#V El límite de la ascensión humana

Se necesitaría una ingente cantidad de energía (similar a la que mantiene a los átomos unidos (fuerza nuclear fuerte y débil)) para que el cuerpo humano pudiera ascender. Cada célula, cada elemental, cada quantum (atomos básicos de energia) que conforman “su yo” y le acompañan en el viaje por la experiencia de la Tierra sigen su propio camino cuando usted muere.

nota: Dependiendo de su frecuencia vibracional, la ascensión progresa utilizando otros vehículos, otros cuerpos que también están pegados al cuerpo físico humano.No hace falta morir para seguir progresando en la ascensión (contrariamente a lo que promulgan la mayoria de religiones).

Siete Cuerpos Envueltos Uno Dentro del Otro

(…) ayer te dije que bajamos involucionando hasta  llegar a este tiempo, es verdad, lo hicimos. Todos tenemos un eco, o sea, que contribuimos con la atmósfera y con la mente de cada uno de los siete niveles. De modo que ya tenemos un cuerpo que existe en cada uno de esos marcos de tiempo.

Tenemos un cuerpo aquí en la forma física, y tenemos un cuerpo en cada uno de los otros seis niveles. El cuerpo que dejamos atrás es un eco, una mente; está enrollado. Está enrollado esperando que lo desenrollen, igual que está enrollada esta pequeña entidad de aquí. Tenemos acceso a uno de esos cuerpos en el momento en el que nos enfocamos con un nivel de aceptación igual a uno de esos niveles. Y cuando lo hacemos, empezamos a desenrollar la atmósfera en ese nivel, y eso se convierte en el flujo de conciencia que entra en el cerebro por su parte posterior, llamada cerebro reptiliano. Es un flujo de mente y llega directamente hasta aquí y activa las neocortezas. Ese lugar es tan familiar cuando se accede a él, que te preguntarás por  qué lo olvidaste. Pero al momento de dejarlo pensarás que es un sueño, porque se habrá enrollado de nuevo hacia otra atmósfera.

Todo ser humano tiene siete cuerpos que están envueltos en este cuerpo (cuerpo físico) y brillan en lo que se llama el campo áurico que se extiende hasta las puntas de tus dedos.

Los siete cuerpos están envueltos dentro de la materia bruta que compone la encarnación física que tienes ahora. Durante diez millones y medio de años has estado viviendo en esta línea de tiempo, y hace 455.000 años tuvimos un cambio brusco en esto (el cerebro) y solamente lo desarrollamos hace unos 40.000 años. De modo que todos los cuerpos han estado en una rueda de encarnación  que  nunca  ha  avanzado  más  allá  del  tercer  nivel.  Ahora,   ¿qué significa eso? Que en cada vida, hemos tenido en su totalidad dentro de nosotros cuatro cuerpos radiantes. Al morir estamos en el tercer cuerpo, y envueltos en el cuerpo de luz hay otros cuatro cuerpos, otras cuatro frecuencias. Ir a la luz no es el final de la historia; es solamente un lugar familiar. Pero envueltos dentro del cuerpo de luz radiante hay otros cuatro cuerpos que tienen acceso a niveles de tiempo diferentes. Ellos son el vehículo para llegar allí. ¿Comprendes?

RAMTHA Guía del Iniciado [Extracto]

+info

Fundamentos bio-energeticos del ser humano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a #V El límite de la ascensión humana

  1. Pingback: Ascensión: Salir de la 3ª densidad [Canalización Casiopeos] | La Salida del Laberinto 2.0

Los comentarios están cerrados.