismo, tenemos sólo un destino verdadero: hacer conocido lo desconocido. Y mientras más lo hagamos, imaginar lo inimaginable, mayor será nuestra unidad, nuestra unicidad como Dios. Eso es lo que tenemos que hacer.

La noche oscura del alma

Ahora, la noche oscura del alma llega cuando finalmente asumimos la responsabilidad de nuestras acciones.

Entonces la noche oscura del alma se presenta cuando la energía pasa velozmente a través del cuerpo emocional. En otras palabras, anteriormente había sido enviada a través del cuerpo emocional en forma de sentimiento, para crear. De modo que ahora regresa a casa y hace impacto en el mismo sentimiento. La energía se purifica solamente al regresar al reino físico del cuerpo emocional.

Dicho de un modo más sencillo, cuando recuperas tu poder de alguien a quien habías convertido en tu tirano, esa energía comienza a regresar a ti en forma de tirano. La energía es una forma de pensamiento, es tiránica, llega al cuerpo emocional y es como una especie de carga invertida. En vez de salir de aquí y ser afectada hormonalmente, procede de allí afuera, pasa por la banda de energía y llega al cuerpo como una carga directa. Es una carga invertida en el cerebro. Lo que hace es activar el campo y produce sufrimiento. De ahí provienen las lágrimas y las lamentaciones. De ahí proviene la angustia. Y si alguien pregunta: «¿Qué te pasa?» «No sé». Pues bien, esto es lo que pasa: estás cosechando lo que has sembrado.

El sendero espiritual es un sendero de purga y limpieza.

Ahora, esto es un poco difícil de digerir, porque siempre te he enseñado que debes tener alegría, y lo continuaré haciendo, pero debemos liberarnos de nuestras cargas. Tenemos que terminar lo que empezamos; tenemos que hacer regresar la energía al templo y construirlo dentro de nosotros. Ese es el Yo. Eso es redefinirlo, y es doloroso. Nadie quiere asumir la responsabilidad de algo que le ha servido tan bien durante tantos años. Nadie quiere admitir el hecho de que son ellos los que han vivido en el pasado de una situación y que las personas implicadas hace tiempo que ya no están. A nadie le gusta reconocer que así fue como vivió  su vida. Es difícil.

Transmutación

Nunca podremos suprimir los recuerdos de quiénes fuimos; lo que tenemos que hacer es transmutar la energía de lo que fuimos.

Tenemos que sacar esa energía de la red neuronal que día tras día repite las circunstancias del pasado puesto que está aquí arriba (cerebro). Son conexiones fijas y esas conexiones toman el poder y lo distribuyen para mantener intacto lo que dictó el pasado.

Transmutar el pasado significa eliminar la condición de víctima, eliminar la envidia, los celos, el odio, la malicia, eliminar todos aquellos aspectos que tanto degradan al Yo espiritual, que literalmente lo despojan de su hermoso poder y mantienen vivos los demonios de nuestra propia mente.

Cuando dices: «Yo creé esto; no sé por qué o cuándo se me ocurrió, pero lo hice. Si yo no lo hubiera pensado, nunca habría ocurrido», ya no tienes la salida de continuamente echarles la culpa a otros en tu vida. De repente la cuerda se rompe, se rompen las cadenas y el Yo empieza a definirse.

(nota: La energia violeta transmuta)

La ascensión

Ascender sin morir.

Y llegará una espléndida mañana en la que despertarás libre. ¿Libre de qué? Tal vez libre de miles de vidas en las que tratamos de resolver el mismo asunto, pues, aunque hagamos mucho esfuerzo en el cielo, en la carne somos cobardes, en este duro viaje del sendero espiritual. De repente despertamos una mañana, en esta vida, y está hecho. Nos levantamos antes del alba, miramos por nuestra ventana, su cristal cubierto de escarcha, y observamos a Ra mientras se eleva en el cielo. Y realmente comprendemos que este es el momento de toda la eternidad.

Soy libre. Esa libertad significa que estoy limpio.

Estoy totalmente purgado de mi Yo despedazado. He reclamado el poder de mi ser. No tengo sombras; estoy purificado.» Ese es el momento de la restauración; el momento más precioso: es una espléndida mañana. Somos libres. Ya no tendremos que esforzarnos más en otras vidas. Sentimos un gozo inefable en ese momento.

Después de eso, la línea de potencial con la que creaste lo inimaginable imaginado empieza a moverse dentro de tu vida con claridad. No hay nada que detenga aquí la manifestación de lo que creaste en el cielo. No hay motivos ulteriores. El futuro creado en el Plano Sublime ya no puede detenerse porque hemos recuperado el poder de nuestro pasado. Estamos limpios, purgados, puros y completos. Estamos en el momento, en el presente. Lo que creamos, lo que deseamos hacer llega sin esfuerzo.

La diferencia entre tú y un dios es que ellos están enteros, han definido al Yo. El tuyo está esparcido por todas partes. Ellos han definido el suyo, pero han trabajado para lograrlo.Y entonces qué sucedió? Dejaron de envejecer. La única razón por la que envejecemos es porque seguimos mandando hacia adelante el eco del pasado. Por eso cuando uno se libera de las cargas del pasado y retoma su poder, cesa la reacción del pasado.

Nunca escucharás a un maestro retractarse de su pasado. Nunca escucharás a un maestro hablar de otra entidad o creerse menos que otros. Pero por esa misma razón tienes la sensación inequívoca de son sumamente humildes. Lo son; no tienen un ego alterado. desvergonzadamente humildes, pero omnipotentes.  Y no se inmiscuyen en los asuntos del hombre, ni en los de la mujer. Ellos entenden muy bien de qué se trata  el sendero. No van a interferir en tu vida. Nadie hace eso porque, si eres Dios, tienes que pedir, sólo entonces recibes intervención o ayuda.

Es posible hacerlo todo en una existencia. Los maestros pueden disfrutar de una vida infinita, y en ese estado empieza a salir de ellos su gran obra. Y cuando se dan cuenta de que lo que han imaginado no se manifiesta al instante, entienden que dentro de su Dios-Fuente hay una fractura leve y saben con certeza lo que es. Comprenden que en algún momento o lugar han entregado su poder. Tienen que arrancarla de raíz y la encuentran. Ese es un maestro. ¿Comprendes?

El amor no está fragmentado; es total. Es infragmentable. Es la energía radiante del todo. Por eso los maestros están llenos de amor, porque están completos.

Te digo entonces que la fragmentación de Dios se encuentra en tus enemigos, y que para ti ellos son tan importantes como aquellos que amas.

Aprendimos que en el jardín de contemplación nuestros enemigos acceden a serlo porque necesitan una víctima. Aprendimos a partir de eso, que todo esto no es más que una partida gigantesca donde cada movida y cada línea cuentan. El escenario y las oportunidades cambian continuamente. Comprendemos que cuando pasamos al otro lado ya no tenemos mala voluntad contra nadie, entonces, ¿por qué deberíamos tenerla aquí? Si ese es el caso, ¿no sería esa la vida espiritual verdadera?

Entonces, ¿qué es ser una persona espiritual? Es ser el Yo totalmente, plenamente. El Yo debe ser todas las cosas y todas las personas. Si lo que queremos es ser espirituales, no deberíamos tener rencores contra nadie. Si no los tenemos en el Plano Sublime donde la manifestación es instantánea, ¿por qué insistimos en hacerlo aquí?

Segundo, deberíamos perdonar a todos porque al hacerlo nos perdonamos a nosotros mismos. Al perdonarnos nos quitamos el resentimiento y recuperamos nuestro poder. Cuando aprendemos que cada persona es nosotros, tal como somos, entonces somos espirituales, pues no hay razón para no ser en la tierra lo que somos en el cielo. Sencillamente tenemos que escoger serlo.

Puedes pasar los próximos seis meses trabajando en ese proceso hasta que un día ya no tiene importancia. Despertarás por la mañana, mirarás por esa ventana y ya no estará allí. Es la voluntad de Dios que tengamos nuestro poder. El momento en el que decidimos hacer esto es cuando comenzamos el verdadero sendero espiritual porque eso significa que aspiramos a un orden más elevado y superior para refrenar nuestro reino inferior. ¿Comprendes?

RESOLUCIÓN

(…) La resolución es entonces tomar esos momentos magníficos a tu favor y aplicarlos en las zonas donde  estás cargado, pero no se debe hacer con la lógica humana que siempre está acompañada de un motivo ulterior, como sabes. Hay que aplicarlos directamente desde el Yo espiritual que los creó en otro lugar.

Te digo que es mejor alejarse de las emociones que te desgarran y te destrozan. Es un ser más bello el que se levanta, sacude el polvo de sus rodillas y se marcha. Y puede que no posean nada al hacerlo, pero son más bellos, más ennoblecidos y más espirituales en ese momento que en el de la disputa de quién tiene la razón o quién no. Hay que ser una persona muy poderosa para hacer eso, pero esas son las acciones que nos proporcionan la cualidad definitoria de Dios.

Eso no significa que el drama de la realidad tangible no se siga representando. Continúa por un tiempo. Es entonces cuando es importante perseverar en la enseñanza de mirar la mesa y verla llena, aunque al ojo le parezca que está vacía. Perdona, perdona, perdona, perdona; libera, libera, libera, libera; permite, permite, permite, permite. Con cada acción recuperamos el poder. Recuerda, queremos que regrese todo a nosotros; y todo está encerrado en el pasado. Lo queremos todo de regreso.

Ahora, cuando tenemos resolución y decidimos trabajar en esto en nuestra vida, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? Bueno, tienes que permanecer consciente. Ahora, puedes trabajar inconsciente ocho horas al día, pero dediquemos por lo menos dos horas diarias a estar conscientes, tan conscientes y alertas que afectemos las otras ocho horas, que realmente causemos un impacto. En esos momentos conscientes debes liberar la energía de los tres primeros sellos que es el lugar donde está arraigada.

¿Cómo puedes imaginar algo inimaginable si tus pensamientos estan siempre sujetos a algún pequeño trauma emocional que tienes?

No vas a imaginar lo inimaginable si estás pensando en la comida, o si estás sentado allí sufriendo, sintiéndote arrepentido, o deseando estar en otro lugar. No hay espacio para la imaginación. No hay Dios para que suceda, así que no funcionará. Por eso es importante que hagamos esto por pura elección, porque entonces nos daremos a nosotros mismos suficiente poder para continuar la acción de lo que estamos aprendiendo.

Lo que las otras personas hagan es realmente incidental. Si has hecho lo necesario para recuperar la energía, si perdonas a alguien y él o ella no pueden soltarlo del todo, entonces la goma elástica les rebotará en la cara, ¿no es así? Y esa energía regresa a ti. Ya será entonces problema de ellos; no tiene nada que ver contigo. Y lo sabrás porque, no importa cuánto se esfuercen, no provocarán una reacción en ti, porque no hay nada que provocar. Es como si el incidente nunca hubiera pasado. ¿Comprendes?

Estás confundido en cuanto a la amistad. Hicimos amigos en el paraíso. Y los hicimos sólo porque estaban estrechamente ligados a nosotros en este viaje y nos los hemos encontrado a lo largo de nuestras vidas. Todavía nos quedan muchos más por conocer que están esperando representar su papel en el potencial que no se ha desarrollado todavía, cuando el Yo haya sido sanado. Ellos también llegarán.

En el Plano Sublime o el cielo

Y si hemos llegado aquí, nos hemos liberado de las cargas y terminamos todos nuestros asuntos, sin importar cuánto tiempo nos tome, empieza a suceder algo que debes entender y que tiene que ver con el pensar interdimensional. Esto es lo que traté de mostraros cuando os di la enseñanza de la mente dimensional. Parece que las cosas empiezan a suceder en un flujo lineal, pero en realidad están enrolladas en algo que ya hemos creado en un tiempo diferente, un tiempo que es mucho más rápido. Creamos una aventura fantástica y maravillosa para nosotros.

Los maestros saben esto porque tan pronto como están libres aquella espléndida mañana, todo empieza a activarse y ellos lo saben. Entonces su mente está despejada. Ya no tienen sombras; son prístinos. En ese estado, la mente analógica superior tiene la oportunidad de desenrollar la película de potenciales.

Ahora, es así como empieza a suceder.

A medida que te acercas a la claridad, empiezas a ver algunas señales muy obvias: un período largo de no saber de qué hablar. Bueno, tal vez ese sea el verdadero silencio ¿no es así? No hay nada de qué hablar, así que tienes que estar en silencio. Y al hacerlo, como ya no estamos regenerando el pasado, ni estamos fracturados o tratando de reparar el templo del Yo, nos volvemos poderosos y lúcidos. Eso significa que somos espirituales. Somos espirituales, somos nuestro Yo original en lugar de nuestro Yo inferior.

Entonces, de repente, comenzamos a ver apariciones. Empezamos a tener sueños lúcidos. O de pronto nos parece que de noche salimos del cuerpo muy a menudo y es como si ocurriera accidentalmente. No, nada nos sucede accidentalmente. Resolvimos algo y abrimos el espacio para nuestro plan magnífico del futuro que trazamos en el Plano Sublime. Y el fenómeno que empieza a caer en nuestro regazo procede del cielo. Y nosotros somos los dioses que lo dejamos caer justo sobre nosotros. Nosotros ideamos el plan; nos sitiamos. No está sucediendo por casualidad. Nos pertenece.

Y empezamos a inspirar la mente por medio de pensamientos. No hay ningún guía. No hay guías que sean independientes de nosotros. En otras palabras, no elegimos a alguien para que se encargara de nosotros mientras estuviéramos aquí abajo. No tenemos que hacer eso. Nosotros lo hicimos. Nosotros somos nuestro guía. Lo que sucede es que empezamos a aparecernos a nosotros mismos aquí abajo. Nosotros, como observador y participante subjetivo, activamos ese programa y estamos involucrados en él de un modo intrincado. Y dondequiera que le hacemos un lugar, el programa empieza a aparecer. Y somos nosotros quienes nos aparecemos a nosotros mismos en nuestro cuerpo radiante.

Empezamos a apoderarnos del cuerpo. Ahora el alma se ha puesto en marcha. No se han escrito aún las páginas de la maravillosa aventura que se diseñó en el cielo. Así que en nuestra vida se empiezan a dar los fenómenos. Vemos luces que danzan alrededor de nuestros rostros frente a nosotros o sobre algún objeto inanimado. Empezaremos a ver que las cosas se mueven. Es como si viéramos fantasmas a nuestro lado. Nos estamos volviendo lúcidos; nosotros lo planeamos. de repente tenemos el talento para ejecutar algo que no sabíamos que éramos capaces de hacer. ¿De dónde salió esto? del Plano Sublime. De pronto sabemos cómo hacer algo. Sentimos la urgencia de hacer algo y como por arte de magia nos llegan las oportunidades. No hay nada allí que se interponga. Y la alegría es que nos involucramos en una nueva aventura o un nuevo aspecto. Nos empiezan a suceder cosas que no vienen por azar; nosotros las colocamos ahí. Y los períodos largos y secos donde no sucede nada significan que todavía estamos fracturados. Cuando sanamos, tenemos claridad  y todo empieza a brotar.

Tu destino es ser un dios, no un hombre o una mujer; es ser un dios y ser capaz de poner en práctica lo extraordinario en el cuerpo. Lo extraordinario ocurrirá frente a ti y entonces lo experimentas. Pasarás por ello muy rápidamente y siempre en  un estado de dicha, porque fue creado en el Plano Sublime.

Entonces habremos salido de nuestra soledad y nuestra prisión hacia una zona libre en la que ya hemos trabajado porque es superconciencia. La superconciencia es la unión del todo-Dios.

¿qué más sucede? El hecho de que ya estás completo y puedes mantener esa integridad sin la tentación de caer en el pasado, permite un rejuvenecimiento del cuerpo.Vas a experimentar la verdadera regeneración porque ella también es parte de la superconciencia.

Personas poderosas

¿Alguna vez te detuviste a pensar qué quiso decir una persona cuando dijo: «Fulano es muy poderoso»? Bueno, quiso decir que esa persona tiene mucha confianza en sí mismo, tiene mucha fe. Claro que sí. Confianza total es la habilidad de tener imaginación y saberlo irrefutablemente, sin importar lo que esté sucediendo a tu alrededor. Eso es poder puro.¿Qué es una persona poderosa? Alguien que no está fracturado.

Las personas poderosas tienen personalidades magnéticas porque son profundas y fértiles en imaginación y su fe es inquebrantable. Por eso no puedes obligarlos a cambiar de parecer. Ese es un ser poderoso y eso es lo que tú necesitas ser. Necesitas ser poderoso al abordar los asuntos: «Sé que voy a vivir para siempre. Sé que soy mi cuerpo radiante», y es inamovible. Cuando tengas esa clase de poder, tu lista se incorporará inmediatamente a tu vida, porque ese es el poder que hace que se manifieste: la fe inquebrantable, firme, innegable.

Nada puede persuadirlos de que se muevan de ese centro. No importa qué les muestres o de qué forma razones con ellos, esa persona es Dios. Allí estás tratando con un Dios. Y puedes decir: «Bueno, es una idiotez. Puedo demostrarle de qué modo está equivocado». Solamente tú sabes que está equivocado; ellos no lo saben. ¿Quién va a ganar?

CAMINAR COMO UN MAESTRO

Imagina cuán devastador sería, si cada pensamiento que tuviste como ser humano durante los últimos seis meses se manifestara al instante. ¿Estarías todavía aquí? No. La evolución tiene verdaderos dispositivos de seguridad.

Ahora, lo que te he contado no es difícil de hacer. Sólo requiere de un momento de deseo apasionado en el que se elige hacerlo. Y es muy sencillo hacerlo; no requiere de mucha ceremonia. Sólo se requiere pasión y determinación. Cuando eso esté ahí, todo empezará a fluir.

¿Hasta qué punto debemos ser físicos?

No deberíamos mirar el cuerpo como el recurso de placer. Esto es muy importante. Cuando dejamos de verlo como el necesitador de placer, y vemos que el espíritu es lo único que existe, suceden cosas maravillosas. El apetito del cuerpo se normaliza. Y tal vez te des cuenta de que no tienes la propensión a  comer todo el tiempo porque estás siendo nutrido a otro nivel. ¿Comprendes eso? Y deberías alimentar al cuerpo cuando sientas hambre, darle comida.

Salud

El tiempo es la erosión del pasado hacia el presente, así que el cuerpo va a decaer.

De modo que la salud del cuerpo realmente no tiene que ver con el factor nutritivo, sino con el factor espiritual. Si la salud se tratara sólo de suplementos nutritivos, entonces Dios estaría ocupando el segundo lugar después de las vitaminas. ¿Entiendes?

Lo que necesitamos entender aquí al reparar la fractura de nuestro Dios, es que cada vez que llamamos a eso de regreso a casa y atraviesa la barrera emocional, también atraviesa los mismos aspectos del cuerpo que se degeneraron cuando aquello pasó por primera vez.

El cuerpo es un mapa perfecto de nuestra realidad. Nos muestra todos los puntos débiles, nuestros puntos lujuriosos. Nos muestra nuestra decadencia, nuestras preocupaciones, nuestros temores. Todo está almacenado emocionalmente en el cuerpo y lo está degradando. El botón está presionado.

.Cuando entonces en la mañana proclamamos que somos el Espíritu Santo y que este día elegimos vivir como un ser espiritual puro desde una posición de poder, cuando hacemos esto y empezamos a examinar las cargas, a terminar nuestros asuntos y la energía regresa a casa, esa energía también se extrae de las rodillas, de la espalda, los oídos, la nariz, los ojos, los órganos reproductores, los pies, los juanetes. Se extrae de allí porque si ya no es necesario mantener la realidad del pasado, entonces nosotros, desde una zona espiritual, sacamos la energía de esos lugares que son la razón de la mala salud. Entonces regresa al espíritu. Se purifica.

¿Qué se siente cuando la energía sale? Es algo parecido al proceso del que te hablé; el proceso físico por el que pasas. Sentirás que esas zonas te dolerán. Eso quiere decir que la energía se está separando de ellas. Es como si hubiera allí un pulpo y se procediera a extraerlo. Pues cuando somos amos de nuestro pasado, lo poseemos totalmente, incluyendo el cuerpo. Habrá dolor en esas zonas. Habrá fiebre y, cuando termine, esas zonas irradiarán salud. Ahora eso sí es salud.

Si escoges no participar en esto porque eres un cobarde, por que no estás listo para contemplar tu vida, no estás listo para perdonar ni para olvidar porque gran parte de tu experiencia diaria está concentrada en considerarte una víctima, si eres cobarde y no quieres contemplar, entonces toma vitaminas, haz mucho ejercicio. Y no pierdas el ritmo porque si no nunca conseguirás los nutrientes. La mala noticia es que las vitaminas o el ejercicio no posponen el envejecimiento ni la muerte. Ellos son inevitables porque esa es la ley. Así es como funciona.

El cuidado de uno mismo debería consistir en un espíritu limpio y radiante, tan puro e incorruptible que desde su posición irradie poder verdadero. Eso es salud. El cuerpo empezará a ajustarse como un dios. Recuerda que nosotros somos los que dictamos la ley. El cuerpo no es más grande que nosotros. Es sólo que somos demasiado cobardes para ser su ideal y le colocamos nuestras miserias, quejas y nuestra mezquindad

De modo que hay que cuidar del cuerpo, pero con el entendimiento de que él va a ser tu vehículo.

Este es el cuerpo con el que vas a ascender. Entonces, ¿qué tienes que cambiar? Mucho, y todo se reduce a la actitud. Todo es actitud. Cuando la actitud se cambia, viene la sanación.

Cuando ya no estás fracturado, los ojos empiezan a sanar y puedes ver otra vez. Cuando uno ve con claridad desde el espíritu, los ojos ven claramente. Cuando renuncias a esa ruptura del temor de la  inseguridad, empezarás a oír como nunca antes lo habías hecho. Ese es el poder de la alquimia con la que cambiamos el metal base por el espíritu. Y es fácil, todo lo que tenemos que decir es «elijo hacerlo y lo voy a cumplir». ¿Comprendes?

Surge entonces la pregunta: «¿Debo hacerlo o no?». Debes ser espiritual, el núcleo de Dios que recupera  su poder. También debes entender que el cuerpo es una pieza moldeada, y está diseñado para ser moldeado sobre la base de una actitud. Está diseñado para albergar la actitud. De modo que una prueba explícita es que si no pudiste aguantar un arduo día de caminar y marchar en el campo, entonces tienes que cambiar ciertas actitudes. Eres demasiado el cuerpo y no suficientemente el poder del espíritu.

El ejercicio es marcha. Levántate en la mañana y da una caminata reconfortante afuera en una mañana brumosa, inhala el aire, ve hasta lo más profundo del bosque y regresa. Esa es una marcha. También es espiritualmente rejuvenecedora porque se está en contacto con la naturaleza. Y si debemos empezar nuestro día como seres naturales, entonces hagámoslo. Si eso te parece horrible, entonces empieza tu día como un  ser espiritual en la cama. ¿Comprendes?

El cuerpo nunca debió haber sido la excusa para no hacer el trabajo. Y en todo caso, ya tendrías que haber hecho algunos cambios para poder ejecutar el trabajo, pues recuerda que estás aquí porque así lo elegiste. Tu elección es ser una persona espiritual. Le has entregado tu poder a la comida; vives para ella, piensas en ella. Se lo has entregado al letargo; prefieres no hacer nada a hacer algo. Le has entregado el poder a tu cuerpo. O eres lo contrario. Le has entregado tu poder al cuerpo a tal grado que no eres espiritual, pero luces muy bien. No hay nadie en casa, pero la casa se ve muy bien.

Cuando se mueve la energía de los tres primeros sellos hasta el cuarto centro, el lugar santo, se incrementa el metabolismo, porque es un movimiento de energía hacia arriba. Y más importante, cuando impulsamos energía al cerebro, afectamos sellos decisivos allí que están conectados, como has aprendido, a glándulas que son centros claves para activar hormonas. Y esas hormonas que se activan producen una cascada hacia abajo por todo el cuerpo.

Ahora, si no subimos la energía hasta el cerebro, esos centros, esas glándulas, empiezan lentamente a cerrarse. Y muy rápidamente entonces, estaremos viviendo únicamente de las glándulas que se encuentran alrededor de los tres primeros centros. De eso estamos viviendo porque a eso se reduce todo. La personalidad está basada en esos tres sellos. Ellos son su fuente de alimentación.

Cuando nos volvemos espirituales, movemos la energía y empezamos a activar el cerebro y el cuarto centro. Dentro de nuestro pecho y nuestra cabeza se inicia un fuego incontenible. Y una vez que la energía  está allí y regresa una y otra vez a reconstruir y redefínir el Yo, irradia un poder descomunal. Esa energía es la que activa las hormonas de la eterna juventud. Cuando empezamos a activar el cerebro y el cuarto centro, incrementamos todo en el cuerpo; es un flujo natural.

El cuerpo cambiará a medida que seamos menos humanos y más espirituales. Cuanto menos nos preocupemos por la dinámica del cuerpo, por lo que va o no va a comer, y más nos enfoquemos en ser espirituales, más se cambiará la dinámica energética del cuerpo. Ese es el flujo natural.

El asunto del dinero

Esto trae a colación el asunto del dinero. Muchos de vosotros deseáis una riqueza fabulosa, pero no  aportáis nada a cambio para que suceda. Quieres riqueza ilimitada, pero regateas con los demás. Eres el más tacaño de todos. ¿En qué punto son compatibles la tacañería y lo ilimitado? No lo son. Regresemos al Plano Sublime, al área de contemplación donde trazamos los potenciales de la línea de la vida. Allí el dinero no es un problema, pero aquí claramente lo es, y la persona sabia entiende  eso.

En este potencial de vida no aparece la riqueza hasta que hayamos solucionado el asunto de las cargas.

Y tal vez algunas de esas cargas tienen todo que ver con este asunto. Por ejemplo, pensamos que para llegar a  la cima del éxito es necesario manipular el dinero. Y eso estaría incluido en la lista de cargas por resolver. Pero atraemos el oro del alquimista únicamente cuando terminamos el programa. Una vez terminado, vamos a tenerlo porque está limpio. Es energía limpia.

Es un poder que abrirá la puerta para que se presenten sucesos extraordinarios, porque libera totalmente la parte física de la necesidad de supervivencia y no permite que el espíritu recaiga en los tres primeros sellos, esa condición animal de la competencia despiadada, de supervivientes, de linderos, la mentalidad del rebaño.

Pero entonces imagina esto: si en ese lugar tenemos todo lo que deseamos al instante, realmente no nos costó nada imaginarlo porque esa es nuestra naturaleza, y nuestra naturaleza es tener cualidades imaginativas ilimitadas. Esa es nuestra naturaleza, nuestra personalidad; Se supone que es lo que debemos hacer. Y allí en el Plano Sublime o en el cielo, dondequiera que elijamos ir o podamos ir, se nos presenta lnstantáneamente. Entonces lo que realmente es de valor no es el oro, sino nuestra cualidad imaginativa, ser capaces de crear imágenes adecuadamente.

De modo que ella llega a través del reino de los cielos. Es un regalo del espíritu. En otras palabras, nos lo regalamos a nosotros mismos en otro lugar. Allí nos encargamos de que todo saliera bien aquí, siempre y cuando hiciéramos el avance de resolver los asuntos sin terminar y de tener resolución, porque es peligroso recibir todo cuando se tiene una vida incompleta, cuando se está en medio del dolor emocional y el sufrimiento. Eso sólo complica las cosas, no las facilita.

Como sabes, todo el dinero del mundo no va a remediar tu vida de víctima. Nunca ha sido así, ni lo será. Ni todo el dinero del mundo te va a liberar del pasado; más bien lo va a intensificar. Aquí es donde entramos nosotros. Cuando hemos aprendido a pisar por el sendero espiritual a diario ejecutando nuestros deberes como seres espirituales, se nos otorga la libertad noble de sostener los sueños. Esa es la naturaleza del espíritu. Y a medida que día a día damos un paso tras otro, la huella que dejamos atrás se disolverá y regresará a nosotros y nuestro campo radiante aumentará de tamaño. Y cada día nuestra vida prospera, nuestra salud mejora, cada día rejuvenecemos en lugar de envejecer. Todas las buenas obras que hacemos se van amontonando y un día nos damos cuenta de que nuestros pensamientos comunes ya no están basados en lo que se llama la neocorteza o los tres primeros sellos; son pensamientos arraigados en el templo interior. Empezamos a pensar como dioses por medio de crear imágenes. Y cada día tenemos el poder de hacer que esos pensamientos se cumplan. Entonces nuestro desempeño diario ya no tiene una etiqueta con un precio. Se trata entonces de ser Dios, que lo es todo, porque cuando hayamos logrado esto tenemos poder y autoridad sobre todas las riquezas y fortunas, es algo insignificante.

Relaciones Sexuales

¿Cómo encaja la sexualidad en todo esto? Bien. Para ti este asunto es tan importante como el asunto del dinero. Pero yo te digo que cuando te liberes de la decadencia, entenderás que el acto sexual es realmente la representación de una unión de Dios con el Yo y su opuesto, que lucha por ser neutral, ser total, completo. Entonces es un acto muy sagrado. Ha sido humillado, destruido, degradado en la plaza del mercado. Ha afectado incluso a inocentes. Es un acto sagrado y santo. ¿Hay algo de bueno o malo en ello? No. Hay sólo actitud.

Si recordamos que el cuerpo se convierte en el templo del Dios viviente, y escogemos ser ese Dios viviente, entonces depende también de nosotros decidir quién entra en él. No debería ser sencillamente porque somos como animales y estamos en celo. Esa es una mala excusa.

Si se da y se ejecuta en un estado de amor espiritual puro, se abren todos los sellos y la energía puede hacer su recorrido desde arriba hasta abajo del todo, lo que produce una sensación orgásmica tremenda que va hasta el cerebro y explota en la cabeza. Es la experiencia del Kundalini en acción.

Cuando somos espirituales entendemos esto así como entendemos el valor sagrado del templo, el valor sagrado del semen y de la energía que no siempre debe salir, sino subir hasta el cerebro. Nosotros  entendemos esto. A ti aún te hace falta entenderlo. Empleas tu sexualidad —lo has hecho en el pasado como ser humano— para conseguir lo que quieres, especialmente las mujeres. Y ellas lo usan porque los hombres son débiles en esa zona. Lo único que saben es que se supone que tienen que impregnar el mundo, pero ese es el instinto animal que reúne las vacas y copula con todas. Ellos creen que ese es su derecho. Solamente los animales piensan así.

Ahora, no existe lo bueno ni lo malo, pero hay una diferencia y una cualidad en hacer el amor como un ser espiritual y no como un ser carnal. Es entonces cuando la energía empieza a golpear la cabeza y a hacer  cosas maravillosas. De otro modo, no sucederá. El orgasmo sólo es orgásmico en los tres primeros sellos.

Ahora, puedes disentir, pero sólo vas a disentir desde la perspectiva humana. Puedes decir: «El sexo es para que lo experimentemos; podemos acostarnos con el mundo entero. Es así de sencillo». Entonces que esa sea tu verdad. Yo te estoy diciendo las cosas como son.

¿Qué hay de la vida espiritual en los roles de los amantes? ¿Qué deben o no deben hacer? Eso se explica por sí mismo, ¿no es verdad? Cuando tenemos la fortuna de gravitar hacia esta zona, vamos a magnetizar seres que son semejantes a nosotros, cuya energía yace en el mismo lugar, cuyo viaje es el mismo viaje. Y nos vamos a enamorar porque en esa unión perfecta no existe la carencia. Allí no hay nada que crear; ya ha sido creado. Ese es un pegamento cósmico. Esa unión es pegamento cósmico y es hermosa. Es Dios-dador.  Ambos son dadores. Por esa razón reciben en abundancia y es algo sublime. ¿Hay amantes que han sido maestros? Los ha habido por cientos de miles de años. ¿Hay otros maestros que no tienen amantes? Los ha habido por cientos de miles de años.

Queremos amar lo que somos. Si somos el humano vil, malcriado y mordido por nuestro pasado y debilitado por sus tragedias, inmediatamente tratamos de cambiar y manipular a la persona que está frente a nosotros para que siga por el mismo camino y regrese a nuestro antiguo sendero. El amor espiritual es de un orden diferente. No es así. En nuestra vida no queremos un amor que esté atrapado en el ayer porque entonces no será amor; será carencia. Si nos empecinamos en volver al pasado no nos llegará el futuro fabuloso en nuestro presente porque cada vez que lo hacemos dejamos a ese amor rezagado. Nosotros lo dejamos; él no nos deja a nosotros porque el amor es la constante.

Cuando encontramos entidades así —y las vas a encontrar— su relación es de sanación y sustento; tienes una entidad que no señala con el dedo acusador, que no se lamenta, que no te responsabiliza de su felicidad. Has creado exactamente lo que eres porque esos son todos los elementos que tú eres. Por eso sois tan hermosos juntos; sois tan semejantes. ¿No es eso algo estimulante? ¿Podrías llegar a concebir eso, gozar de un amante que no tenga problemas? Esa es entonces una verdadera relación espiritual, porque para el espíritu no existen los problemas; sólo las oportunidades. ¿Comprendes?

Un pequeño comentario al margen sobre las personas que usan la palabra «amor». La mayoría de los que  la usan no saben lo que significa. Así que lo que realmente están diciendo es «te necesito». Pero se ha abusado del amor a menudo. Ha habido personas que han abusado de su terminología para esclavizar y  tender trampas. Y de algún modo, cuando le dices a alguien «te amo», piensas que la persona tiene que bajar la guardia. Eso no es amor.

Con frecuencia, cuando las relaciones se interrumpen, se parten o se hacen astillas, normalmente lo hace el que quiere aferrarse. Y aferrarse no justifica la relación. Todo se ha convertido en un hábito, una dependencia, si quieres, una relación de co-dependencia. No tiene nada que ver con el amor, sino con el control y la necesidad. Y si alguien te dice: «Pero yo te amo, ¿cómo puede ser esto?», pues bien, si fuera totalmente sincero, nunca habría sucedido nada. Y el hecho de que alguien diga que te ama no indica necesariamente que deberías cambiar el curso de tu vida para someterte al amor, porque es más  bien una necesidad o hábito del otro para restablecer el control, y para lograrlo usan esa expresión.

La persona real y genuina aparecerá en el camino. Y cuando lo haga, no estará sumido en ninguno de esos juegos. No habrá territorios definidos ni barreras protectoras. Será una fusión armoniosa de los dos en uno. Es algo hermoso y sucede de un modo natural. No hay que trabajar para lograrlo; ya está aquí y es tan dulce… Esa es la persona genuina.

Y no es cierto que haya que esforzarse en las relaciones. Las que se hacen en el cielo no necesitan de tu esfuerzo. ¿Comprendes?

Que así sea.

ENTRETENIMIENTO

¿Necesita el espíritu  del entretenimiento? ¿Lo necesita el cuerpo? Siempre, siempre.

Hoy por hoy, la mayor parte del  entretenimiento no está orientada hacia el espíritu. Lo que es y será comerciable es aquello que le llama la atención a la naturaleza baja de los seres humanos.

Entonces, en una época, no era que el espíritu necesitara entretenimiento, sino que necesitaba que hicieran vibrar su corazón. Y en aquellos tiempos antiguos, ese trabajo lo ejecutaban esos grandes compositores. Ellos sabían cómo restaurar el alma. Sabían cómo sosegar el cuerpo y cómo liberar el espíritu. Promovían —y así fue en verdad— un sendero individual de soñar en el reino celestial. Eso era algo natural; no era entretenimiento. Hoy en día lo es.

Cuando entendemos que el entretenimiento es la realidad, entonces te aconsejaría, mi amada entidad, que no veas lo que no estés dispuesto a experimentar.

Se te puede seducir en los tres primeros sellos y dejarte atrapado allí.

Se hace por medio de tu invitación. Y muchos de los problemas de tu vida se pueden adjudicar al entretenimiento, lo has invitado a tu vida. Pero no seas su víctima; tú elegiste que te entretuvieran. ¿Comprendes? Así es como funciona.

Alcohol

Ahora, dejar caer el velo* mediante el alcohol. Será mejor que estés en un lugar realmente limpio cuando quieras dejar caer el velo.

* Dejar caer el velo es el término que Ramtha usa para describir el efecto que producen las bebidas alcohólicas en el cerebro. Durante este proceso la red neuronal de la personalidad se inmoviliza e hipnotiza, permitiendo nuevos conceptos y formas de pensamiento.

Yo te diría que no dejes caer los velos en lugares públicos, porque en esos espacios están los niveles de aquellos de los cuales no hemos hablado aún, es decir, los que no lograron llegar al Plano Sublime. ¿Y dónde están ellos? En infrarrojo.3  ¿Y por qué están todavía allí? Porque todavía desean lo que hay allí. Entonces, ¿quiénes son esas personas? Bien. Imagina nada más el lugar donde se encuentran. Tenemos que comprender que ellos son «devoradores» que se alimentan de tu experiencia, puesto que ellos no pueden interactuar en este mundo. ¿Ves? No tienen un cuerpo con el cual crear la realidad, así que ésta se detiene y todo lo que hacen es atormentar cualquier forma humana que se encuentre aquí. Ellos habitan en los lugares públicos y se quedaron allí por una razón: estaban atrapados en un modo de vida (una manera de vivir).

Si pudieras ver lo que yo veo en tus lugares de diversión, nunca irías allí porque no estás listo para ir. Puedes hacerlo cuando seas un maestro desarrollado, puesto que podrás ver lo que espera en el portal antes de que entres en el edificio. Podrás ver quién está en el edificio. Los ves colgados de los árboles o de las líneas de alta tensión. Se dan codazos para obtener un buen lugar; el mejor lugar, tal como lo hicieron en vida. Y andan en manadas. Te caen como garrapatas que caen desde los árboles sobre la espalda del ciervo; es algo asqueroso. Son criaturas de aspecto miserable y te caen encima cuando entras. Y cuando dejas caer el velo se alimentan de ti y te harán ejecutar actos que nunca antes habías pensado realizar, pero que frecuentemente conducen al desmoronamiento de la propia vida de uno. Pero, ¿cómo podemos culparlos si fuimos nosotros quienes los invitamos?

Está bien tomar vino u otras bebidas alcohólicas, pero quiero que sepas que te vuelves vulnerable.  Y escoge con sabiduría la compañía con la que vas a beber. Y nunca bebas hasta el punto de perder la capacidad de razonar porque cuando lo haces, te has excedido y estás matando tu cerebro.

Drogas

Por otro lado, las drogas se producen para emular estimulantes alucinógenos o para que se agrupen de tal modo que distorsionen químicamente la actividad neuronal. Las drogas son lo peor de todo porque destruyen el cerebro.

Algunas personas ven esto como un estilo de vida. Si aquí se ve como un estilo de vida, después de la muerte realmente lo será. Tenemos que cambiarlo.

Ahora, todavía puedes hacer lo que quieras. Y si lo haces, no estarás ni equivocado ni en lo correcto; es una elección, la misma que se hace cuando deseamos ser espirituales.

EPÍLOGO

La mayor parte de los seres no saben qué sucedió con su felicidad. Sólo saben que un día —no recuerdan cuál— simplemente despareció. Es como si de algún modo la niñez hubiera llegado a su fin.

¿Sabes una cosa? Cuando obtienes aquello que tanto deseas, muy pronto pierde su brillo. ¿Cómo sigues entonces alimentando ese hábito? De esa misma manera, los seres humanos se dedican a las relaciones, a la comida o a los vicios. La pregunta es: ¿cuándo quedas satisfecho? Pues bien, nunca tendrás suficiente porque en realidad esa no es la solución.

El regalo más grande que damos es nuestra energía y cuando lo hacemos conscientes de ello, damos en nombre del amor. Bien, hemos amado nuestras cargas y yugos hasta darles vida, ¿no es así? De modo que quiero decirte, mi amado maestro, esa levedad que sientes, ¿no la puedes usar como talismán y   preguntarte: «¿Por qué me siento tan pesado hoy?» «¿Por qué me siento pesado?» No tiene nada que ver con una indigestión. «¿Por qué me siento pesado hoy?» Bueno, simplemente mira hacia atrás, observa en qué punto te fragmentaste. Eso te mostrará dónde está. Y puede ser algo tan sencillo como ser deshonesto. Eso fragmentará la energía y hará que el velo o la carga regrese. Ahora, ¿no te alegras de saber eso?

La Presencia Mágica

Te digo que mientras más y más practiques esto, más y más liviano te volverás. Y esa levedad permite que tu caja torácica se expanda ampliamente y que aspires con profundidad esa bocanada de aire, lo que indica que una gran cantidad de energía regresa a casa. Esa levedad del ser provoca lo que llamamos la presencia mágica.

Ahora, esto es realmente importante. En el Dios-Fuente no existe el tiempo. El tiempo se vuelve accionable por medio de energía y conciencia divididas. Cuando disolvemos el ayer y nos encontramos en un momento espléndido, aquí mismo, todos nuestros potenciales caerán sobre ese presente porque, mira, fueron creados en una presencia idéntica a ellos en Planos Sublimes superiores. ¿Comprendes? Ahora, la presencia mágica  es la que se puede lograr al enfocarte en el Vacío y abolir la identidad del pasado. Eso significa enfocarte sin personas, lugares, cosas, tiempos y eventos; éstos anulan absolutamente un lugar tranquilo y silencioso dentro de ti. Y si podemos mantener esta presencia mágica, es allí donde se presenta todo lo inimaginable que es grandioso y maravilloso.

Es la presencia mágica que puedes lograr con la mente analógica en el campo. Te sales de la presencia mágica cuando te asombras del hecho de haber podido lograrlo. Entonces te quedas inmerso en el asombro. ¿Comprendes eso? En medio de la presencia mágica se presenta la regeneración completa y total; en la presencia mágica todo el tiempo es ahora. ¿Comprendes?

Si dos días después el pasado se planta delante de tu cara, ¿que vas a hacer? Si empiezas a notar la actitud, ¿qué vas a hacer? Puedes ir al Vacío; enfócate en él sin personas, lugares, cosas, tiempos y eventos,  y aparecerá el momento mágico que disuelve todas esas energías.

O coloca la actitud allí y enfócate en ella sin personas, sin que esté en ningún lugar, sin que tenga que ver con ninguna cosa o ningún evento y observa si se puede sostener. No podrá hacerlo.

Ahora tienes una herramienta, si no la utilizas, entonces habrás elegido seguir tu propio camino, y no hay nada de malo en ello.

Tienes que comprender que el sendero del maestro no es difícil. Lo que es duro es comenzar. Es algo así como esas máquinas de combustión interna que enciendes tirando de una cuerda.

 La parte más difícil es el comienzo, porque cuando llegues a la presencia mágica y todo empiece a volverse mágico —y si estás bien consciente permanecerás en ese estado— todo caerá del cielo. Todo, todas las cosas maravillosas y abundantes que tu Dios preparó para ti. Y no es difícil.

El sendero del maestro es conquistarse a sí mismo y cuidarse siempre de la intrusión de una red neuronal con la cual creció y vivió toda una vida.

+info

Vida después de la muerte

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a RAMTHA El Plano Sublime (el cielo) [Extracto]

  1. Pingback: RAMTHA Reencarnación | ETnoesmiamigo

  2. SamBell02 dijo:

    La noche oscura del alma

    Ahora, la noche oscura del alma llega cuando finalmente asumimos la responsabilidad de nuestras acciones.

    Entonces la noche oscura del alma se presenta cuando la energía pasa velozmente a través del cuerpo emocional. En otras palabras, anteriormente había sido enviada a través del cuerpo emocional en forma de sentimiento, para crear. De modo que ahora regresa a casa y hace impacto en el mismo sentimiento. La energía se purifica solamente al regresar al reino físico del cuerpo emocional.

    Ley del Círculo

    Cada individuo es responsable de toda la preciosa energía Vital que ha usado desde siempre, y, según la Ley del Círculo, todas las causas que dicho individuo ha fomentado durante incontables eones de tiempo TIENEN QUE REGRESAR A AQUEL que es su creador a fin de ser SUBLIMADAS mediante el Amor y la Misericordia Divinas. Así es como tiene que ser para que el retroceso de esta energía no se experimente como dolor o sufrimiento en ésta u otra encarnación, o en experiencias angustiosas entre encarnaciones.

    Nunca hay confusión en el retorno de la energía de nadie. Cada onda retornante sabe, sin falta, quién fue su generador. LA LEY COSMICA ES EXACTA. En el momento en que la energía retornante toca el aura de su creador, se sedimenta y comienza a germinar semillas que producirán una COSECHA de acuerdo con su naturaleza. Si la energía saliente (pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, así como reacciones) es armónica y amable, el regreso al individuo será paz y abundancia. Si por el contrario, la energía saliente tenía una naturaleza discordante o perjudicial, entonces la cosecha para el individuo será amarga y dolorosa. Jesús no estaba haciendo ninguna broma cuando dijo: “Así como sembráis, así cosechareis”.

    La humanidad se ha olvidado de que, aún a pesar de haber caído de su Estado Divino ellos nunca han sido despojados del PODER CREATIVO contenido en sus pensamientos, sentimientos, palabras habladas y acciones.

    No han caído en la cuenta de que SON ELLOS MISMOS QUIENES HAN CREADO CADA EXPERIENCIA en sus mundos, ambas buenas y malas. Los estudiantes del Nuevo Día, sin embargo, están aprendiendo que ellos también tienen el poder de transmutar, mediante el Fuego Violeta de Amor transmutador, todas las experiencias infelices que hacen incómodas sus vidas.

    Las personas han vivido, amado y odiado siglo tras siglo, vida tras vida; y el Maestro Jesús ha dicho que el hombre es responsable de cada “punto y coma” de energía que alguna vez haya usado.

    Para liberarse de los errores de pensamiento, sentimiento, palabra y acción durante siglos sin fin, todas las personas vienen al lugar en el cual caen en cuenta que tienen que HACER SAGRADAS (sacrificar, purificar), mediante la Llama en sus Corazones, todas las energías que han usado mal en todas las encarnaciones por las que han pasado. Cuando se llega a un entendimiento de esto, se convierte en un gozo porque se ha centrado uno en este Fuego de Purificación, y toda la energía que regresa a uno es santificada al recibirla y cubrirla de FUEGO VIOLETA, devolviéndola a su Cuerpo Causal como poder adicional.

    La Llama Violeta Transmutadora de Amor, Misericordia, Compasión y Perdón es una HERRAMIENTA que nos da una ayuda formidable a la hora de redimir la energía propia. Es mediante la Llama Violeta que uno puede purificar las malformaciones propias. ¡Úsenla vigorosa y gozosamente! Primero, pongan su propio mundo en orden; PERDONEN Y EQUILIBREN sus energías hacia toda la Vida antes de usarla. Jesús dijo: “Perdónanos nuestras ofensas ASI COMO (de igual manera) nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Se le hará a uno lo mismo que uno le haga a otros, y la eficacia en el uso de esta Llama Violeta Transmutadora de Misericordia radica en tomarse el tiempo para CONVERTIRSE en la Llama de la Misericordia, primero en sentimiento y en PENSAMIENTO HACIA TODA LA VIDA. Deben dar primero lo que desean para otros, antes de poder recibirlo uno mismo. Desean ser libres, sobre todo aquellos de ustedes que han sufrido dolores físicos y confusión mental. Si pudieran REALMENTE PERDONAR A TODO LO QUE VIVE y entonces usar esta Llama serían LIBRES EN MENOS DE UNA HORA.

    Resulta una verdad muy consoladora y útil saber que EL PODER DE DIOS por ese mal uso de Sus energías está SIEMPRE disponible para AQUELLOS QUE LO DESEAN. Eso de la “condenación eterna” (que proponía enfatizar el miedo, la superstición y la obediencia ciega a conceptos humanos) ¡NO ES VERDAD! Si unos padres realmente comprensivos están lejos de no perdonar a sus hijos por un error, ¡mucho menos podría un Dios de Misericordia negarles el Perdón y absolución a sus Hijos por sus errores! No importa cual sea el pecado, no importa cual haya sido el error pasado, o las causas y núcleos de impureza e imperfección que se han establecido en los cuerpos internos, EXISTE UNA MANERA CONSCIENTE de transmutar y sublimar dichos errores mediante la Misericordia de Dios, y mediante el uso diario de la Llama Violeta de la Misericordia, la cual es el Servicio Prescrito del Séptimo Rayo bajo la dirección del Amado Maestro Ascendido Saint Germain.

    Cuando el hombre llega a la comprensión de que su propio mal uso de la energía es lo que ha causado toda la angustia y limitación que experimenta, está listo para la instrucción sobre el uso del Fuego Sagrado de la Transmutación, la Llama Violeta. Mientras no se llegue a este punto, cada individuo es, o rebelde contra Dios y las circunstancias, o sumiso a las condiciones, sintiendo que estas experiencias infelices son la VOLUNTAD DE DIOS (lo cual, por supuesto, es una falacia) ya que ¡la Voluntad de Dios es sólo EL BIEN! Cuando la conciencia del hombre se ilumine sobre el hecho de que él, él mismo, es el creador de toda su angustia, entonces se le puede dar una gran ayuda para que pueda disolver la causa y núcleo de toda limitación, y él conocerá LA MAESTRIA PERSONAL sobre la energía y vibración.

    La humanidad, en su gran mayoría, ha sido misericordiosamente resguardada de saber lo que ellos han hecho con la bella energía de Dios (su propia Vida) y con sus originalmente bellos cuerpos mental, emocional, etérico y físico; y no han entendido todavía que toda angustia, incluyendo la llamada “muerte”, YACE EN EL PROPIO USO PASADO Y ACTUAL DE ESTA ENERGIA DE DIOS. Cuando se llega a entender que la LEY DEL CIRCULO (causa y efecto) ES INEXORABLE, cada uno entonces comienza a desear HACER LAS COSAS BIEN.

    EL PERDON DE DIOS es más que una frase. Es una CIENCIA DE LA ALQUIMIA DIVINA.

    La energía obedece a los pensamientos, sentimientos, palabra hablada y acciones del hombre, y el aura de cada uno está llena de esa energía particularmente calificada que ESA PERSONA ha puesto allí durante todas las centurias en que ha vivido.

    LA LEY DEL PERDON

    El estudiante debe, para comenzar, invocar la Presencia “I AM” (Yo soy) y, entonces, a uno o más Seres Divinos del Séptimo Rayo (que es el rayo de la Misericordia y del Perdón), y pedir la transmutación de todas las imperfecciones, conocidas o desconocidas, en la perfección de alguna Cualidad o Virtud Divina.

    Cuando un individuo invoca la LEY DEL PERDON y usa el FUEGO VIOLETA, se conecta con la ya calificada energía de LA PRESENCIA “I AM” (Yo soy) UNIVERSAL así como con los Seres Divinos que han preparado dicho poder sublimador para una ocasión como esa. ACEPTEN ese poder de este Fuego Violeta para efectivamente TRANSMUTAR Y ELEVAR las energías de los cuerpos inferiores (mental, emocional, etérico y físico) y, mediante esfuerzos constantes, los resultados le PROBARAN a la conciencia externa la eficacia de este Fuego Violeta para transmutar, de forma indolora y armónica, esta energía que, de otra manera, resultaría ser de lo más angustiosa.

    Jesús estaba bien familiarizado con la GRACIA del Perdón y con el Fuego Violeta. Él decía a menudo: “Tus pecados te son perdonados” y según el grado de ACEPTACION de dicho perdón, así mismo lo experimentarían en sus cuerpos físicos externos aquellos que le solicitaran que se les aliviara de la angustia.

    El conocimiento de la presencia del Fuego Violeta, Su uso y el sentimiento de aceptación de Su eficacia, son de una importancia extrema para el estudiante diligente. Aunque, afortunadamente, los individuos no recuerdan todas las diversas actividades en las cuales se ocuparon a través de las edades, LA ENERGIA SI RECUERDA y permanece calificada por su creador original hasta que sea conscientemente transmutada en perfección.

    El reino humano, los pájaros, el reino de la naturaleza y el reino animal están todos unidos por innumerables conexiones (vínculos kármicos), creadas a través de eones de asociación.

    La manera más segura de liberar al alma de los grilletes de asociaciones indeseables (la mayoría de las cuales ni siquiera son del conocimiento de la conciencia exterior) es la de, sincera y profundamente, invocar la Ley del Perdón para toda esa energía mal calificada, desde el presente para atrás hasta el tiempo de la individualización personal, y pedirle a los Ángeles del Fuego Violeta que asistan a todo aquél que verdaderamente QUIERE PERDONAR, y, entonces, realmente ACEPTAR el perdón. De esta manera, la Ley del Círculo se puede convertir en una EXPERIENCIA FELIZ, cuando el estudiante crea y envía SOLO CAUSAS CONSTRUCTIVAS, cosechando subsecuentemente sólo EFECTOS FELICES.

    Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida [Extracto]

    Me gusta

  3. SamBell02 dijo:

    Transmutación

    Nunca podremos suprimir los recuerdos de quiénes fuimos; lo que tenemos que hacer es transmutar la energía de lo que fuimos.

    Tenemos que sacar esa energía de la red neuronal que día tras día repite las circunstancias del pasado puesto que está aquí arriba (cerebro). Son conexiones fijas y esas conexiones toman el poder y lo distribuyen para mantener intacto lo que dictó el pasado.

    Transmutar el pasado significa eliminar la condición de víctima, eliminar la envidia, los celos, el odio, la malicia, eliminar todos aquellos aspectos que tanto degradan al Yo espiritual, que literalmente lo despojan de su hermoso poder y mantienen vivos los demonios de nuestra propia mente.

    El Cuerpo Etérico (llamado a veces el “alma”) ha grabado todas las experiencias de la corriente de vida desde que se dio la individualización. Recibe desde el cuerpo mental aquellas ideas que han sido potenciadas por el mundo del sentimiento. Antes de que los pensamientos y los sentimientos puedan manifestarse en el mundo de las apariencias físicas, han de ser cernidos a través del cuerpo etérico. En vista de que el cuerpo etérico mantiene todas las grabaciones (buenas y malas) dentro de sí, es de una importancia primordial que todos los errores de la corriente de vida grabados allí sean transmutados mediante la Llama Violeta.

    Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida [Extracto]

    Me gusta

  4. Pingback: Musica y Espiritualidad | Laberinto 2.0

  5. SamBell02 dijo:

    [Canalización Casiopeos]

    P: (L) Esta noche quisiera hacer unas preguntas acerca de la 5ª densidad. ¿Cómo funciona la “línea divisoria” entre las cuatro densidades físicas y la 5ª?
    R: Zona de reciclaje, uno debe tener contacto directo y en perfecto equilibrio con aquéllos en la 6ª densidad para satisfacer la necesidad de la fase de contemplación/aprendizaje, mientras se está entre encarnaciones de densidades 1 a 4.
    P: (L) Cuando una persona termina todas sus experiencias de la 1ª hasta la 4ª densidad, ¿permanecen un tiempo en la 5ª antes de pasar a la 6ª?
    R: Sí.
    P: (L) Cuando uno muere en la 3ª y va a la 5ª, ¿atraviesa o ve la 4ª?
    R: No.
    P: (L) Cuando uno está en la 5ª densidad, ¿ser un guía forma parte de su servicio? ¿Hay dos tipos de seres en la 5ª: aquéllos que están allí para el reciclaje, y aquéllos cuyo nivel simplemente ES ese? [Había oído hablar de muchas enseñanzas diferentes en ese sentido, que los muertos podían escoger ser “guías” o algo así. Estaba un poco confundida acerca de cómo funcionaba todo eso.]
    R: No. Todos son como uno en entendimiento atemporal de todo lo que es.
    P: (L) Si en la 5ª densidad una persona tiene un entendimiento atemporal, ¿qué es lo que en ella determina que “se reciclará”, en oposición a que pase de la 5ª a la 6ª?
    R: Contemplación revela destino necesario.
    P: (L) Entonces, al estar en unión con otros seres en la 5ª, uno llega a algún tipo de comprensión acerca de sus lecciones…
    R: Equilibrado. Y esto, querida, es otro ejemplo de la gravedad como el unificador de toda la creación… “¡El Gran Ecualizador!”
    P: (L) En esta imagen en mi mente, el ciclo se mueve hacia fuera en dispersión, comienza a acrecentarse y a regresar al origen. ¿Es correcto?
    R: Casi.
    P: (L) ¿Se trata esto, de hecho, de que exactamente la mitad de todo lo que existe se dirige hacia el desequilibrio, mientras que la otra mitad se dirige hacia el equilibrio?
    R: Casi.
    P: ¿Todo el cosmos? ¿Todo lo que existe?
    R: Sí.
    P: (L) ¿Es posible que un área del cosmos tenga más energía de la que busca el equilibrio, mientras que otra tiene más de la que busca el desequilibrio?
    R: ¡Vaya que sí!
    P: (L) ¿Es la Tierra una de esas áreas que está más desequilibrada que equilibrada en este momento?
    R: Sí, pero está regresando rápidamente al equilibrio.
    P: (L) ¿Es la Frontera del Reino parte de este movimiento hacia el equilibrio?
    R: Sí.

    https://es.cassiopaea.org/2011/07/05/la-onda-capitulo-6-psicologia-animal-o-%e2%80%9caquello-que-era-a-sera-a-aquello-que-era-no-a-sera-no-a-todo-era-y-sera-a-o-no-a%e2%80%9d/

    Me gusta

  6. Pingback: #R Consumo de drogas y la ascensión | La Salida del Laberinto 2.0

Los comentarios están cerrados.