Otra visión de “los reptilianos” – Barbara Marciniak

La cultura  sumeria  fue gobernada  por quienes vinieron de las estrellas —los ancestros reptiles de las estrellas—. Establecieron una vez más una civilización, creando de nuevo un experimento para averiguar lo que se podía hacer con la fuerza biológica de la Tierra.

Puede que para algunos de vosotros la idea de una herencia reptil pueda estar cargada de miedo. Pero este miedo os ha sido infundido para que no descubráis vuestro auténtico origen.

Anunnaki

La Tierra, en términos de tiempo, es bastante antigua y hay historias sobre ella que han sido enterradas y escondidas hace mucho. El linaje de nuestros ancestros que se está desvelando actualmente, comenzó a acentuarse a sí mismo mediante varias experiencias en el tiempo, incluyendo los puntos de disparo y acontecimientos de hace aproximadamente medio millón de años. Los documentos sumerios contienen numerosas claves para difundir la comprensión de vuestro linaje ancestral. Estos documentos sostienen que desde hace eones toda una formación de caracteres celestiales, con cometidos múltiples, ha agraciado a la Tierra. Estos testimonios antiguos hacen referencia a un tiempo, hace cientos de miles de años, cuando dos hermanos reinantes, Enki y Enlil, estaban a cargo del proyecto Tierra.

Estos visitantes, que se llamaban Anunnaki, vinieron a la Tierra desde el cielo y jugaron a ser dioses. Crearon lo que quisieron en la Tierra cumpliendo sus propios deseos. Entre otras cosas, vinieron en busca de oro. Por favor, comprended que hay muchas cosas aquí en la Tierra que pueden servir para mejorar la casa de otros.    La Tierra sirve de hogar para muchas claves de la galaxia y es mucho más que simplemente vuestro hogar. Vosotros sois los encargados —aquellos que viven en la Tierra.

Aquellos dioses de lo alto, visitantes, los Anunnaki, vinieron a la Tierra y comenzaron a llevarse productos de esta casa a la suya. La razón de este comportamiento era porque ellos querían experimentar con la vida y  crear humanos que pudieran vivir en este planeta. Estos dioses son vuestros padres ancestrales porque han sembrado una versión del linaje genético de la Tierra gracias a su influencia. Cuando vosotros os decidisteis a vivir aquí, sabíais que parte del programa consiste en descubrir la soberanía y el libre albedrío y que ello, a su vez, forma parte de un experimento biogenético cósmico.

La principal característica de este área de existencia en particular es la exploración de lo posible.

¿De dónde venís? ¿Quiénes son vuestros padres creadores? ¿Quién os concibió y luego os creó? Los sumerios comprendieron a los visitantes de las estrellas que, desde hace cientos de miles de años, influenciaron y jugaron con experimentos de vida en cada continente. La interacción razonable y el comercio de experimentos representativos ha sido limitado muchas veces. Los dioses cambiaron sus nombres y crearon nuevos sonidos al pasar de un continente a otro, experimentando con la biogenética de  la vida para averiguar    lo que se podía lograr. Los dioses observaron y participaron con sus creaciones en la Tierra, acrecentando de este modo el aprendizaje de sus propias lecciones mediante la ley de causa y efecto.

La cultura sumeria, considerada por la mayoría de los expertos como cuna de la civilización, floreció hace aproximadamente seis mil años en el área llamado Mesopotamia, un lugar situado entre las aguas de los ríos Tigris y Éufrates. Un área que hoy se conoce como Irak y Kuwait. Esta cultura fue redescubierta en el siglo pasado.

Este área donde floreció, es ahora, a finales del siglo veinte, un punto políticamente caliente, donde persisten la guerra y la aniquilación del poder y del valor de la vida. La cultura  sumeria  fue gobernada  por quienes vinieron de las estrellas —los ancestros reptiles de las estrellas—. Establecieron una vez más una civilización, creando de nuevo un experimento para averiguar lo que se podía hacer con la fuerza biológica de la Tierra.

Imaginaos viviendo en la infinitud del tiempo en la cual un año vuestro no es más que un momento. ¿Qué haríais para ocuparos? ¿Qué clase de realidades potenciales crearíais para echar una ojeada al «ahora»? Si tuvieseis la habilidad de acceder a las claves de la genética para crear vida, ¿qué haríais, como humanos, con tanta libertad, tanto tiempo de ocio y tanto conocimiento?

Debéis entender que las energías reptiles son dioses creadores. Son maestros de la genética que ayudaron a los Planificadores Originales a diseñar la Biblioteca Viviente. Son una raza antigua y muy avanzada en la creación de formas biológicas sensitivas. Fueron los instigadores principales de la creación de la especie humana en este planeta. Aprendieron su artesanía de los antiguos. Como maestros de la genética, los Lizzies conocen bien su trabajo; están altamente cualificados en la organización y manipulación genética. Sobrepasan en mucho a los seres más brillantes con su habilidad para ajustar la vida genéticamente. En la inmensidad de la existencia se conocen las familias de los reptiles como creadores y ellos son los responsables de organizar   la estructura genética de las diversas formas de vida.

En un determinado momento, muy lejano en su propia historia, la familia de los reptiles era una raza muy benévola y elevada. Los miembros de esta familia vinieron a la Tierra porque  estaban  profundamente  involucrados en la creación de la Biblioteca Viviente. Sin embargo, en un momento dado, hubo una guerra civil entre ellos y otros representantes del conjunto de dioses creadores. Estas guerras tenían todas como base la separación para, de este modo, ganar poder. Recordad que parte de vuestro viaje como humanos evolucionados implica la comprensión de que sois criaturas humanas clásicas, separadas, únicas y que disponéis de libre albedrío. Estáis descubriendo a otras criaturas clásicas, separadas, únicas y con libre  albedrío y os estáis dando cuenta de que todos sois uno. Ha llegado el momento de reconocer la unicidad tan inmensa de la inteligencia, ahora que las criaturas innombradas se están revelando a vuestro mundo,  eliminando las barreras de la verdad interna.

Los ancestros reptiles pueden ser liberados por vosotros del papel que han jugado, una vez que los hayáis reconocido y los aceptéis como seres de la existencia. Sois criaturas multidimensionales y una de vuestras versiones es la que está aquí en la Tierra como ser humano. Pero en otras versiones de la realidad podéis ser simultáneamente estos seres que os han influenciado tanto. Podéis meteros y vivir una identidad que os muestre el dilema y las limitaciones, dentro de sus propios paradigmas, que viven estas criaturas. Vuestras raíces se verán afectadas en todas las direcciones —pasado, presente y futuro—, cuando cambien vuestras creencias sobre vosotros mismos y sobre vuestro hogar y algo os proporcionará un nuevo sentido de la soberanía. Estáis íntimamente conectados a la inmensa red de la existencia y cuando cambiáis, el significado de vuestros pensamientos envía nuevos impulsos a través de esta red, en forma de posibilidades, a todos los aspectos de la existencia.

Recordad que nosotros no deseamos definir vuestra realidad excesivamente. Deseamos transmitir claves y puntos de vista para que os paréis y echéis un buen vistazo. Al observar los aspectos biológicos de la existencia obtenéis una ayuda para comprender lo que sucederá en el futuro. Durante vuestro crucero interno,  a través de vuestro árbol genealógico, vale la pena tener en cuenta la rama del linaje ancestral de la conciencia reptil. Porque sin ella falta un eslabón del desarrollo y no podríais comprender del todo las raíces de donde procedéis, y a dónde vais. Puede que para algunos de vosotros la idea de una herencia reptil pueda estar cargada de miedo. Pero este miedo os ha sido infundido para que no descubráis vuestro auténtico origen. Durante un largo tiempo el linaje reptil ancestral ha quedado alejado de vuestra conciencia. Ha habido muchas vueltas en la siembra de pensamiento y realidad por parte de aquellas influencias, llamadas invisibles, que comparten vuestro mundo. Hoy, la memoria reptil emerge desde el subconciente a la superficie, en forma de sueños, ideas vagas, símbolos y escenarios de vidas pasadas —todos ellos eslabones esenciales de patrones de conducta humana.

En vuestras células están enterradas memorias que no sabéis muy bien de qué van. Sentid vuestro cuerpo e imaginad vuestra espina dorsal, los chakras y los doce filamentos del ADN como un árbol de la vida que va creciendo hacia arriba. En las raíces del árbol hay una serpiente que os conecta con la Tierra como una raíz madre. La imaginación os ayudará a conectar con vuestros ancestros reptiles y gracias a ella podéis echar un vistazo neutral y sin poner etiquetas. Visualizad cómo la energía de la serpiente sube por vuestro árbol, elevando vuestro cuerpo, electrizando todo vuestro Ser. Las imágenes de la serpiente, miembro de la familia reptil, disparan memorias celulares de los  dioses que os hicieron y os demuestran que procedéis de la serpiente y que la serpiente os da vida.

Tierra: las claves pleydianas de la biblioteca viviente [Extracto] – Canalización de Barbara Marciniak

+info relacionada

La Civilización Zeta Reticuli (Grises)– Mente Grupal [Lyssa Royal]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Otra visión de “los reptilianos” – Barbara Marciniak

  1. Pingback: La Civilización Zeta Reticuli – Mente Grupal [Lyssa Royal] | ETnoesmiamigo

  2. Pingback: Charles Fort – “Somos propiedad” | Laberinto 2.0

  3. Pingback: Charles Fort – “Somos propiedad” [Reedición 30-12-16] | Laberinto 2.0

Los comentarios están cerrados.