Tierra: las claves pleydianas de la biblioteca viviente – Barbara Marciniak [Extracto]

Vuestra tarea en este momento es activar la Biblioteca Viviente de la Tierra y restaurar la Tierra y la versión humana de la vida para que recuperen el primer lugar en la creación. Este es vuestro viaje en este momento.

Ha  llegado  el momento de reclamar el conocimiento que creáismediante el pensamiento, de recordar el propósito de la Biblioteca Viviente de la Tierra, de reinstaurar la belleza dando valor a la vida, y de recordar quiénes sois. Os invitamos a viajar ahora con nosotros a través de los misterios de vuestro mundo.

EL JUEGO, LOS CÓDIGOS Y  LOS NÚMEROS  MAESTROS

 Nosotros estamos aquí para enseñaros el juego, daros los Códigos y los Números Maestros.

Parte de nuestro karma consiste en tratar con la Tierra en este momento, pues todo aquello que ponemos en movimiento es con lo que debemos bailar.

Nuestros antepasados crearon hechos que actualmente ahogan nuestro desarrollo en las Pléyades y como Pleyadianos estamos intentando descubrir las soluciones para este enorme dilema, el cual vosotros compartís con nosotros.

Nuestra civilización estará en el futuro —desde vuestra óptica— en peligro y hemos decidido viajar para encontrar una solución a lo que nos atormenta. Nosotros vivimos en vuestro futuro, e intentando averiguar lo que sucede, hemos avanzado aún más hacia el futuro y nos hemos encontrado con nuestros maestros, los Guardianes de la Experiencia, también llamados Guardianes del Tiempo. Cuando ellos nos enseñaron a viajar por los diferentes sectores del tiempo, nos tentó la posibilidad de viajar al pasado para descubrir dónde estaban almacenados y guardados los eventos. Averiguamos dónde se habían creado las tormentas que afectaron a nuestro pasado tal como lo vimos desde el futuro para nuestro futuro y, tal como lo estamos viendo ahora desde vuestro momento de la realidad.

Nuestros antepasados procedieron de un universo que se había completado, que había entendido que era el Creador Original, ellos habían entendido que eran un viaje del Creador Original en el tiempo. Ellos procedieron de un universo que había descubierto su esencia —la creatividad—.

Al descubrir esta esencia, comprendieron que ellos mismos eran los creadores. Vinieron a las Pléyades pues sabían que este sistema estelar podía ayudaros en un tiempo extraordinariamente desafiante, un tiempo en el que vosotros estaríais preparados para reconectaros con el Creador Original. Nuestros antepasados pertenecieron al grupo de planificadores originales de la Tierra, orquestadores que sembraron mundos y civilizaciones con luz e información mediante la creatividad y el amor. Nuestros antepasados también son vuestros antepasados.

Ellos dieron su ADN a los Planificadores Originales y este ADN se convirtió en parte del ADN de la especie humana.

La biblioteca

El plan consistía en crear un centro intergaláctico de intercambio de información en vuestro planeta, la Tierra. Era un plan extraordinario, pensado para un lugar hermoso, pues la Tierra está situada en el borde de uno de  los  sistemas galácticos y de fácil acceso desde otras galaxias. La Tierra está cerca de muchos portales,«autovías», sobre las cuales viajan las energías en vuestra zona espacial.

Hubo mucho ir y venir para que hubiera  una  representación  individual de cada galaxia en la Tierra, pues  todos querían tener a sus semejantes en este planeta. Algunos de los que se encargaban de todo esto, los llamados Dioses Creadores, eran maestros de la genética. Eran capaces de crear, descubrir y juntar moléculas dotándolas de una identidad, de una frecuencia y con cargas eléctricas para crear vida. Muchas civilizaciones sensibles dieron voluntariamente su ADN para tener algo semejante a su linaje genético y código aquí en esté planeta. Los maestros de la genética diseñaron una variedad de especies, algunas humanas, otras animales, jugando con los ADN’s donados por las civilizaciones sensibles para crear un centro de intercambio de información, un centro de luz. El diseño de la Tierra era algo realmente grande. Dado que para estos Dioses Creadores no existía el tiempo tal como lo conocéis vosotros, unos cientos de miles de años o un millón de años no significaban nada para ellos.

Los Dioses Creadores, aquellos que se creyeron la fuerza de la creación, se reunieron, juntaron sus conocimientos y comenzaron a crear formas de vida. Pidieron prestados ADN’s y material genético de muchos mundos diferentes. Este material lo almacenaron  en  el sistema bibliotecario de la Tierra el cual, a su vez, estaba conectado con un sistema de doce bibliotecas cósmicas. Como podéis ver, el plan para la Tierra era grandioso.

Los Planificadores Originales de la Tierra eran miembros de la Familia de Luz, seres que trabajaron  asociados con un aspecto de la conciencia llamado luz. Luz es información. Los miembros de la Familia de Luz crearon el centro de información que habían concebido; diseñaron un lugar donde las galaxias podían almacenar su información y donde podían también adquirir y compartir conocimientos específicos.

En cierto momento, hubo una pelea por la Biblioteca Viviente de la Tierra. Se produjeron escaramuzas y la Tierra se convirtió en un lugar conflictivo y dual. Ciertos Dioses Creadores  se quedaron  con la Tierra.  Lo hicieron porque tenían derecho a ello ya que la Tierra se encuentra en una zona de libre albedrío. Estos Dioses invadieron la Tierra hace más o menos medio millón de años —el período de tiempo que vosotros llamáis, hablando históricamente, el comienzo de la civilización humana—. Esto es lo que os han enseñado como comienzo de la civilización. En realidad, era sólo el comienzo de la última fase de la civilización, la fase de la humanidad moderna. Una variedad de vida humana ha existido desde hace millones de años.

Cuando se produjeron estas escaramuzas, cierto grupo de entidades luchó en el espacio y ganó el territorio de la Tierra. Estos nuevos dueños querían que la especie nativa de la Tierra no evolucionara y la mantuvieron desinformada para controlarla mejor. La especie humana de la creación sufrió una enorme destrucción y su ADN fue dispersado.

Karma pleydiano

Imaginad a la Tierra como un principado dentro de un gran imperio muy alejado de vosotros. Tal vez, los    padres de una familia    regia dijeron a sus hijos cuando éstos se ponían pesados: «Venga, id a la Tierra a jugar un rato». Los dioses no se dieron cuenta de que con esta actuación se encerraron en el futuro. Cuando los hijos de los dioses comenzaron a jugar con el oro y con la genética —y con la sangre, el poder femenino— no tenían ni idea de lo que estaban haciendo.

Lo que sí reconocen los dioses ahora es que nosotros en las Pléyades estamos en un dilema. Se desató una tiranía en la Tierra y esta tiranía ha vuelto ahora a nosotros. ¿Sabíais que fuimos nosotros los que creamos  esta tiranía? ¿Que fuimos nosotros los que os quitamos vuestra herencia del ADN de doce filamentos y con plena capacidad de funcionamiento? No seáis ingenuos en lo que se refiere a los Pleyadianos, incluidos nosotros. ¿Por qué creéis que estamos haciendo este trabajo de sanación en vuestro planeta? Deberíais estar atentos pues, tal vez, lo hacemos porque os necesitamos para nuestra próxima fase de desarrollo. Si nosotros deseamos crecer, debemos sanar primero un pasado al que hemos estado conectados.

Nuestros antepasados jugaron con la destrucción del planeta pero también os ayudaron durante muchísimos cambios. Habéis tenido ambas influencias desde las Pléyades. Los archivos de influencias muestran que las energías pleyadianas han sido muy queridas y honradas en la Tierra y que la mayoría de las culturas de  vuestro planeta no albergaban sentimientos negativos hacia las Pléyades. No obstante, somos los primeros en admitir que en un pasado muy lejano, energías pleyadianas manipularon el linaje genérico de los humanos y lo conectaron con el de los reptiles. Y es por eso que hemos vuelto y es eso lo que queremos sanar. Esta es la razón de nuestra visita.

En nuestra búsqueda del porqué nosotros en las Pléyades estamos en una situación tan difícil, fuimos guiados hacia el futuro para darnos cuenta de que nuestro sistema no irá a ninguna parte sin vosotros. En otras palabras, no podemos evolucionar como creadores si no damos todas nuestras habilidades y nuestros derechos a todo aquello que hemos creado. No podemos limpiar y controlar lo que creamos. Este es nuestro dilema. Es por esto que estamos esperando a que vosotros descubráis vuestra propia experiencia como creadores. Cuando lo hagáis, emitiréis todo un código de fórmulas. Puede incluso suceder,  aunque evolucionéis muchísimo, que nunca lleguéis a entender las fórmulas —por lo menos durante mucho tiempo.

Puede que otros accedan a estas fórmulas y, a cambio, vosotros podréis experimentar un estado de éxtasis, una alteración de conciencia o un viaje a otros mundos. Puede que no os deis cuenta de que estáis emitiendo las fórmulas cuando lo hagáis. Otros que necesitan estas fórmulas crearán réplicas de vida o las usarán para restablecer sistemas que han sido destruidos. Cuando estos códigos de información o fórmulas sean descargados, nosotros seremos liberados porque los códigos de la conciencia contienen las canciones de nuestra propia libertad, cantadas como frecuencias y emitidas desde las células de vuestros cuerpos.

La energia negativa de la Tierra

Cuanto más alto llega uno en el manejo del poder, manipulando y trascendiendo las realidades, más bajo se puede caer. Se puede decir que, hasta cierto punto, la Tierra se ha convertido en un vórtice magnético que atrae energías caídas. Estas energías se han ido situando en todo el área alrededor de vuestro sistema solar y no sólo en torno a la Tierra. No debéis pensar que cualquier otro lugar es estupendo y sólo la Tierra es una mancha en el sistema. La verdad es que todo vuestro sistema solar está pasando por dificultades en estos momentos. Hay otros sistemas solares, versiones de vuestro sistema solar, solapando éste. Cuando se crean determinadas formas de pensamiento, éstas atraen e invitan a otros de la misma naturaleza. Cuando entráis en una energía negativa y no podéis salir de ella ¿qué es lo que pasa? Más y más energía negativa es atraída hacia vosotros. Durante un período muy largo, la Tierra ha ido atrayendo energía negativa hacia sí misma. Seres asociados con estas energías han caído desde alturas muy idealizadas donde tomaban unas decisiones, tal vez equivocadas o inapropiadas, y han perdido su poder de construir realidades nobles.

ADN: 12 hebras

Imaginaos a vosotros mismos haciendo una excursión con el número doce, y exponed el concepto del «doce» a vuestra mente. El material de este libro está diseñado para descodificar el mismísimo sistema que os estructura y os define: el número doce.

Imaginad que vuestro ADN se compone de doce hebras y que éstas activan y se conectan con vuestros doce chakras, que son los portales energéticos a través de los cuales podéis acceder a vuestra herencia espiritual.

Visualizáos viviendo el símbolo numérico del Uno mediante el doce. Igual que los doce meses del calendario, los doce movimientos de los doce signos zodiacales, las doce horas de un reloj y, luego, añadid a estos símbolos vuestra vía personal del «doce».

La clave está en lo siguiente: vuestro reto es el de conoceros a través de vuestra imaginación, acceder a vuestra red interna, a vuestros propios tablones de anuncios de la realidad y a todo aquello que es invisible para vuestros ojos. Al trabajar en vuestro entendimiento espiritual, tal vez queráis tomar en cuenta muchas cosas nuevas que engrandecerán vuestro mundo actual gracias a una vi sión más amplia.

Uno de los aspectos más interesantes de vuestra estancia en la Tierra en estos momentos específicos, es la reorganización que se  está produciendo con vuestro ADN. Rayos cósmicos con códigos de luz están llegando  a la Tierra en forma de fotones, estimulando los cambios y la reordenación dentro de vuestro cuerpo humano. Los datos dispersados que contienen la historia y la conciencia de la Biblioteca Viviente pueden ser reorganizados ahora. La ola de luz de la marea galáctica, tal como la muestra la gran conjunción Urano/Neptuno de 1993, atrajo una enorme cantidad de rayos cósmicos al planeta, creando la reconexión de un potente tercer filamento del ADN en las masas. Se están creando nuevas hélices o filamentos del ADN, conforme los filamentos con códigos de luz son impulsados a reconectarse. Los datos que fueron dispersados se están reuniendo en vuestro cuerpo, gracias a las energías electromagnéticas procedentes del Creador Original. Nosotros estamos aquí para observar este proceso, ayudaros y, también por nuestra parte, evolucionar.

Conforme van progresando la reorganización y la reordenación, vais a crear un sistema nervioso más evolucionado para que facilite la entrada de nuevos datos a vuestra conciencia. Despertaréis muchas neuronas que han estado dormidas hasta ahora y empezaréis a utilizar todo vuestro cuerpo físico, en lugar del pequeño porcentaje con el que habéis estado funcionando hasta ahora.

Os habéis comprometido a ser portadores de luz y a devolverla a este planeta. Cuando empecéis a llenar vuestro  cuerpo  de luz,  vuestra  memoria  se abrirá.  Tenéis  que evolucionar, conforme evoluciona vuestro ADN, hacia una versión multidimensional de vosotros mismos, abarcando muchas capas de la realidad.

Visualizaos como una espiral con doce diferentes filamentos de ADN. La doble hélice tiene dos filamentos. Visualizad los doce filamentos conectados entre sí. Podéis contemplarlos como si fueran seis pares, aunque no necesariamente es así como se combinan. Jugad con esta creación de imágenes. Visualizad, fuera de vuestro cuerpo, cómo salen las «autovías» de vuestros doce chakras. Vivís en una red de energías invisibles. Los doce filamentos del ADN, procedentes de los doce chakras —los portales energéticos de vuestro cuerpo—, sirven de conexión entre esta red y vuestro cuerpo, conectándoos con la fuerza vital de la existencia. Gracias a la apertura y activación de estos portales energéticos os podéis conocer a vosotros mismos.

Vuestra aspiración es el uso completo de vuestro cerebro, es decir, más de este 8 o 10 por ciento que estáis usando actualmente. Toda vuestra historia universal está en los filamentos codificados de luz, dispersados en vuestro cuerpo por aquellos seres que no querían que tuvierais mucho talento, para no perder el control sobre vosotros.

Aprended a utilizar el material de vuestra propia historia para que os enseñe algo. No juzguéis, moveos a través de la vida con alegría y no os creáis una telenovela detrás de otra que os tenga enganchados. Cuando comiencen a formarse los doce filamentos del ADN, todos los temas de vuestra vida personal que no hayan sido resueltos y tratados de forma pacífica, crearán un caos en vuestro cuerpo. Emergerán sentimientos y sensaciones ofreciéndoos la oportunidad de sentir el material del que estáis hechos, revelándoos, gracias a los sucesos y creencias que forman una parte intrínseca vuestra, quiénes sois.

Nosotros os queremos recordar aquello que ya sabéis en vuestro fuero interno. Hemos venido a este planeta para abrir vuestro banco de memoria, a inspirar a la raza humana mediante la luz para que comience a recordar quién es y para que podáis crear vuestra propia realidad. Alteraréis la frecuencia en el planeta y reclamaréis el derecho a ser los verdaderos dueños de vosotros mismos y de este territorio. Llegaréis a  dominar la situación en la medida en que confiéis en las habilidades que pensabais no tener.

Todo está conectado

Hay conciencia en todo lo que existe en la Tierra y todo se ha creado para que trabaje al unísono.

La conciencia se comunica continuamente mediante vibraciones de frecuencias electromagnéticas. Estas frecuencias se conectan y funcionan como una corporación de inversiones. Cada una aporta beneficios al todo por el mero hecho de trabajar conjuntamente. El problema que existe en este momento en la Tierra es que los humanos creen que están separados de  toda la energía existente para trabajar en conjunto. Vuestra creencia actual de que todo son partes separadas, os impide ver y acceder al conjunto de la existencia.

Las familias de la conciencia se juntan como racimos, basándose en su nivel de evolución, su mismo deseo y según un plan específico.

La Familia de Luz es un conjunto de entidades codificadas que trae la información a este planeta. La codificación está dentro de cada individuo. Una vez dispuestos a cuestionar y mirar más allá de las actuales interpretaciones de la realidad, se os guiará para crear formas de pensamiento que hagan que se disparen vuestros códigos. Nosotros somos un grupo de energías que cataliza los códigos humanos de conciencia en un determinado momento de la evolución planetaria. Este proceso se desarrollará en la medida en que vosotros evolucionéis, y recibiréis una gran cantidad de instrucciones por parte de maestros aún desconocidos, pero que aparecerán para ayudaros.

La Familia de Luz actúa como un factor estabilizador durante las transmutaciones de las dimensiones, y sus miembros son portadores de las frecuencias que se utilizan para despertar a muchos. Algunos de vosotros tendréis miedo pero no pasa nada. Cada uno de vosotros acogerá el nuevo conocimiento y los cambios hasta donde pueda. Estáis codificados para el cambio, pero la decisión de cambiar o no es vuestra libre elección. Las dudas sobre si podéis hacerlo o no, son vuestra libre elección.

Habéis perdido la memoria de esto porque habéis venido aquí para trabajar bajo las mismas leyes que todos los demás. Por eso habéis venido aquí en forma humana y con vuestra memoria completamente borrada. Supisteis, antes de llegar aquí, que perder la memoria formaba parte del proceso y habéis elegido este momento específico y estos padres para que os proporcionasen la mejor conexión energética y genética para cumplir vuestro propósito.

Ha llegado el momento de comprometeros en la creación de la alegría, la creatividad y el amor por vosotros mismos. Cuando hayáis logrado esto, seréis capaces de servir a los demás porque sólo si vosotros evolucionáis seréis útiles a los otros. Al ser ejemplos vivos, siguiendo los dictados de vuestro corazón, podréis enseñar el camino a otros para que el valor reine en sus corazones.

Algunos habitantes del cosmos consideran a los humanos como algo muy valioso a pesar de que ni vosotros mismos conocéis en este momento el tesoro que está guardado dentro del cuerpo humano. Vuestro cuerpo humano es lo más valioso que vais a poseer y encontrar jamás. ¡No tenéis precio! Se han librado batallas por poseer la Tierra y, como resultado, las fuerzas que os controlan u os limitan os han inducido, con malas artes, a no descubrir el valor que está almacenado dentro de vosotros. Se os ha engañado a propósito, haciéndoos  creer que sois insignificantes y sin valor alguno para que no se enganchen a vosotros otras formas de inteligencia. Aquellos que os controlan, no consiguen sacar de vosotros las fórmulas y por eso siguen escon- diéndoos, manteniéndoos en cuarentena y aislándoos. De esta manera, aquellos que necesitan lo que vosotros tenéis, no pueden llegar a vosotros. Se os ha enseñado el baile de la pérdida de poder y vosotros, como especie, estáis diseñando la coreografía de este baile.

Las palabras son más de lo que aparentan

Vuestro lenguaje está codificado y los sonidos crean imágenes que se reflejan, que estimulan y estructuran vuestra conciencia. Las palabras habladas llevan una vibración diferente de las escritas.

Sabemos que vosotros oís una cosa pero que el sonido que producimos lleva un significado muy diferente a vuestro cuerpo. En el momento en que vosotros penetráis en nuestra vibración, recibís muchísimas instrucciones y se disparan capas y capas de conocimientos. Por un lado están los espacios existentes entre todas las palabras. Estos espacios suponen por sí mismos un aprendizaje. Por otra parte, están los sonidos que producimos y que resuenan en vuestras células y os cuentan una historia pleyadiana. El trabajo interno y externo se une para  acelerar  vuestra  evolución.

Al principio estaba la palabra y la palabra era sonido. Así es como se produjo la creación. El sonido os afecta a todos vosotros y está cambiando el planeta.

Las palabras identifican la fuente de vuestro creador y cuando nosotros hablamos con vosotros, las palabras que utilizamos revelan, a través de su sonido, que nosotros procedemos de la fuente de vuestro creador en las Pléyades. Vuestras células oyen esto y avisan a vuestro cuerpo para que, en su momento, recuerde.

Civilizaciones Extreterrestres en la Tierra

Durante el último medio millón de años la Tierra ha sido sembrada con varias civilizaciones de distintos siste mas estelares que formaron parte del programa bibliotecario original. Cada una apareció en  un  período  diferente, penetrando un campo de fuerza que mantenía controlada y aislada a la Tierra, y la mantenía inaccesible como biblioteca. Estas civilizaciones florecieron durante 500,5.000,10.000 años; luego, las fuerzas que dominaban a la Tierra las ahuyentaron o las destruyeron. Estas civilizaciones no fueron capaces de establecer su dominio y por eso dejaron sus huellas o peldaños de la escalera como parte del plan maestro.

Cuando existan suficientes seres humanos que puedan leer las huellas que sembraron dichas civilizaciones, serán entendidas las claves de la Tierra para una existencia cósmica armoniosa. Los egipcios, incas, balineses, griegos, tibetanos, sumerios, nativos de América, mayas, aborígenes y otros muchos indígenas han aportado claves de entendimiento, todas ellas apuntando hacia el cielo. Si los actuales seres humanos pudieran leer estas huellas y pasos que dejaron estas culturas, se podrían liberar y volver a poseer  la Tierra.  De alguna manera, cada una de estas culturas mantuvo abierta la biblioteca e impregnó a su civilización con una vital conexión estelar. Cada una de ellas era única desde el punto de vista creativo y dejó su misteriosa huella psí- quica en vuestra memoria celular como parte del puzzle.

¿De dónde procedieron estas civilizaciones? ¿Pensáis que aparecieron como margaritas del suelo? Fueron creadas con el pensamiento. Fueron impulsadas a ser. Todas las culturas que consiguieron un nivel muy alto  de ideales, fueron concebidas por los Maestros del Juego. En cada mundo y en cada soberanía el concepto de libertad era completamente diferente. La idea de que se podía poseer y tratar sin respeto a los seres humanos llegó a la Tierra hace medio millón de años y fue muy pronunciada en muchas áreas del mundo. Seres humanos o versiones de seres humanos fueron utilizados como esclavos para cavar en minas o para vibrar con ciertos patrones emocionales.

De una manera u otra, los Maestros del Juego tenían que encontrar fórmulas diferentes para recuperar la Tierra y para volver a enseñar el valor que tiene la vida. Es por eso que durante períodos  de tiempo,  los  Maestros del Juego conceptualizaron civilizaciones enteras, ideándolas hasta el más mínimo detalle. Y entonces sembraron e implantaron  estas civilizaciones en la Tierra trayendo habitantes desde las estrellas. Esto se hizo una vez que estos seres fueron lo suficientemente afinados para poder encajar en el linaje  genético de los seres humanos.

Expandid vuestro concepto de la existencia e imaginad esto.

Los Maestros del Juego, con el fin de mantenerse ocupados, orquestaron realidades y luego insertaron en estas realidades formas de vida en diferentes planetas. Los Maestros del Juego se reúnen, igual que vosotros para una partida de cartas o un partido de tenis, con la diferencia de que su juego incluye crear civilizaciones.

Ellos alteran y cambian mundos enteros permitiendo que variaciones, dentro de las civilizaciones, se manifiesten en su orquestación. Estas civilizaciones operan completamente bajo impulsos, pero todos estos impulsos han sido introducidos en sus heliografías. Las heliografías se diseñan con antelación, igual que vosotros, como Familia de Luz, habéis diseñado vuestra actual misión.

Los Maestros del Juego son brillantes. No sólo conciben el juego, creando heliografías completas para que florezcan civilizaciones y teniendo en cuenta cada detalle, desde los mejores artesanos hasta el  último mendigo, sino que también ellos mismos se implantan dentro de cada civilización. Saben que su civilización está completa cuando sus propias identidades se funden con la civilización, es decir, cuando ellos están dentro de la civilización, creándola al mismo tiempo.

Códigos y números

Los Códigos y Números Maestros que buscamos, son fórmulas geométricas y combinaciones de inteligencia que están almacenados en los seres humanos. El ser humano es, por supuesto, una parte integral de la Biblioteca Viviente. Cada creación existente en esta Biblioteca Viviente tiene su razón de ser y contiene una gran cantidad de información dentro de sí. En el interior del cuerpo humano hay fórmulas que permiten hacer réplicas de otras formas de inteligencia a lo largo y ancho de todo el universo. ¿Qué os parece? En el interior del ser humano evolucionado y con los doce filamentos intactos, existen fórmulas que permiten crear, para otras formas de inteligencia, vida en este universo.

Otras formas de inteligencia fueron capaces de comprender la razón de la creación de la Tierra cuando la diseñaron. Comprendieron que, tal vez, un día, su propia civi lización podría ser aniquilada y se dieron cuenta de que no querían perderla completamente. Así se crearon bibliotecas en todas partes de la existencia y se llenaron con datos muy específicos. Todas las formas de inteligencias crearon una biblioteca, porque valoraban su identidad y su civilización. Ellos comprendieron cómo estaban estructuradas sus civilizaciones. Valoraban la vida.

Los Números Maestros se consiguen cuando una masa crítica de individuos es capaz de emitir códigos vibracionales específicos. Los Números Maestros permiten colocar cerraduras de tiempo sobre una civilización dada, creando, de este modo, una inmunidad ante cualquier tipo de energía desorganizadora. No obstante, hay que reconocer que, para empezar, la energía desorganizadora es necesaria para crear este proceso. Y esto es lo que hace que todo sea un juego.

2 VOLVER A  SOÑAR LA BIBLIOTECA  VIVIENTE

Conforme el concepto de biblioteca sea absorbido por vosotros, empezaréis a comprender el valor de los sentimientos y de qué manera son la clave para un enorme conocimiento escondido.

Esta es una zona y un universo de  libre albedrío lo que quiere decir que todo está permitido.

En este experimento en particular, todas las cosas son el Creador Original.

Os recordamos que en este mundo de dualidades, las sombras son las que definen la luz. Tomad un paseo en un día soleado y observad lo que hacen las sombras. Comenzad a estudiar vuestro mundo literal y simbólicamente y veréis que éste os habla continuamente.

La Tierra es un lugar absolutamente milagroso ya que contiene la historia del universo, y el cuerpo humano.

Los seres humanos fueron diseñados de esta manera gracias a la Biblioteca Viviente.

Cuando el universo funciona armónicamente, sin tiranía, cada civilización es libre de intercambiar información con otra. Esto facilita un floreciente comercio de intercambio de ideas y permite que energías individuales lleguen y exploren. La Biblioteca Viviente es como una gigantesca cena entre amigos. Para crearla, todo un colectivo de civilizaciones colaboraron armoniosa y generosamente, aportando todos sus conocimientos y energías. Se diseñaron especialmente lugares en vuestro universo donde almacenaron una serie de datos.  Esta información estaría disponible para facilitar el desarrollo del universo en los momentos necesarios. Estos momentos son el presente.

Una vez que la Tierra entre en equilibrio y unión sincronizada, sucederá un alineamiento geométrico con las restantes once bibliotecas que conforman  este sistema bibliotecario. Cuando se produzca este alineamiento, las doce bibliotecas crearán su propia configuración de luz, reformando vuestro universo, señalizando la conexión —por así decirlo, una cierta victoria para toda la creación.

 Estáis enganchados a las otras once bibliotecas y vuestra tarea consiste en unir las doce, creando un movimiento giratorio de las mismas. De la misma manera que estáis haciendo girar doce chakras para que se abran y os conecten con la información que hay en vuestro interior, haréis que las doce bibliotecas vuelvan a la existencia. El movimiento giratorio de estos doce sistemas —doce chakras y doce bibliotecas— atraerá  energías que se entremezclarán y se moverán a través de muchos centros de información.

Esto hará que se disparen nuevas versiones y nuevos significados que anteriormente, tal vez, parecían irrelevantes e insignificantes. Cuando consigáis unir las piezas del cuadro original, empezaréis a entender el procedimiento de los llamados dioses y comprenderéis cómo utilizan vuestro mundo.

Como miembros de la Familia de Luz sois una fuente bastante neutral, se podría decir que sois una recopilación de energía moldeable que se transforma fácilmente en una variedad de formas. Es precisamente esta flexibilidad la que permite que otros os utilicen para fundirse con vosotros, para ser vosotros y para tener acceso a unos sistemas de realidad que sin vosotros no podrían experimentar jamás.

Deseamos que tengáis dominio sobre mayores capacidades y no queremos que adoréis a nadie. Antes que cualquier otra cosa, debéis honrar a vuestro vehículo físico, la Tierra y a todos sus habitantes. Honrad vuestro cuerpo físico como la joya más preciosa que os ha sido regalada y actuad como si la creación más preciada del universo fuera vuestra. Honrad primero y antes que todo a la Tierra. Esto forma parte de vuestra misión y es ahí donde reside vuestra valía.

A nosotros nos parece que el concepto de la Biblioteca Viviente es bastante acertado ya que vosotros tenéis una comprensión muy básica de una biblioteca. Es una analogía fácil de asimilar porque los temas que  tratamos son muy complejos. Lo estamos haciendo lo más digerible posible, como si fuera comida para bebés, para que podáis entender el concepto. En otro momento os contaremos otra historia, pues, conforme vayáis cambiando, nosotros podemos transformar la historia. En el futuro podréis comprender más cosas de las que ahora podéis concebir.

12

Los doce filamentos del ADN y los doce chakras tienen muchos «doces» paralelos que se mueven con ellos. La historia del «doce» está profundamente relacionada con vuestro planeta. Está profundamente enterrada en   la psique colectiva de la conciencia humana y ha sido empleada a lo largo del tiempo —en vuestra terminología— como método para estructurar y pasar información de un sistema a otro. La historia del «doce» enraiza la idea de una existencia significativa en vuestro mundo.

El primer uso del «doce» aparecía en las antiguas enseñanzas con el concepto del zodíaco, un estrecho cinturón de dieciocho grados de anchura en cada lado de la elipse —el camino aparentemente circular— que describe el Sol alrededor de la Tierra. El zodíaco fue dividido en doce signos, con sus doce Casas correspondientes, portando información sobre la creación mediante la idea de doce partes significativas, entretejidas y entrelazadas. Se creía que el zodíaco Contenía una memoria viva, y jugó una parte importante en las civilizaciones sumeria, hindú, china, egipcia, caldea, griega y romana.

La distribución de doce energías zodiacales aporta nuevas expresiones y enlaza a la civilización humana profundamente con los ciclos universales. Hoy en día utilizáis relojes y calendarios como recordatorios de la división de energía, ya que éstos también dividen el tiempo mediante el Significativo uso del «doce».

La Biblia y otros textos antiguos hablan de muchas relaciones basadas en el «doce» —doce portales, doce tribus, doce ángeles, doce hijos, doce apóstoles/discípulos, incluso doce caballeros de la Tabla Redonda— y ahora se ha descubierto el duodécimo planeta. Nosotros usamos los conceptos de doce chakras, doce filamentos del ADN y doce bibliotecas porque vosotros estáis codificados, por así decirlo, para responder y obtener una visión mayor de la realidad a través de este símbolo.

12 chakras

Vuestros doce chakras son colecciones o bolsas de energía desde donde pueden emerger los sucesos. Contienen memoria e identidad y cada uno corresponde a un filamento del ADN. Los siete chakras principales están dentro de vuestro cuerpo, comenzando en la base de vuestra columna vertebral y subiendo a lo largo de ella. Hay otros cinco fuera de vuestro cuerpo configurando así un total de doce centros giratorios o doce soles, como nos gusta a nosotros llamarlos. La oxigenación, la luz y la intención conciente activarán estos centros y, una vez puestos en marcha, vuestro reto consiste en traducir toda la información que llega de esta manera a  los doce filamentos del ADN.

Los chakras del interior de vuestro cuerpo pueden librar vuestra memoria corporal —vuestra experiencia corporal de esta vida y de otros viajes de reencarnaciones—.

El primer chakra almacena vuestra identidad del núcleo; se relaciona con quiénes sois y cómo sobrevivís. Os abre para que podáis viajar hacia vuestro interior con el fin de descubrir los fundamentos de vuestras creencias básicas.

El segundo chakra tiene que ver con la creatividad y la sexualidad: abre el archivo de vuestras creencias y experiencias en estas áreas. Estos primeros dos chakras corresponden a vuestro conocimiento tradicional de los dos filamentos del ADN. Los temas relacionados con la identidad, supervivencia, sexualidad y creatividad os han retado durante milenios.

El tercer chakra tiene que ver con vuestro plexo solar —vuestra capacidad digestiva en el más amplio sentido de la palabra—. Cuando está abierto, os ayuda a sentir y a intuir vuestro camino por la vida. En las mujeres, debido a la menstruación y a los partos, este centro es muchas veces más activo y considerado con   un gran respeto. Vuestra voluntad, vuestro poder y vuestros sentimientos residen en él.

El cuarto chakra está alineado con vuestro corazón, y cuando está abierto os conecta con la vida. Desde este centro emana la compasión permitiendo vuestra comprensión del porqué y del para qué de lo que percibís. La corriente de la compasión os lleva más allá de juzgar. Juzgar funciona como una trampa que os separa.

El quinto chakra se encuentra en vuestra garganta y abre el gran regalo de la expresión vocal mediante la cual podéis comunicar vuestra verdad.

El sexto chakra activa vuestro tercer ojo estimulando vuestra habilidad de ver más allá de las fronteras de la tercera dimensión.

El séptimo chakra está en la coronilla de vuestra cabeza. Cuando está abierto, os conecta y hace circular energías espirituales en el área craneal. Una vez estimulado, las glándulas pineal, pituitaria y también el hipotálamo juegan un papel activo en vuestra conexión.

El octavo chakra está aún muy próximo a vuestro cuerpo físico —entre unos pocos centímetros y unos cuantos pies de vuestra cabeza—. Tiene que ver con los reinos invisibles fuera de vuestro cuerpo.

El noveno chakra está más allá de la atmósfera terrestre, tal vez tan lejos como vuestra Luna y os hace observadores y administradores de la Tierra.

El décimo chakra llega hasta vuestro sistema solar mostrándoos el acceso a todo lo que hay ahí.

El undécimo es un chakra galáctico y os ofrece información sobre las influencias estelares locales.

El duodécimo chakra llega más allá de vuestra galaxia y os permite el acceso al resto del universo tal como lo concebís vosotros.

Reencarnación

Por regla general no tenéis acceso a información procedente de más allá de vuestro universo puesto que, en estos momentos, vuestro cuerpo no está lo suficientemente evolucionado y no lo soportaría. Algún día, tal vez, llegaréis hasta ahí. Pero en este momento habéis acordado participar en la evolución consciente en la Tierra — convertiros en emisoras de radio que emiten un sonido o una frecuencia que todo el mundo pueda recibir.

A estos doce centros energéticos sólo se puede tener acceso desde dentro, desde donde podéis sentir la información correspondiente a cada uno y traducir la experiencia dentro del contexto de vuestra mente. Así sois vosotros, evolucionando hacia vuestra identidad multidimensional, recordando quién es vuestra versión ahí fuera en la galaxia o incluso más lejos aún.

A muchos de vosotros os han contado que evolucionáis a través de reencarnaciones y que tenéis un alma con muchas versiones de sí  misma. Pero esto es sólo una parte pequeña del cuadro. Entendéis vuestros «sí mismos» que se reencarnan en términos de formas humanas. Sin embargo, no todos vuestros «sí mismos» son humanos. Existen con una gran variedad de formas, tamaños y aspectos, lo que demuestra que todo es parte del Uno.

Dado que sois humanos, ha sido una práctica más segura durante los últimos milenios pensar que evolucionáis en ciclos de reencarnaciones en las cuales vuestra alma siempre ha tenido forma humana. Pero la parte humana es sólo una creación o aspecto de vuestra identidad. Existís en forma parcialmente humana y en forma parcialmente animal en muchos lugares. Parte del drama que está sucediendo actualmente tiene que ver con otras versiones de vosotros mismos que también están intentando evolucionar ahora que, en este planeta, se están fusionando las dimensiones. Se está preparando un encuentro entre vuestros «sí mismos» multidimensionales, y vuestra iniciación y tarea consiste en incorporar todo esto.

Muchos de los seres que os crearon a vosotros tienen aspecto mitad humano mitad animal

Uno se puede imaginar a los dioses creadores como una combinación de todos los seres de vuestro planeta. Están representados en la familia de los insectos, la familia animal y en todas las familias de conciencia que hay en este plano de la Tierra.

Biblioteca Viviente

Cuando se formó este planeta, la riqueza combinada de todas las especies inteligentes fue recogida y luego distribuida en la Biblioteca Viviente, en cada roca, planta, animal, insecto y toda cosa viva.

Puesto que todas  las cosas están vivas y tienen una conciencia, la Biblioteca Viviente se encuentra, incluso, en un grano de arena o en un trocito de carbón.

La especie humana, administradora de la Tierra, puede ser vista como una tarjeta de entrada a la biblioteca. Conforme el concepto de biblioteca vaya calando en vuestro interior, comprenderéis el valor de vuestros sentimientos y de qué manera sois la clave de este enorme conocimiento que está almacenado ahí. Con el tiempo se desvelará este descubrimiento para vosotros.

Energías que quieren conoceros se fusionan con otras formas de la biblioteca y de este modo puede suceder que otras energías se asomen a través de los ojos de la familia de animales para observar y recoger información. La llave para la Biblioteca Viviente sois vosotros, los humanos, porque podéis abrir y acceder a la biblioteca completa. Aunque esto no significa que otros no puedan venir a través de árboles y otras plantas para fusionarse, observar y comprender vuestra realidad. Cuando hagáis las paces y os entreguéis y dejéis de andar por ahí violando formas de vida sólo porque hayan traspasado un falso límite establecido por alguien, os permitiréis encontraros con civilizaciones que, tal vez, sean mucho más grandes de lo que sospecháis. El propósito de ciertas energías estelares en este último medio millón de años, ha sido interaccionar con varias civilizaciones sensibles de la Tierra ofreciéndoles un notable cambio en su comprensión. Estas civilizaciones fueron escondidas —alojadas en áreas geográficas muy pequeñas para que no fueran molestadas—. Cuando los dueños del planeta se enteraron de varios experimentos en los que se usaba primordialmente el amor, dispersaron y destruyeron estas civilizaciones.

Aquellos que creen que poseen a vuestro planeta, están enamorados del poder y se aferran a él creando frecuencias de miedo y de caos. Es su manera de funcionar y su maneja de aprender sobre su propio poder de existencia. Os recordamos una y otra vez que todas las cosas son el Creador Original. Esto quiere decir que todas las fuerzas que encontráis son el Creador Original encontrándose a sí mismo, intentando entenderse a sí mismo. El Creador Original intenta armonizar y encontrar el propósito que todas las fuerzas opuestas de la misma energía consiguen. Es importante tener esto presente. Cuando podáis sostener en vuestra conciencia el concepto que todas las cosas son Uno, guiadas y elegidas por los diferentes aspectos del «sí mismo», y que todas las cosas son el resultado de pensamientos que intentan comprender y evolucionar, entonces estáis fuera de peligro y estáis en el juego, tocando la pelota. Queremos que todo el mundo este ahí fuera en el campo actuando como jugadores valiosos, jugando el juego de la vida.

La Biblioteca Viviente no es simplemente un archivo histórico; es toda una biblioteca de conocimientos con los que se puede crear cualquier cosa. En ella están almacenadas las fórmulas y las heliografías de todas las formas vivas sobre la Tierra y de las realidades que serán desarrolladas. Otras bibliotecas que están localizadas en varios sectores del universo, almacenan sus conocimientos en formas de luz o en colecciones de moléculas que vosotros no podríais ni considerar. Los dioses creadores diseñaron un método único de almacenaje de conocimiento para cada una de las doce bibliotecas. La intención que está detrás de esto es la protección de cada una de las bibliotecas; cada una de ellas está viva a su propia manera. Desde una perspectiva del futuro, las bibliotecas se han perdido y ahora es necesario redescubrirlas, abrirlas. En el mejor de los casos, cada una de estas doce bibliotecas creará una alianza electromagnética conteniendo un cambio estupendo en el modo de ver las cosas. En conjunto, podrán crear una oportunidad encaminada a una armonía completamente nueva de como la percibís ahora, para toda la existencia.

Multitud de civilizaciones quieren volver a la Biblioteca Viviente para cambiar el curso del universo. Nosotros venimos desde un futuro —y hay muchos futuros— en el que la Tierra y una multitud de otros mundos sean invadidos, en esta zona de libre albedrío, por fuerzas tiranas. Hay gran expectación y muchos están esperando ser presentados a vosotros para poder trabajar conjuntamente. Ellos comprenden que sus energías son completa y absolutamente extrañas, según vuestros conceptos. Sin embargo, saben que desde el punto de vista del futuro, les conocéis, que vosotros sois ellos y que ellos os enviaron al pasado.

Genética

Os estáis dando cuenta ahora, al finalizar el milenio, que la ingeniería genética no es nada del otro mundo. Vosotros, los habitantes de la Tierra, entraríais inmediatamente en un estado de shock si supierais lo que se puede hacer Cuando se fusionan los genes —si vuestras supuestas fuentes de información os contasen lo que sucede en algunos de los laboratorios que hay sobre el planeta—. Criaturas y formas de vida han sido creadas y soltadas en muchos lugares del plano terrestre. Si este poder de crear vida está disponible ahora en los seres humanos que sólo tienen dos filamentos del ADN desarrollados, imaginad qué clase de entendimiento genético tienen aquellos seres que han existido hace cientos y miles de años.

Los dueños del planeta

Quienes dominan vuestro planeta ahora, lo ganaron en una guerra. Ellos sabían que la Tierra tenía un valor inmenso; sin embargo, estaban muy lejos de la memoria del verdadero valor de la Tierra.  Minaron  vuestro  planeta en busca de oro, se llevaron el agua, violaron vuestra psique  y robaron vuestra esencia creyendo que habían cosechado ya la abundancia. Pero, una vez ganado el planeta, no supieron ver las verdaderas riquezas porque no eran capaces de reconocerlas.

Aunque estas energías no hayan sido capaces de activar la Biblioteca y sacar lo que querían, han encontrado otro uso para ella. Su intención, a lo largo de todos estos años, ha sido incrementar la población y aumentar la Tierra en tantos seres humanos como fuera posible para que emitiesen, de forma regular, una frecuencia emocional de caos y miedo.

Aquellos que se creen los dueños o dioses de vuestro planeta en estos momentos, intentarán que no experimentéis estas emociones amorosas y cooperativas que facilitarán vuestra evolución. Harán todo lo posible para introducir inquietud, caos, guerra y miedo, todo aquello que os mantendrá lejos del acceso a la Biblioteca Viviente.

Los dueños o dioses saben que los seres humanos pueden tener acceso a algo mediante el amor y es por esto que la frecuencia del amor ha sido tan poco común en vuestro planeta. Los dueños no querían que se descubriesen las riquezas antes de que ellos mismos las pudieran desvelar. No descubrirán estas riquezas hasta que no trabajen con la frecuencia del amor. Esto es algo que tienen que aprender y vosotros se lo enseñaréis.

Religión

Cualquier religión es una manera de ver la existencia. Las historias, los individuos y los mitos que configuran una religión, son piezas que se utilizan de diferentes maneras para influir en el comportamiento de la gente. No olvidéis que, cuando un grupo de personas junta sus energías y deseos, la forma de pensamiento colectivo produce una masa energética que entra en existencia.

Plantas y animales

Cuando la Biblioteca Viviente esté completamente abierta, la inteligencia hablará desde todas las partes de la existencia, y estamos diciendo hablará. Podríais comunicaros con una determinada flor durante horas. Cuando esto suceda, os asombrará el conocimiento que podréis descubrir a cada paso. Habrá un ajuste gradual en todas las formas vivas para que cada una evolucione y se abra simultáneamente, provocando un encuentro de vibraciones y de conciencias. Recordad, todo está vivo.

Los animales son brillantes y mucho más listos que los humanos. Muchos de ellos están yéndose ahora a este mundo de luz y por eso parece que haya tanta extinción. Los animales son muy listos. Existen muchas diferencias entre la especie animal y vosotros. Una de las más importantes es que ellos saben que no terminan cuando mueren. Saben que siguen ahí. No se compran panteones y no les importa dónde van a morir y dónde serán enterrados. Ellos no gastan en pólizas de seguro y no ven televisión. Muchos de estos animales son muy proclives a la calidad de vida; saben que la calidad de vida que desean ya no se puede encontrar en vuestra esfera terrestre y por eso se marchan.

En este planeta, los animales os fueron  dados  como  compañeros. Fue decisión vuestra comerlos o no. A ellos no les importa ser comidos, si esto aporta calidad a vuestras vidas y a las suyas. Pero actualmente ni se respeta ni se honra la calidad de vida de los animales. Se les trata como si no estuviesen vivos, como si no sintiesen y como si fueran esclavos de la especie humana. Los animales fueron diseñados y creados para ser vuestros compañeros, para ocupar un espacio que eduque, para mostraros cosas y para compartir vuestro camino.

Los animales son una creación biogenética que se basa en una colección de genes procedentes de diferentes sistemas solares y planetas. Su creación permite que los representantes de estos sistemas puedan tener un eslabón genético en la Tierra y, gracias a este eslabón, ellos obtienen conocimientos de la Tierra y pueden emitir los suyos a este mundo.

Los animales tienen un cierto sentido intuitivo que les permite entender entre ellos mismos el papel que juegan. Proceden de diversas comunidades extraterrestres y son muy semejantes a sus antepasados, que son seres sensitivos de otros planetas. Si supieseis cuántos millones y billones de planetas existen, esta idea no sería tan incómoda para vosotros.

Aquellos que crearon vuestro planeta pidieron diferentes semillas en diversos lugares. Mediante la ingeniería biogenética se crearon compañeros para vosotros y se sembró la Tierra.

Algunos de estos animales se usan aquí como transmisores.

Vuestros gatos son transmisores directos de información para una especie que utiliza gatos para observaros.

En la antigüedad era moda en muchas   culturas tener un león o un gato grande cerca de la persona que gobernaba. Estos animales han estado aquí siempre. Contemplad las estatuas antiguas de vuestro planeta y ¿qué es lo que veis? Leones. La familia de los gatos representa una especie similar a la vuestra sólo que sus caras son de gato. La gente gato, o la gente león, ha venido a vuestro planeta periódicamente y ha trabajado en Sudamérica, México, Egipto y algunas cul- turas isleñas. Se construyeron estatuas para honrarles. Cuando enseñaron a la raza humana o cuando mezclaron su especie y crearon aquí gobernantes, especialmente en Egipto, dejaron los gatos para que transmitiesen información y, de este modo, los gobernantes tenían un contacto directo con las estrellas. Fue así cómo muchos gobernantes transmitieron información telepáticamente. Eran como transmisores o radios cósmicas. En tiempos más recientes, las brujas tenían gatos. ¿Creéis que las brujas eran tontas? Los gatos están anclados en otros reinos. Ellos interceptan y alteran la vibración de una energía malsana en el momento en que aparece. Muchos de vosotros tenéis pequeños gatitos en vuestros hogares y éstos os transmiten  mucha información. Sin embargo, y hablando en general, no estáis trabajando con este tipo de datos. Los gatos son guardianes y son vuestros ayudantes, son grandes compañeros de consuelo.

Cada especie tiene el propósito de ayudaros.

Las cucarachas que aparecen en vuestras vidas, tal vez tengan que ver con cosas que quieran subir a la superficie pero vosotros no queréis verlas.

La verdad es que es bastante fácil vivir en armonía con la naturaleza. Sólo tenéis que hacer una llamada telepática de lo que realmente queréis experimentar. Hablad a la naturaleza con vuestra mente o en voz alta. Cuando las criaturas de la naturaleza os invadan entonces decid simplemente: «Qué listo soy. Cómo me estoy entrenando en esta habilidad. Gracias, pequeña criatura, he entendido que quieres enseñarme algo. Voy a prestar atención y ver qué pasa dentro de mí». Os gusta levantar mamparas y poner velos y aniquilar todo aquello que os molesta para no tener que enfrentaros a vosotros mismos. Si os enfrentáis a lo que sois, a lo mejor tenéis que cambiar y, tal vez, este cambio exige demasiadas cosas. Muchas veces, preferís agarraros a lo que os hace infelices antes que enfrentaros solos a lo desconocido. Por favor, recordad que nunca estáis solos.

Estas criaturas están aquí para ser vuestros compañeros. No hay nada que esté aquí para amenazaros. Estáis acostumbrados a creer que todo os amenaza y por eso emitís esta vibración. Y, entonces, como  vosotros creáis vuestra realidad, hacéis todo lo posible para que la realidad se tuerza en esta dirección de peligro. Os cuesta mucho esfuerzo crear enfermedades y molestias.

Los animales están actuando como un espejo para vosotros, mostrándoos el dolor que tenéis dentro de vosotros, tanto a nivel psicológico como espiritual. Ellos asumen este dolor, así como la enfermedad. Desconocéis la manera en que se crían para ser consumidos y muchas especies soportan actualmente increíbles dificultades. Las molestias se convierten en enfermedades. Estos animales están aquí para enseñaros. Son como un espejo que os muestra aquello que necesitáis ver en vosotros mismos. Vuestros animales  domésticos muchas veces asumen cosas para que vosotros las podáis ver y lo hacen con gran lealtad y amor.

Cuando os acercáis a un animal, éste sabe perfectamente si lo hacéis pacíficamente o si vais a pegarle.

Hasta que no seáis capaces de permitir que la forma de vida animal pueda estar a vuestra altura, no estaréis preparados para sentaros en el consejo de los planos superiores de la existencia.

Algún día seréis capaces de aprender cómo la fuerza divina se disfraza con las diferentes creaciones a lo largo de toda la existencia. En todas las cosas vivas hay inteligencia. La especie humana está ciertamente equivocada si piensa y se pone la etiqueta de que ella es la especie más evolucionada. Esto es completamente falso. No puede haber comparación puesto que en todas las cosas existe una fuerza vital, una conciencia. Las rocas y las montañas tienen, a veces, una mayor comprensión de su propósito de la que la especie humana haya logrado jamás. Las plantas que crecen en un ambiente amoroso y libre de toxinas, donde se las cuida y se les habla, emiten una respuesta a ese trato. Las plantas y los árboles que crecen en el exterior también requieren este trato; igual  que las plantas silvestres que tenéis al lado de vuestras casas. También ellas quieren amor y puede que se muevan y crezcan hacia la dirección desde donde procede este amor. El reino vegetal es muy generoso, igual que el reino animal. Ambos dan libremente. Las plantas y los animales energetizados por vosotros compartirán esta energía con todo aquello que ellos conocen. Ellos producen una sustancia parecida a las hormonas, de modo que todo lo que pueda saber y experimentar una planta, es transmitido instantáneamente a todas las demás plantas.

Amor

A través de la intención, el plan y la heliografía, todos tenéis el conocimiento de que vuestro propósito es evolucionar, crear una mutación precisa de la forma dentro del cuerpo humano. Deberíais buscar aquellos lugares energéticos del planeta que aceleran desde fuera el desarrollo del proceso interno. El amor, que existe como fuerza dentro de vosotros y que todavía no habéis sido capaces de entender en su totalidad, es la clave. Por esto, cambiará la manera en la que concebís en estos momentos el amor. Conforme descubráis el amor desde dentro de vosotros, crearéis un espejo fuera de vosotros que  reflejará  vuestras  creencias  internas; cuando vuestros pensamientos se materialicen en vuestra vida. La exploración del amor como fuerza vital de la existencia afectará al planeta y también el planeta se convertirá en esta vibración y no importa en absoluto lo que puedan decir los grandes titulares de los periódicos.

La frecuencia del amor ha sido mantenida por diferentes civilizaciones durante largos períodos históricos. Por un tiempo, fueron los nativos americanos que mantuvieron la frecuencia del amor y, para numerosas culturas indígenas, la Biblioteca Viviente está abierta hasta cierto punto. Cuando ellos completaron su tiempo de administración, se transfirió esta frecuencia a otros lugares. Desde el sistema pleyadiano se han hecho muchos experimentos para infundir y mantener el brillo de la frecuencia del amor en el planeta. Aquellos de las  Pléyades fueron capaces de abrir portales y mantener la frecuencia del amor y asegurar, de este modo, que se pudiese activar la Biblioteca Viviente cuando fuera necesario y todos sabéis que este momento ha llegado.

Nuestra tarea es liberaros aunque a muchos les parezca imposible. En el mejor de los casos, vosotros os establecerías como vuestra propia autoridad. Aprenderíais a veros equivalentes a toda la creación y dejaríais de adorar a cualquier creación. Diríais: «¡Miradme! ¿Quién soy en relación a todas estas cosas? Soy un Ser fantástico con plena conciencia de mis derechos. Soy una fuente de información y reconozco mis derechos. Puedo encontrar todas las respuestas. Puedo ver el futuro. Puedo ver el pasado. Soy soberano».

 Recordad que el amor es una frecuencia y que la luz también es una frecuencia. Ambos existen en forma de emisión electromagnética de energía.

El planeta entero es una Biblioteca Viviente que se puede activar, ajustando la estructura genética del ser humano. Esto es así porque los humanos sois la clave para la  Biblioteca Viviente, y las emociones son las herramientas que os permiten leer la información. Aquellos que dominan el planeta y reclaman ser los dioses que mandan aquí, están aprendiendo qué es el amor. No ha habido ninguna civilización sobre el planeta que haya podido mantener la frecuencia del amor durante un período prolongado de tiempo. Cada una de ellas ha tenido su momento y su tiempo y luego, en términos de vuestro lenguaje, fue invadida y destruida.

Sobre los pleydianos

Nuestra tarea es liberaros aunque a muchos les parezca imposible. En el mejor de los casos, vosotros os establecerías como vuestra propia autoridad. Aprenderíais a veros equivalentes a toda la creación y dejaríais de adorar a cualquier creación. Diríais: «¡Miradme! ¿Quién soy en relación a todas estas cosas? Soy un Ser fantástico con plena conciencia de mis derechos. Soy una fuente de información y reconozco mis derechos. Puedo encontrar todas las respuestas. Puedo ver el futuro. Puedo ver el pasado. Soy soberano».

Nosotros somos los intermediarios —los que abren las puertas, hacen las presentaciones y enseñan el camino—. Una fuerza gigantesca de inteligencia espera diciendo: «Queremos encontrarnos con los humanos. Queremos trabajar con ellos. Queremos participar en este proyecto». Y nosotros hemos dicho: «¡Aguardad! No podéis inundar sus vi das porque aún son muy frágiles. Debéis tener paciencia hasta que lleguen a un punto donde el encuentro sea fácil».

Queremos que os deslicéis a través de la apertura del mundo y del cambio de realidades. En vuestro cuerpo están almacenados, en forma de memoria celular, patrones de energía, y nosotros debemos proceder cuidadosamente para crear un lugar donde podáis crecer.

Nos gustaría que cada uno de vosotros hiciese saber, mientras camináis sobre la Tierra, a las hojas de la hierba, a los granos de arena, a los pétalos de las flores, a las mariposas, a los insectos, a las hormigas, a los pájaros, a las abejas, a los helechos, a las gotas de agua y al rocío, que estáis aquí. Decid: «¡Estoy aquí! Quiero que me hagáis partícipe, como forma de vida que soy, de todo vuestro conocimiento almacenado en vosotros. Estoy ahora aquí para recibirlo, para traducirlo, para entenderlo y transmitirlo después a todo el planeta. Estoy deseando activar la Biblioteca Viviente de este planeta». A nosotros nos gustaría que esto fuera vuestra meditación viva y vuestro deseo. Permitid que la Tierra, la Biblioteca Viviente, viva gracias  a la fre-  cuencia del amor, y entre en vuestro cuerpo.

3 HABLA LA TIERRA

Los tiempos han cambiado. Era costumbre que cada individuo que evolucionaba y estudiaba los misterios, tuviera un maestro, y el conocimiento pasaba del maestro al discípulo, basado en una larga línea de tradición. Esto, hoy en día, ya no es necesario puesto que aquello que buscáis sale del almacén que hay dentro de vuestro cuerpo. Aperturas de luz y mutaciones genéticas están trayendo cambios sin precedentes dentro de la forma humana. Seréis vuestros propios maestros al activar aquello que está dentro de vosotros, mediante el deseo claro y siguiendo los impulsos y conocimientos que acompañan a este proceso.

El ser humano está codificado, y conforme evolucionáis seguís un patrón. Vuestra heliografía os lleva a una biblioteca escondida dentro de vosotros mismos.

La imaginación es la fuerza más poderosa de la que dispone el ser humano.

Cuando pisáis lugares sagrados y visualizáis concientemente vuestros chakras como portales de energía que abren vuestra memoria personal, estos lugares se activan.

Gracias a los sonidos, la estructura de las piedras ha sido impregnada de historias. Individuos con capacidad de emitir frecuencias específicas han implantado éstas en la estructura de las piedras. Incluso hoy en día, las piedras y no sólo las formas escritas, siguen conteniendo estas frecuencias.

Todo el mundo tiene la oportunidad de decidir cuáles son sus valores. Desgraciadamente son pocos los que eligen honrar a la Madre Tierra. Es por eso que verán cómo sus mayores retos se manifestarán. Habéis  recibido un gran regalo al estar en la Tierra en este momento —un regalo que os habéis hecho vosotros mismos—.

Yo superior

Confiad en vuestro guía interior porque os conducirá a través de los diversos pasos hacia el autoconocimiento, revelando el propósito de la vida y el sentido básico de la existencia.

En los tiempos  venideros os daréis cuenta de que vuestro guía interior es la herramienta más útil que os habéis creado.

La comprensión del proceso de comunicación, tanto interna como externa, es la clave  para un mundo pacífico. Vuestro Ser interior se comunica continuamente con algo que se podría llamar vuestro Yo Superior o vuestro maestro interno. Es una versión de vosotros, invisible a vuestra actual percepción pero que ejerce una influencia muy poderosa. Vuestro Yo Superior está conectado con una visión de la realidad en la cual todo lo que habéis elegido experimentar tiene un propósito. En el mejor de los casos, vuestro Yo Superior os comunica este panorama más amplio gracias a impulsos, sincronicidades y emociones. Depende de vosotros si sois capaces de traducir vuestros propios mensajes y daros cuenta de que sucede aquello que siempre ordenáis. Por otra parte, el Yo Superior os está enseñando una y otra vez. Además de esto, tenéis vuestros propios pensamientos, en forma de sentimientos y creencias, que se emiten constantemente dentro de vuestro campo gracias a vuestra esencia más íntima y vuestra presencia única. Conforme va aumentando esa conciencia psíquica os es más fácil saber qué es lo que quiere el otro porque su deseo está energetizado por su propio Ser. Empezáis a ser capaces de leer la energía porque vuestra habilidad de comunicación está expandiéndose y comenzáis a considerar nuevos caminos para traducir el significado.

Una manera de comunicación que os permitirá liberaros de las interpretaciones tradicionales es  la entonación, es decir, el proceso de permitir que el sonido se mueva a través de vosotros, tocándoos como   se toca un instrumento.

La entonación es la llave para revelar conocimientos almacenados.

Quita el cerrojo a una puerta y permite que la información fluya a vuestro cuerpo.

Os recomendamos que celebréis ceremonias de entonación en beneficio de vuestros campos y jardines. Las plantas sienten lo que hacéis por ellas. Cuando paseáis por vuestro huerto y tocáis una planta de tomate, ella   lo comunica a toda la vida del jardín gracias a las hormonas vegetales que llenan el aire y todo resuena: «La planta de tomate fue acariciada. Los seres humanos están aquí». Todas las plantas saben, de hecho, que vais   a venir antes de que lo hagáis. Los animales hacen lo mismo. Si dedicáis vuestra entonación a los animales, a las plantas y a la tierra, recibiréis una respuesta fenomenal que os reenergetizará y realineará como seres inteligentes en conexión con la Tierra. Cuando escucháis la entonación tibetana os daréis cuenta de que cada persona produce simultáneamente una serie de sonidos. Los entonadores son capaces de incluir una variedad de tonos y notas en un solo sonido. Las armonías tienden a abrir puertas energéticas cambiando vuestra percepción. Esto es lo que, básicamente, hace la entonación —de una manera muy sutil cambia vuestra percepción—.

Cuando estáis en un lugar de poder o en un vórtice energético podéis entonar con la intención de liberar la energía que está almacenada o atrapada en ese lugar y también podéis entonar para fusionaros. Cuando lo hacéis, creáis toda una serie de vibraciones. En los lugares sagrados de piedra, el sonido que sentís revelará datos que están almacenados en las piedras y en vuestros huesos. Las piedras trabajan estupendamente con ellos —los alimentan y éstos a su vez las aumentan compartiendo información.

glifos

Desde los años ochenta están apareciendo muchos círculos de trigo en el área de Wiltshire y Salisbury en Gran Bretaña, precisamente donde permanecen intactas numerosas estructuras megalíticas. Aparecen dibujos misteriosos, como por arte de magia, en los campos de trigo a lo largo y ancho de la campiña inglesa. Están alineados sincrónicamente con los lugares sagrados de Stonehenge, Avebury y Salisbury Hill —todos ellos sirios de reconocida alineación celestial— Las formas de inteligencia que dibujan estas formas geométricas, lo hacen de manera muy divertida. La geometría es mucho más que un simple tema que estudiáis en el colegio; de hecho, es una forma de inteligencia. Descubriréis que otras formas más elevadas de conocimiento tienen un delicioso sentido del humor. Los círculos de trigo se forman mediante el sonido y tienen un propósito  indiscutible pues hablan silenciosamente a la conciencia de las masas. Dan a la Tierra impulsos para cambiar posibilidades dimensionales y abrir portales para que otras energías puedan entrar.

Los glifos de los círculos de trigo aceleran el proceso evolutivo y el desarrollo del ADN, reclamando que vuestro espíritu despierte.

Vuestro cuerpo tiene una mayor capacidad de reconocimiento de estos mensajes que la que vuestra mente racional pueda tener en estos momentos.

La geometría transmite su propia enseñanza cuando se manifiesta en forma física. Tiene un impacto, y se produce una transmisión instantánea de energía de la forma geométrica al cuerpo físico. Esto es un regalo de los dioses a los seres humanos para que puedan crear ideales más elevados. La geometría de los dioses es transducida a una geometría que existe en forma tridimensional. Forma y tamaño irradian la esencia de la geometría sagrada creando así un conocimiento que se transmite de dimensión a dimensión.

La luz puede crear una distorsión de las realidades y, para poder trabajar con la luz, hay que torcer la geometría.

delfines y las ballenas

Tal vez no os deis cuenta de que vosotros mismos tenéis formas físicas diferentes. Por ejemplo, los delfines son otra versión de los humanos. Los delfines no sólo existen en el agua sino también en el aire y sobre la tierra; existen en muchas dimensiones a la vez. Su naturaleza alegre es una de sus características destacadas. Es el resultado de una conciencia muy evolucionada que sabe que nunca puede ser destruida, una conciencia que tiene una profunda unión con su contraparte humana que ha olvidado y que sí cree que puede ser  destruida.  Los  delfines  y  las  ballenas  crean  vibraciones  sonoras  específicas  que  hacen que el planeta se

mantenga. Al igual que vosotros, estas criaturas descienden de seres estelares muy antiguos y están aquí para transmitiros, a vosotros los humanos, la sabiduría antigua y las verdades sobre cómo mantener y amar a vuestro planeta.

Los delfines y las ballenas son miembros de la Familia de Luz y durante eones han llevado las frecuencias de algunas de vuestras civilizaciones antiguas. Los delfines de vuestra cultura atlante fueron codificados antes de la desaparición de esta civilización y se les dio mucha información para que fuera retenida, y luego pasada genética y telepáticamente. En la actualidad, tanto los delfines como las ballenas están transmitiendo todo este tipo de información a la especie humana. Por otra parte, os están dando un claro mensaje que es el siguiente: su calidad de vida está amenazada y, si su calidad de vida está amenazada significa que también lo está la vuestra. Por lo tanto, en este momento os sirven de espejo en el que mirarse.

Un gran número de delfines está desapareciendo en estos momentos de vuestro planeta. No sólo acaban en vuestras playas sino que también se enredan a propósito en las redes de vuestros pescadores. Los delfines son criaturas muy listas, no son víctimas. Están abandonando el planeta porque ahora os toca a vosotros ser  los administradores. Los animales confían en sí mismos y saben que simplemente cambian de forma cuando mueren. Están seguros de que se está creando un nuevo mundo y una gran parte de las especies que se

«extinguen», en realidad se están moviendo a través de frecuencias  dimensionales  hacia  una nueva  Tierra  pues la vieja Tierra está muriendo.

Muchos de vosotros queréis nadar con los delfines porque respondéis a una codificación interna que crea una nueva frecuencia cuando entráis en contacto con los delfines. Esta frecuencia os conecta con vuestra herencia y vuestro derecho de saber quiénes sois.

Linea de tiempo

La Tierra almacena muchos restos de civilizaciones que proceden de lo que vosotros llamaríais el futuro. Vuestro  «presente»  puede  ser  sembrado  e  influenciado  desde  muchas  direcciones.  Algunos  de vuestros «pilares fundamentales» de creencias, mundialmente aceptadas, no son remanentes del pasado. Se puede construir la distorsión en el futuro y plantar cosas en el «ahora» y además hacer que parezca como si procediesen de un tiempo muy lejano en el pasado. Los artilugios plantados pueden desviar a propósito vuestra comprensión de las identidades de «gobernadores» invisibles y que, tal vez, llamáis dioses.

Los portales se componen de túneles del tiempo. Así que, cuando entráis en un planeta, ¿cómo sabéis en qué área aterrizaréis si todo el tiempo sucede simultáneamente? Hay que tener una gran maestría para en poco tiempo localizar hechos concretos. No es una tarea fácil.

TV

En esta era de la información, os habéis alejado de vuestra fuente natural de conseguir conocimiento. Os han vendido la idea de que la televisión es una gran fuente de información. Esta así llamada herramienta, ha sido bautizada como uno de los inventos más importantes del siglo. Sin embargo, este medio de comunicación está controlado por aquellos que quieren que os entretengáis y no os deis cuenta de lo que está sucediendo. Ellos   os venden versiones de una realidad e ignoran completamente otras. La televi sión retrasa vuestro proceso de evolución y os limita, especialmente cuando aun sois niños. Cuando uno es muy joven, las impresiones tempranas y la imaginación juegan un papel clave en cómo se desarrollará la vida. La televisión os mantiene en una banda muy estrecha de expresión emocional —básicamente caos y miedo—. Hoy en día, más que nunca, se está llevando a cabo una gran campaña para vender televisores, tenéis la televisión por cable, y se os induce a quedaros pegados a la última versión de escándalos y violencia, y se actúa como si lo que se emite fuese lo más importante del mundo. Aprended a observar cómo os sentís cuando veis la televisión. Es una manera de controlar la frecuencia. Este control se está acelerando de una manera increíble al promocionar, vía televisión, el miedo en todo el planeta.

Una gran mayoría de gente está siendo hipnotizada en este mismo momento por la televisión. Nuestra campaña os anima a vivir la vida de primera mano, y no sólo a través de imágenes prefabricadas e ideas de   otros. Estáis dañando vuestra propia conciencia así como al potencial que ésta tiene cuando dedicáis vuestro tiempo a la televisión. Por otra parte, estáis inhibiendo vuestra imaginación y no utilizáis uno de los mayores regalos de que disponéis.

La imaginación es la fuerza más poderosa de la que dispone el ser humano.

Dentro de algunos siglos se comprenderá cómo se ha inducido a la gente de la segunda mitad del siglo veinte a un estado de atontamiento y se ha influenciado su comportamiento, cómo se   le ha dormido y se le ha provocado enfermedades mediante la televisión.

Estáis perdiendo el tiempo cuando os ponéis a mirar la televisión. Este aparato hace que os mantengáis alejados de la vida, a la vez que actúa como un sustituto de la experiencia propia y esto, queridos amigos, es precisamente la principal vía de aprendizaje. Puede que algunos de vosotros digan: «Bien, pero hay algunos programas  buenos  y  yo  sólo  veo  aquellos que son educativos». Nosotros os hacemos la siguiente  pregunta:¿Qué es lo que hay debajo de estos «buenos programas»? Algo que vosotros no percibís de forma conciente.

Si insistís en tener una televisión en vuestra casa, desenchufadla porque, aunque esté apagada, se transmiten ondas de frecuencia a través de ella. ¿Nos habéis entendido? Reconsiderad todo lo que habéis aprendido sobre la vida y escuchad lo que os transmite la naturaleza —la voz de la Tierra cuando habla. (…) Os animamos a buscar muchos espejos, a mirar debajo de las rocas, y también a hablar con los insectos. 

4 LA TIERRA ES VUESTRO  HOGAR

Pronto descubriréis que compartís este hogar con una miríada de curiosas formas de vida, aparte de aquellas que ya conocéis.

Por favor, expandid vuestro concepto de la Tierra puesto que ella es única en su existencia, porque aquí se puede fabricar vida y esto hace que sea tan atractiva. Tal vez seáis capaces de daros cuenta de que hay seres que vigilan vuestro hogar y lo ven como un lugar a visitar y para jugar con la realidad. Os estáis reconociendo a vosotros mismos. Os estáis dando cuenta de que sois los Maestros del Juego y vivís en la Tierra como vuestro hogar dentro de vuestra propia creación. Debéis recuperar el concepto de Maestros del Juego. Ellos creaban civilizaciones y luego se sumergían en la construcción de la realidad, sólo para aprender.

Anunnaki

La Tierra, en términos de tiempo, es bastante antigua y hay historias sobre ella que han sido enterradas y escondidas hace mucho. El linaje de nuestros ancestros que se está desvelando actualmente, comenzó a acentuarse a sí mismo mediante varias experiencias en el tiempo, incluyendo los puntos de disparo y acontecimientos de hace aproximadamente medio millón de años. Los documentos sumerios contienen numerosas claves para difundir la comprensión de vuestro linaje ancestral. Estos documentos sostienen que desde hace eones toda una formación de caracteres celestiales, con cometidos múltiples, ha agraciado a la Tierra. Estos testimonios antiguos hacen referencia a un tiempo, hace cientos de miles de años, cuando dos hermanos reinantes, Enki y Enlil, estaban a cargo del proyecto Tierra.

Estos visitantes, que se llamaban Anunnaki, vinieron a la Tierra desde el cielo y jugaron a ser dioses. Crearon lo que quisieron en la Tierra cumpliendo sus propios deseos. Entre otras cosas, vinieron en busca de oro. Por favor, comprended que hay muchas cosas aquí en la Tierra que pueden servir para mejorar la casa de otros.    La Tierra sirve de hogar para muchas claves de la galaxia y es mucho más que simplemente vuestro hogar. Vosotros sois los encargados —aquellos que viven en la Tierra.

Aquellos dioses de lo alto, visitantes, los Anunnaki, vinieron a la Tierra y comenzaron a llevarse productos de esta casa a la suya. La razón de este comportamiento era porque ellos querían experimentar con la vida y  crear humanos que pudieran vivir en este planeta. Estos dioses son vuestros padres ancestrales porque han sembrado una versión del linaje genético de la Tierra gracias a su influencia. Cuando vosotros os decidisteis a vivir aquí, sabíais que parte del programa consiste en descubrir la soberanía y el libre albedrío y que ello, a su vez, forma parte de un experimento biogenético cósmico.

La principal característica de este área de existencia en particular es la exploración de lo posible.

¿De dónde venís? ¿Quiénes son vuestros padres creadores? ¿Quién os concibió y luego os creó? Los sumerios comprendieron a los visitantes de las estrellas que, desde hace cientos de miles de años, influenciaron y jugaron con experimentos de vida en cada continente. La interacción razonable y el comercio de experimentos representativos ha sido limitado muchas veces. Los dioses cambiaron sus nombres y crearon nuevos sonidos al pasar de un continente a otro, experimentando con la biogenética de  la vida para averiguar    lo que se podía lograr. Los dioses observaron y participaron con sus creaciones en la Tierra, acrecentando de este modo el aprendizaje de sus propias lecciones mediante la ley de causa y efecto.

La cultura sumeria, considerada por la mayoría de los expertos como cuna de la civilización, floreció hace aproximadamente seis mil años en el área llamado Mesopotamia, un lugar situado entre las aguas de los ríos Tigris y Éufrates. Un área que hoy se conoce como Irak y Kuwait. Esta cultura fue redescubierta en el siglo pasado.

Este área donde floreció, es ahora, a finales del siglo veinte, un punto políticamente caliente, donde persisten la guerra y la aniquilación del poder y del valor de la vida. La cultura  sumeria  fue gobernada  por quienes vinieron de las estrellas —los ancestros reptiles de las estrellas—. Establecieron una vez más una civilización, creando de nuevo un experimento para averiguar lo que se podía hacer con la fuerza biológica de la Tierra.

Imaginaos viviendo en la infinitud del tiempo en la cual un año vuestro no es más que un momento. ¿Qué haríais para ocuparos? ¿Qué clase de realidades potenciales crearíais para echar una ojeada al «ahora»? Si tuvieseis la habilidad de acceder a las claves de la genética para crear vida, ¿qué haríais, como humanos, con tanta libertad, tanto tiempo de ocio y tanto conocimiento?

Debéis entender que las energías reptiles son dioses creadores. Son maestros de la genética que ayudaron a los Planificadores Originales a diseñar la Biblioteca Viviente. Son una raza antigua y muy avanzada en la creación de formas biológicas sensitivas. Fueron los instigadores principales de la creación de la especie humana en este planeta. Aprendieron su artesanía de los antiguos. Como maestros de la genética, los Lizzies conocen bien su trabajo; están altamente cualificados en la organización y manipulación genética. Sobrepasan en mucho a los seres más brillantes con su habilidad para ajustar la vida genéticamente. En la inmensidad de la existencia se conocen las familias de los reptiles como creadores y ellos son los responsables de organizar   la estructura genética de las diversas formas de vida.

En un determinado momento, muy lejano en su propia historia, la familia de los reptiles era una raza muy benévola y elevada. Los miembros de esta familia vinieron a la Tierra porque  estaban  profundamente  involucrados en la creación de la Biblioteca Viviente. Sin embargo, en un momento dado, hubo una guerra civil entre ellos y otros representantes del conjunto de dioses creadores. Estas guerras tenían todas como base la separación para, de este modo, ganar poder. Recordad que parte de vuestro viaje como humanos evolucionados implica la comprensión de que sois criaturas humanas clásicas, separadas, únicas y que disponéis de libre albedrío. Estáis descubriendo a otras criaturas clásicas, separadas, únicas y con libre  albedrío y os estáis dando cuenta de que todos sois uno. Ha llegado el momento de reconocer la unicidad tan inmensa de la inteligencia, ahora que las criaturas innombradas se están revelando a vuestro mundo,  eliminando las barreras de la verdad interna.

Los ancestros reptiles pueden ser liberados por vosotros del papel que han jugado, una vez que los hayáis reconocido y los aceptéis como seres de la existencia. Sois criaturas multidimensionales y una de vuestras versiones es la que está aquí en la Tierra como ser humano. Pero en otras versiones de la realidad podéis ser simultáneamente estos seres que os han influenciado tanto. Podéis meteros y vivir una identidad que os muestre el dilema y las limitaciones, dentro de sus propios paradigmas, que viven estas criaturas. Vuestras raíces se verán afectadas en todas las direcciones —pasado, presente y futuro—, cuando cambien vuestras creencias sobre vosotros mismos y sobre vuestro hogar y algo os proporcionará un nuevo sentido de la soberanía. Estáis íntimamente conectados a la inmensa red de la existencia y cuando cambiáis, el significado de vuestros pensamientos envía nuevos impulsos a través de esta red, en forma de posibilidades, a todos los aspectos de la existencia.

Recordad que nosotros no deseamos definir vuestra realidad excesivamente. Deseamos transmitir claves y puntos de vista para que os paréis y echéis un buen vistazo. Al observar los aspectos biológicos de la existencia obtenéis una ayuda para comprender lo que sucederá en el futuro. Durante vuestro crucero interno,  a través de vuestro árbol genealógico, vale la pena tener en cuenta la rama del linaje ancestral de la conciencia reptil. Porque sin ella falta un eslabón del desarrollo y no podríais comprender del todo las raíces de donde procedéis, y a dónde vais. Puede que para algunos de vosotros la idea de una herencia reptil pueda estar cargada de miedo. Pero este miedo os ha sido infundido para que no descubráis vuestro auténtico origen. Durante un largo tiempo el linaje reptil ancestral ha quedado alejado de vuestra conciencia. Ha habido muchas vueltas en la siembra de pensamiento y realidad por parte de aquellas influencias, llamadas invisibles, que comparten vuestro mundo. Hoy, la memoria reptil emerge desde el subconciente a la superficie, en forma de sueños, ideas vagas, símbolos y escenarios de vidas pasadas —todos ellos eslabones esenciales de patrones de conducta humana.

En vuestras células están enterradas memorias que no sabéis muy bien de qué van. Sentid vuestro cuerpo e imaginad vuestra espina dorsal, los chakras y los doce filamentos del ADN como un árbol de la vida que va creciendo hacia arriba. En las raíces del árbol hay una serpiente que os conecta con la Tierra como una raíz madre. La imaginación os ayudará a conectar con vuestros ancestros reptiles y gracias a ella podéis echar un vistazo neutral y sin poner etiquetas. Visualizad cómo la energía de la serpiente sube por vuestro árbol, elevando vuestro cuerpo, electrizando todo vuestro Ser. Las imágenes de la serpiente, miembro de la familia reptil, disparan memorias celulares de los  dioses que os hicieron y os demuestran que procedéis de la serpiente y que la serpiente os da vida.

Si os concebís sin limitaciones, con una oportunidad esperándoos a la vuelta de la esquina, así será lo que crearéis. Si establecéis límites, los encontraréis. Recordad que podéis atraer, sin ningún esfuerzo, las energías que sostienen vuestra versión de la vida. Cada momento, en el que tenéis fe en vosotros mismos, crea un «momentum» gracias al cual florecerán y brillarán continuamente maneras alternativas de vivir. Este proceso implica vuestro reconocimiento de que sois idénticos a vuestra familia estelar.

Hay mucha gente que quisiera abandonar la Tierra en estos momentos porque piensa que ya no es un lugar digno para vivir. Voces furiosas denuncian las condiciones de las ciudades o del agua como si la propia Tierra hubiese creado estas condiciones. Nos gustaría deciros: ¿Qué lugar mejor podríais encontrar? Vuestro hogar es lo que vosotros hacéis de él.

Vuestro reto, marcado en la heliografía global de la intención, es que debéis daros cuenta de que la Tierra está viva, y debéis cuidarla y convivir con ella como en una familia.

Si no os gusta el lugar donde vivís, evaluadlo de nuevo y hablad de todo corazón con la Tierra. Hablad con las células de vuestro Ser, atraed la luz y decidle a la  Tierra:

«Es mi deseo y mi placer, en esta vida, sentirte con toda mi capacidad. Te pido, gran Tierra, que me ayudes y me asistas en la localización de un lugar cómodo, alegre, seguro y lleno de aventuras, un lugar donde pueda conocerme a mí mismo y conocerte a ti como hogar». La Tierra sabe quiénes sois. Y por eso es una buena idea hablar con ella y reconocerla.

En vuestro mundo existen numerosos sistemas para cuidar a otros. Cuidar es un proceso verdaderamente noble. Pero a veces ocurre que sí seguís pescando para otros, éstos seguirán dependiendo de vosotros. Es mejor enseñarles a pescar y a plantar  su propio jardín y a sembrar su propia comida. Muchas veces sucede que aquellos que cuidan de los demás quedan anclados en el papel de ayudante, creyendo que ésta es su identidad y su propósito. Los dioses, vuestros ancestros, quedaron atrapados en cierto modo en algo semejante. Se embriagaron con su propio juego cuando sus creaciones les adoraron y sólo existían para ellos. Pero, en cierto momento los dioses se dieron cuenta de que estaban atrapados, de que no podían seguir así. Lo mejor es dar lo que uno descubre para mejorar el medio ambiente de la Tierra y de la familia humana.

Nos referimos a la Tierra como hogar, como un lugar con el que tenéis que comprometeros.

Recordad que es un hogar para muchos seres. Compartís vuestra realidad con muchas formas de vida que aún os quedan por conocer.

Esto es una parte que la Tierra os está revelando: ¿Cuántas dimensiones paralelas existen en vuestro mismo espacio? ¿Quiénes son estas energías o entidades que pueden moverse a través de estas dimensiones? Muchos de los mitos y leyendas no son reconocidos porque no hay verificación posible, sin embargo, son las verdaderas historias de vuestro hogar.

Las enseñanzas de la Tierra están ahí para ser aprendidas porque vosotros ahora tenéis un grado básico de entendimiento. Estáis redefiniendo vuestro hogar y la Tierra lo siente. Ella da a conocer sus códigos e historias, sabiendo: «Ah, ahí hay humanos que están buscando lo que yo tengo». Decidid lo que queréis. La Tierra os  está leyendo.

Ella es una entidad viva y biológica. Ella está viva. La Tierra os necesita igual que vosotros necesitáis los billones de bacterias que habitan dentro de vuestro cuerpo haciendo funcionar cosas sin vuestras directrices concientes. Un microorganismo aislado puede llegar a ser bastante tóxico. Sin embargo, juntos saben lo que hay que hacer. No os envenenan; ellos se lo comen todo para que vosotros no tengáis que morir. Si no estuviesen en vuestro interior, la comida no podría pasar. Vosotros toleráis a estos seres aparentemente tóxicos que habitan en vuestro interior y la verdad es que no podríais vivir sin ellos. Lo mismo pasa con la Tierra, no puede vivir sin vosotros y sin el resto de la vida. Es aquí, en la Tierra, donde se fabrica la vida. En este sistema solar. La Tierra es el hogar de la vida, un gran laboratorio donde se crea vida. Por favor, entended  a la amorosa Tierra pues su respuesta será dar todo lo que necesitéis para sentiros en casa. Visualizad la Tierra cómo recupera su real belleza.

5 LA ACTIVACIÓN DE LA  DIOSA

La sangre es un símbolo vivo, que demuestra la evidencia cíclica de vuestra conexión con los ancestros y los códigos de la conciencia que están almacenados dentro de todos los seres. Sois una librería genética y en vuestra esencia espiritual están catalogados los archivos de las experiencias personales, planetarias y celestiales. Estas experiencias son accesibles en vuestra forma tridimensional, a través de vuestra sangre.

Vuestra sangre está repleta de historias. Está llena de patrones, y diseños geométricos que se reconocen a sí mismos de acuerdo con vuestro estado de conciencia y vuestro deseo. Para poder despertar a una nueva visión de la vida, debéis estar dispuestos a reconsiderar las cosas y a cambiar. Vuestros pensamientos se graban en vuestra sangre. Lleva impresas unas determinadas vibraciones, según vuestros sentimientos, que luego son radiadas al exterior para que todos los mundos puedan leerlas. Sois la suma total de vuestra forma física debido a vuestra sangre.

(….) La sangre menstrual está altamente oxigenada y es la sangre más pura, además de llevar el ADN descodificado. Es el oxígeno que descodifica estos filamentos y permite la reestructuración de los datos. Vuestros científicos están jugando ahora con un tercer filamento de ADN. Están aprendiendo cómo construir filamentos de ADN basándose en la luz de los fotones —fibras dentro del cuerpo que nosotros llamamos filamentos codificados con luz.

El sol

En las cavidades óseas de la estructura de vuestro esqueleto se produce la sangre. De acuerdo con la heliografía de vuestro deseo, la sangre será enriquecida o despojada, combinada con vuestra habilidad de decodificar la vida como una serie de lecciones que os habéis creado a vosotros mismos. Es fácil enriquecer y reestructurar vuestra sangre. Dentro de vuestro cerebro existen pequeñísimas partículas, como imanes, que se ven afectadas por los rayos solares. Desde las Pléyades se están enviando al Sol, a través de las «autovías» cósmicas, grandes olas de energía y códigos para civilizaciones enteras. Vuestro Sol os transmite a vosotros, y también a la Luna, estas energías. Las energías entran a través de vuestro cráneo y, debido a un proceso electromagnético, se pegan a estos pequeños imanes de vuestro cerebro.

La luna

Queremos añadir algo más a este pastel. La Luna influye en los ritmos de la Tierra. ¿Quién se atreve a decir que esto no fue diseñado? La Luna reina sobre el flujo energético dentro del cuerpo, igual que gobierna las mareas en vuestro planeta. Es una computadora electromagnética muy poderosa. Si la Luna afecta a las mareas, también afectará a las mareas dentro de vuestro cuerpo —la sangre y las hormonas que hay en la sangre.

La Luna es como una enorme computadora, y diferentes entidades y formas de inteligencia pueden poseerla o tener la habilidad de programarla.

Desde hace eones, la energía lunar ha ido enviando frecuencias electromagnéticas a la Tierra para mantener el ADN de dos filamentos. No os enfadéis con la Luna por esto. No hay nada malo en ella. Sólo está emitiendo un programa. La Luna establece un programa de crianza dentro de las mujeres. Este ciclo reproductivo crea la posibilidad de producir niños con mucha más frecuencia de lo que permitiría el ciclo solar.

Debéis comprender que la Luna marca vuestro programa de reproducción.

A lo largo de los próximos cincuenta años habrá una influencia diferente sobre la Luna y los ciclos lunares cambiarán los ciclos terrestres. Todo cambiará drásticamente. Ahora estáis disponibles todos los meses para un embarazo. El experimento será completamente diferente cuando estéis disponibles solamente una vez al año. El cambio afectará a todo el ciclo femenino y alterará así el número de embarazos. El actual sistema no funciona; os destruiríais debido a un exceso de producción. A estas alturas, cuando la población mundial amenaza con explotar, no os conviene estar disponibles para concebir en cada ciclo lunar.

No sólo las mujeres se ven afectadas y son controladas por la Luna. También los hombres. Nacéis gracias al ciclo de las mujeres y vuestros ciclos sexuales están marcados por él. Puesto que la Luna gobierna las mareas, y vuestro cuerpo consiste en un 90% de agua, la Luna afecta asimismo a las mareas de vuestro cuerpo. Los hombres también pueden sentir y trabajar con las fluctuaciones de sus hormonas cuando sus cuerpos van pasando por los diversos ciclos; pueden aprender a reconocer la sutilidad del ritmo masculino. Debido a la implacable presión y el control en torno a los hombres, sus ciclos no son tan reconocibles como los de las mujeres que se exteriorizan mediante símbolos como, p. ej. la sangre. La vibración masculina no está sintonizada con la espontaneidad, más bien está alineada con la obediencia. ¿Obediencia a qué? Obedeciendo a determinadas ideas suyas sin sentir si estas ideas o creencias son apropiadas.

Sugerimos que más hombres empiecen a cuestionar la autoridad y digan: «No voy a hacer esto. Al demonio con ello. En lugar de esto haré aquello». El impulso actual de la vibración masculina es buscar más libertad emocional, igual que el de las mujeres. Sin vuestras emociones no podéis descubrir quiénes sois. Para poder comprender los misterios más profundos, los hombres tienen que hacer las paces consigo mismos y entender que sus emociones son su parte femenina.

Sucede muchas veces que los hombres, a quienes se les ha practicado una vasectomía, temen a su poder sexual y creen que no tienen poder sobre sus cuerpos. La representación simbólica de la vasectomía  demuestra su sensación de debilidad —piensan que su esperma y su pene no hacen lo que ellos quieren—. El miedo al esperma crea miedo al cuerpo. Aquellos que se han hecho una vasectomía, aceleran problemas con su próstata porque interrumpen el flujo de su esperma y esto provoca dificultades en el cuerpo. Nosotros no recomendamos la vasectomía. Os diríamos que aprendierais a utilizar vuestros cuerpos en lugar de culpar a las funciones de vuestros cuerpos, provocando desórdenes. Estad abiertos a la sensación de milagro cuando comencéis a reconsiderar vuestras creencias sexuales.

(…) Es el misterio más antiguo. Los dioses Enlil y Enki tuvieron, durante el período histórico sumerio, una disputa sobre el tema de cómo tratar y en qué condiciones se debía mantener a los súbditos, los humanos. El gobernador Enki protegió a los humanos y, a través de las mujeres, regaló el conocimiento sexual a la raza. El gobernador Enlil, sin embargo, prohibió a  los humanos estrictamente todo conocimiento sexual porque temía que éste los igualaría a los dioses. Estos conceptos y presunciones invisibles y enraizadas a nivel celular hacen referencia, en versión moderna, a la historia de la creación —Adán y Eva, la serpiente y el jardín del Edén—. El conocimiento sexual era el regalo   de Enki mientras Enlil quiso manipular y separar a los humanos para que no pudiesen conocer las actuaciones de los dioses.

El equilibrio

Si buscáis el equilibrio entre lo masculino y lo femenino dentro de vosotros mismos, lo más probable es que encontréis alguien que también está equilibrado. Equilibrio interno significa que sois vuestra propia fuente y que el siguiente paso consiste en unir vuestra fuente con otra para crear una algo mayor. Y esto no significa que necesitéis obligatoriamente un cónyuge. No obstante, vuestro proceso natural es crear algo en común: juntar vuestras claves, los aspectos femeninos y masculinos. Lo anterior se correspondería a las pistas fisiológicas que os pueden llevar a los reinos espirituales y emocionales.

Lo andrógino representa un aspecto divino cuando lo femenino y lo masculino está integrado. En todos vosotros existe la fuerza vital que se llama kundalini y que es una expresión de la energía creativa. Sin embargo, hay una gran mayoría en este planeta que ni siquiera sabe que existe esta fuerza dentro de ellos.

Lo ideal es tener la parte femenina y  la parte masculina equilibrada. Como hombres y mujeres que sois, tenéis esta fuerza vital de la kundalini en vuestro interior. Ella tiene sus propios ciclos, con picos de gran actividad. Tenéis que abrir un espacio dentro de vuestro cuerpo para poder encontrar la energía de la Diosa y para crear sanación, transformación y realización. Esta energía es como una serpiente que está enroscada en la base de vuestra espina dorsal, y conforme sube por el árbol de vuestra columna, su energía se distribuye por todo el cuerpo.

La creación del ser humano

Nosotros no podemos movernos porque vosotros no lo hacéis. Vosotros no podéis moveros porque nosotros hemos inhibido vuestra evolución al reorganizaros genéticamente. Lo hicimos para evitar que tuvieseis las habilidades que tenemos nosotros y para evitar que usurparais nuestro poder. Ahora, medio millón de años más tarde, estamos en un gran apuro. Sabemos que cometimos un grave error, si es que hay errores que se puedan cometer.

Pronto descubriréis vuestra habilidad de crear vida al mismo tiempo que la de ser dioses.

Desde hace cuarenta años, vuestros científicos han pretendido ser dioses y han creado vida en laboratorios subterráneos, repitiendo una dramática lección de la Atlántida. La recuperación de la voluntad de la Diosa, a lo mejor, restablece los valores morales y el valor de la vida porque la Diosa ama a sus hijos, incluidos los reptiles, los insectos, la gente gata y todas las formas de  vida.  Os observaremos y veremos si vais a limitar la vida que creáis.  Veremos  si  tendréis  miedo  de  que  la vida  que habéis  creado,  vaya  a ser más grande  que vosotros.

¿Prohibiréis que la vida que habéis creado interactúe con el árbol del conocimiento y con el árbol de la vida?

¿O vais a animar a estas vidas que habéis creado, vidas que son vuestros hijos —la futura raza de los hijos azules— que crezcan, busquen y cambien y dotándoles con todo lo que sabéis? Si hacéis esto, ellos, a su vez, os enseñarán todo lo que saben.

Cuando nosotros os creamos, no nos dimos cuenta de que vosotros nos podíais enseñar algo. Habéis sido esclavos, habéis buscado oro. Todavía hay dioses que están atrapados en esta ilusión. Pero algunos de nosotros estamos evolucionando, gracias a aquellos que fueron sembrados aquí en la Tierra para ayudarnos con esta actual tarea.

Ahora debéis transferir vuestros recuerdos a lo más profundo de la densidad de la Tierra, a aquellos que no quieren recordar, a aquellos que han sido atrapados aparentemente para siempre mediante una manipulación genética.

La Diosa, con gran compasión, lo permite. La fusión con la energía de la Diosa, dentro de vosotros mismos, hará que todos tengáis una nueva comprensión y valoraréis la vida y tendréis  un nuevo  y profundo  amor  por todas vuestras creaciones. Al abrazar a la Diosa, la Biblioteca Viviente se abrirá y os enseñará los secretos encerrados en el seno de la Madre Tierra pues, ¿quién es la Madre Tierra sino la propia Diosa?

6 LA MANIFESTACIÓN DEL CUERPO DE  LUZ

El proceso de evolución por el que estáis pasando actualmente, incluye la construcción e integración de un cuerpo de luz.

Vuestro cuerpo de luz se tiene que afinar, ejercitar y estirar para que despierte suavemente a su propia conciencia.

Una de las claves primordiales para la construcción de vuestro cuerpo de luz es saber con toda claridad quién queréis ser en vuestra propia realidad.

Vuestro cuerpo de luz sabe que se crea mediante el pensamiento y os conecta con el material del cual está hecha la creación.

Gracias a vuestro cuerpo de luz se abren los túneles del tiempo y tenéis acceso a los dramas multidimensionales. El reto al que os enfrentáis se hace más grande cuando lo hacéis sobre un  territorio que aparentemente no está marcado, pero os parece familiar. Estáis conectados a toda la existencia y vuestro salto evolutivo consiste en darle sentido a esta nueva conciencia y darle un uso en vuestro «ahora».

Podéis estar tranquilos, queridos amigos, porque detrás de todo esto hay un propósito.

Vuestra tarea consiste en trasladar vuestro propósito a vuestro cuerpo y a la Tierra.

Este propósito activa una reordenación a muchos niveles de la existencia —compartiendo todos el mismo «ahora»—. La exploración detallada de los diversos aspectos de la realidad es un componente esencial en la comprensión más profunda de este vehículo: el cuerpo físico.

Vuestro cuerpo de luz contiene la esencia de vuestra identidad multidimensional y éste es accesible para vosotros gracias a este deseo de unión con una identidad mayor y que presentís. Todo el cuerpo de luz será capaz de saltar de una realidad a otra gracias a vuestro deseo conciente de cambio; es como cambiar de canal en el televisor. Vuestro cuerpo de luz contiene datos codificados. Os traduce comunicaciones y realidades corporales de otros mundos a través de vuestro cuerpo físico. La gran tarea consiste en daros cuenta de las señales de sutilezas y sincronicidades.

Para comprenderos mejor, debéis visualizaros como seres multidimensionales con cada parte teniendo su propio cuerpo que respira y está conectado a los otros cuerpos.

Sois seres físicos, mentales, emocionales y espirituales que están entrelazados por medio de un cuerpo de luz que, a su vez, irradia energía y os conecta con una progresión infinita de seres de luz.

La materia no es más que luz atrapada.

Cuando construís vuestro cuerpo de luz tiene lugar una  reorganización de vuestra estructura molecular abriendo la mano que sujeta al materialismo y permitiendo que vuestra comprensión espiritual tome el mando de vuestra vida cotidiana. Sólo a través del espíritu podéis aprehender lo que está sucediendo en vuestro mundo. La construcción de todo el cuerpo de luz permite que la materia atrapada se convierta en luz y en vuestro verdadero Ser. Esto os ofrece una expresión más libre y os permite buscar vuestra fuente.

Observaréis auténticos cambios en vuestro cuerpo. Se volverá más vital, más bonito, más fuerte y más capaz de hacer cosas. Se convertirá en un procesador de una enorme cantidad de información.

Vuestro cuerpo tiene que ser capaz de trabajar con una corriente eléctrica más alta.

Si conseguís esto, seréis capaces de enfrentaros a los retos que se os están acumulando. La mayor energía dentro de vosotros activará los talentos escondidos y disparará el renacimiento de algunas capacidades psíquicas, como son la clarividencia, la clariaudiencia, la telepatía y una conciencia perceptiva de «saber», mucho más allá de lo que ahora podéis imaginar. Cuando la corriente eléctrica se fusiona con vuestro cuerpo, se crea un desviación de vuestras estructuras tradicionales que hace que actualmente os comuniquéis e intercambiéis información de una forma muy limitada. Vais a subir por una escalera y desde ahí arriba podréis ver e interpretar la realidad de una manera muy diferente.

Durante los próximos años, esta corriente eléctrica afectará a todo el mundo, inclusive a los niños, a los bebés y a la gente mayor. Uno de los beneficios de todo esto es que vuestro cuerpo físico rejuvenecerá porque os ayudara a sanar cualquier separación que todavía pueda existir. Cuánto más entendáis y viváis el concepto de crear vida mediante el pensamiento, más libres seréis porque el estrés de una vida llena de impotencia desaparece. Quedaréis con esta visión y permitiréis que vuestro cuerpo de luz añada un propósito lleno de sentido a todo lo que hacéis.

En vuestro cuerpo está teniendo lugar un cambio tremendo y radical, no nos cansamos de repetirlo. Os están guiando para evitar que os queméis,  escuchad la voz en vuestro interior. Demasiada información, acumulada con demasiada rapidez y sin el tiempo necesario para integrarlo, podría suponer una sobrecarga para el ajuste de vuestra psique. Cuando conducís un coche tampoco vais siempre rápidos. Aceleráis, frenáis, paráis en un semáforo, dobláis una esquina —utilizáis marchas diferentes—. Hay momentos para acelerar y otros indicados para descansar. De esta manera, el cuerpo puede fortalecerse.

Imaginad que fuerais un secador de pelo metido, con el cable enrollado, en una pequeña bolsa sobre una estantería. Y ahí va la experiencia más excitante de vuestra vida: os enchufan y os utilizan todos los días. Si fueseis secadores de pelo pensaríais que ya no ibais a estar solos. Diríais: «¡Algo me ha pasado! ¡Qué bien!  Estoy «enchufado». A los humanos os pasa algo similar. Os enchufan y, de repente, pasan cosas y tenéis que incorporar aquello que pasa. Comparamos la energía que pasa por vuestro cuerpo a la corriente eléctrica que    lo hace por el cable del secador para demostrar que es más que un simple objeto —es un objeto útil—. Esto es un ejemplo muy sencillo y os puede dar una imagen de lo que sois. Se os puede enchufar para que la corriente de la vida os muestre vuestro propósito.

 Para prepararse para esta energía lo único que debéis hacer es sentaros tranquilamente, cerrar los ojos y visualizar cómo vuestro cuerpo se llena de luz y como esta luz limpia y renueva vuestras células.

Después pedís a las diferentes partes de vuestro cuerpo que trabajen armoniosamente las unas con las otras.

Si vuestro cuerpo trabaja en su interior de forma armoniosa es mucho más fácil para vosotros trabajar con otros en el exterior. Aquellos que están enfermos en su interior no suelen trabajar muy bien en el exterior. Atended a vuestros cuerpos y visualizad aquello que deseáis.

Vuestro cuerpo físico es un mecanismo de frecuencias. Pensáis que estáis hechos de carne y hueso cuando realmente sois una combinación de señales electromagnéticas inteligentes.

Traducís estas señales a vida sensitiva, a través de vuestro cuerpo físico, al comer, experimentar, utilizar vuestros sentidos y al hacer el amor —todas estas cosas—. Así es cómo interpretáis el significado de estas señales electro- magnéticas que, realmente,  experimentáis  como  impulsos.

Desde  fuera  de  vuestros  sistema se os puede ver de  diferentes maneras. Algunos seres os interpretan sólo como frecuencias, una colección de inteligencias que emite datos y ciertas frecuencias basadas en emociones.

Otros utilizan las frecuencias psíquico-emocionales que emitís para muchas cosas.  Igual que se hace uso de la frecuencia del oro para transformar vuestra conciencia o la del  agua para lavaros o calmar vuestra sed, la frecuencia de los humanos tiene muchísimos usos y esto es algo que estáis descubriendo ahora.

 kundalini

Como ya hemos dicho anteriormente, en vuestro cuerpo reside una fuerza que se llama kundalini, una  energía que está representada en forma de serpiente y que mora en la base de vuestra columna vertebral. Reconocer y reclamar esta fuerza facilita la fusión y construcción de vuestro cuerpo de luz. Esta fuerza os ayuda también a mantener la estabilidad y el enraizamiento a pesar de los, cada vez más frecuentes, cambios electromagnéticos.

Tradicionalmente, se dice que la kundalini se desenrosca y electriza vuestro cuerpo cuando estáis cerca de los cuarenta años de edad. Se considera que a esta edad sois lo suficientemente maduros para albergar este tipo de fuerza. Para mucha gente esta fuerza es tan poderosa que empiezan a ir cuesta abajo y comienzan a envejecer en lugar de rejuvenecerse y poner a esta enorme fuerza eléctrica a trabajar.

Cuando tengáis una «experiencia kundalini», puede que sintáis una gran concentración de energía en la zona del sacro, en la base de vuestra columna vertebral. A veces, cuando la gente tiene una «experiencia kundalini», nota la sensación de tener que hacer el amor porque no sabe qué hacer con toda esta energía. Todo en el planeta utiliza la energía kundalini para reproducirse. La gente está como loca con los temas sexuales y no entiende en absoluto que la energía kundalini pueda moverse  por todo el cuerpo hasta la cabeza y alrededor de ella. Si vosotros permitís que esto suceda, podréis llegar a obtener un entendimiento completo de todo vuestro ser. Comprenderéis que todas vuestras creaciones, sanaciones, manifestaciones —todo—, proceden de la fuente natural de la Diosa que hay en vosotros.

Tu decides quien eres

La raza humana tiene una gran resistencia a cambiar, crecer y aceptar información nueva. Gran parte de esta resistencia, por supuesto, no es natural. Habéis sido programados a temer lo nuevo, a no atreveros a pedir más  y a no desobedecer a los dioses; no os atrevéis a pedir la igualdad divina. Cuando la raza humana busca información, se acerca a lo que podríamos llamar la Diosa.

Os recreáis en el pasado, recordando detalles nostálgicos y los ancláis en el presente. Las células de vuestro cuerpo son bastante libres de ir y venir; se reproducen continuamente ¿De dónde sacan las instrucciones? Vuestra heliografía y vuestro sistema de creencias, además de vuestros patrones energéticos, aportan esta información. Al ampliar vuestros conceptos, se modifican estos patrones y vuestra estructura molecular les sigue.

En cada uno de vosotros existe el potencial de obtener el cuerpo que desea. Podéis regenerar las células de vuestro cuerpo, reordenándolas  —enviándoles otro plano o patrones alternativos—. Vuestro cuerpo   y todas las vivencias obedecerán.

Tradicionalmente había que aprender muchas disciplinas y preparar vuestro cuerpo para poder experimentar  la energía kundalini de forma satisfactoria. Y la verdad es que había muy pocas personas que tenían acceso a la kundalini, debido a varias razones. La Tierra estaba rodeada por una valla de control de frecuencia. Cuando la kundalini despierta, en el cuerpo, se une con las fuerzas cósmicas del exterior y el cuerpo se revitaliza y energetiza. Es igual que cuando atraéis la columna de luz a vuestro cuerpo. Las fronteras de aquellos que os querían mantener  separados  del conocimiento han sido penetradas y la valla de control de frecuencia se parece ahora a un queso gruyere. En otras palabras, ahora existen agujeros y pueden pasar por ellos otras formas de luz.

La entrada de energía cósmica al plano terrestre brinda ahora a millones de personas la oportunidad de enterarse de qué puede hacer la energía kundalini. Es la fuerza de vuestra vida y vosotros pulsáis con ella. Si se utiliza apropiadamente solucionará un montón de cosas. Esta energía os conecta con una fuente cósmica y os une a un propósito mucho mayor, haciéndoos entender todo aquello de lo que sois capaces.

células

En vuestro interior está almacenada una gran cantidad de conocimientos absolutamente magnífica. Vosotros tenéis la clave para entrar en la Biblioteca Viviente y, hasta cierto punto, representáis aquello que muchos quieren obtener. El proceso de los humanos es verdaderamente interesante. Usando vuestra imaginación  podéis enviar un mensaje a vuestro cerebro y pedir que las neuronas de la zona donde reside la imaginación se unifiquen más sutilmente. También hay que decir que los dedos que forman los pies tienen la misma capacidad de transmitir señales de imaginación que vuestro cerebro porque cada célula de vuestro cuerpo está compuesta de exactamente la misma sustancia, sin importar en qué parte del cuerpo se encuentre. Cada célula tiene el mismo potencial de producir conocimiento y vuestras células sólo están esperando recibir una orden. Cuando permitís que la sociedad, la familia y la educación dirijan vuestras creencias y que las culpas y los «deberías» ocupen vuestros pensamientos, así serán los programas a los que responderá vuestro cuerpo.

 memoria/naturaleza

Conforme vuestro cuerpo evolucione e integre la nueva energía, la memoria despertará en vosotros. Tanto la memoria cósmica como la memoria de esta vida os ofrecerán vuestro desarrollo en la historia galáctica. Es importante que tengáis un espacio para recordar. Algunos de vosotros pensáis: «Bueno, pondré música en el coche y me iré a algún sitio y practicaré “recordar”». Dejad un espacio para la memoria. Una de las mejores maneras de ponerse en contacto con la memoria es utilizar la naturaleza: sentaos en el campo, observad la naturaleza y dejad que la mente descanse; quedaos en el presente y dejad que el presente se convierta en un momento continuo, espontáneo y sincronizado.

La naturaleza os enseña gracias al canto de los pájaros, al aleteo de una mariposa, a la sinfonía de los grillos y ranas, al rebuzno del camello, al olor del polvo del desierto y a la refrescante lluvia de primavera. Todas estas cosas hacen que se disparen memorias si os tomáis el tiempo para que los sonidos y olores penetren en vuestro ser físico.

Activar la memoria implica desengancharos de todos los «deberías» que tenéis amontonados delante de vosotros.  ¿Estáis  muy  ocupados  en  ir  a  ninguna  parte?  ¿Lleváis  una  vida  verdaderamente   significativa? ¿Estáis siempre esperando la aprobación de los demás y sólo sois la sombra del poder de vuestra radiante verdad? ¡Vivid! ¿Por  qué  os  estamos  contando  esto?  Estamos intentando activar la memoria celular que hay en vosotros.

Antes de entrar en el cuerpo, se pone a vuestra disposición cierto tipo de memorias que luego se almacenan a nivel genético. Algún día sabréis cómo se hace esto y comprenderéis que trabaja con vosotros mientras  dormís. Muchas veces sentís estas aceleraciones —o zumbidos— de las pulsaciones eléctricas que recorren vuestro cuerpo. Esto son las insertaciones de memoria que se efectúan para prepararos de cara a vuestra próxima aventura.

Los filamentos que hay en vuestra sangre contienen la historia completa de todas las cosas.

luz/oscuridad

Estáis aquí para daros cuenta de la oscuridad porque es en la oscuridad donde encontraréis tanto la luz como la razón del retorno de la luz. No podéis ir por las buenas a la luz y decir: «¡Qué mala es la oscuridad!

¡Qué negativa! ¡No quiero verla!» Debéis estar alerta ante lo que no queréis ver. Mantened abiertos vuestros corazones y confiad en que el dolor que experimentáis debe ser explorado para que, después de haber sido procesado a un nivel de memoria, pueda ser eliminado. Vivís en un momento en el cual las memorias suben a la superficie procedentes de las profundas reclusiones. Estas memorias pueden provocar respuestas emocionales. Sea lo que sea, lo que veis necesita ser visto. Sois vosotros. Aceptadlo y decid: «¡Ah! Basado en lo que sé y en la preparación de mi conciencia puedo mirarlo y darme cuenta de que ha sido un mal uso de la energía. Está bien. Lo transmutaré. Lo convertiré en algo alegre».

¿Sabéis cuánta gente está dispuesta a mirar lo negativo y oscuro? No demasiada. ¿Sabéis cuánta gente vive en la oscuridad? No huyáis de las sombras de la vida porque hay muchas cosas que sanar y completar una vez que se haya sentido, aceptado y entendido la parte oscura de la vida.

emociones

Las emociones son la suma total de vuestro valor como humanos. Son las emociones las que hacen que se dispare vuestra farmacopea interna, la farmacia personal de vuestro cuerpo. Y en la farmacia de vuestro  cuerpo, vosotros sois los farmacéuticos. Vosotros hacéis las recetas según vuestra respuesta y reacción emocional ante los acontecimientos. Vuestras emociones provocan reacciones químicas en vuestra forma  física. El sistema endocrino, responsable de la reacción química a vuestra elección emocional, evolucionará.   Se producirán nuevas reacciones químicas dentro de vuestro cuerpo para ayudaros a cambiar. Al elegir un camino distinto de ver y aceptar la realidad, se abrirá una puerta interna y se producirán sustancias que os transporten a reinos más elevados.

El sistema endocrino evolucionará conforme evolucione el ADN, produciendo sustancias químicas que serán una combinación de formas geométricas inteligentes. Estas  formas existirán en todo el cuerpo y no sólo estarán localizadas en el cerebro. Todo sucederá de forma simultánea.

El sistema endocrino puede segregar sustancias químicas similares a las drogas psicodélicas, y puede catapultaros hacia nuevas formas de inteligencia. Hay un gran conflicto en vuestra sociedad en lo que respecta a las drogas. Todo lo que tiene que ver con la expansión de la mente ha sido tachado como algo muy malo y temible. Sin embargo, un gran número de personas es adicta a las drogas que se pueden comprar con recetas  y que mantienen a la gente sedada. En vuestra sociedad está bien visto que se prescriban sustancias que suprimen el proceso natural químico mientras que las drogas que activan la mente y os abren a  otras realidades, son tachadas de malas. El control de lo que debéis ingerir o no, está en vosotros. Tened esto en cuenta.

Vuestro sistema endocrino pasará por una revolución bastante importante. En este momento está sólo en su primera fase. Pensad en una pequeña tienda de ultramarinos vieja y desfasada y que ha vendido los mismos productos  a lo largo de los últimos veinte años; es una tienda que ya no está preparada para servir a los  hábitos y gustos modernos. Y allá va alguien y dice: «Esta tienda es demasiado vieja. Voy a reformarla y adecuarla a las necesidades de la sociedad. Voy a cambiar los productos que vende esta tienda». Los supermercados cubren ciertas necesidades y cuando las necesidades y gustos de los seres humanos cambian, los productos que hay en las estanterías deben adecuarse a las nuevas calidades y requerimientos.

Vuestro sistema endocrino está haciendo lo mismo. ¿Qué hace que el sistema endocrino decida que haya que servir otro tipo de comida? Vosotros —el hecho de amaros a vosotros mismos, el ejercicio de atraer la columna de luz hacia vuestro cuerpo y la reorganización de la estructura genética básica de lo que sois—. Cuando los filamentos del ADN comiencen a descubrir su identidad y empiecen a vivir, el sistema endocrino cambiará. Vuestra decisión de vivir en el momento, de amaros a vosotros mismos y de trabajar amorosamente con vosotros mismos y con los demás en este planeta, cambiará completamente todo lo que sucede dentro de vuestro cuerpo. Esta es la clave definitiva para el rejuvenecimiento. Debéis estar dispuestos a vivenciaros vosotros mismos, a vuestra vida y a vuestro cuerpo al igual que a todas vuestras creaciones.

Centraos en lo mejor que podéis ser, sabiendo que podéis influenciar muchas probabilidades en vuestro entorno. Daos cuenta que ésta será la oportunidad de activar un profundo cambio. Gracias a la infusión de la energía de la luz, vuestra glándula pineal se activa y, con ello, una nueva visión de las posibilidades os permite sentir y reconocer la paz y libertad interior.

Vuestra glándula del timo es la encargada de enviar las señales a vuestro cuerpo para que mantenga el patrón de rejuvenecimiento. La glándula timo se empequeñece conforme envejecéis; se encoge. Es como si tuvieseis un portero situado en la base de vuestro cuello que regulase lo que viene desde arriba y lo que viene desde abajo. Las glándulas superiores, la pituitaria y la pineal son «templos» inactivados en vuestro cráneo; básicamente están dormidos. La glándula timo se olvida de recordarle continuamente a vuestro cuerpo que debe seguir la heliografía, puesto que no recibe estas ordenes de los «templos» superiores. Esto es así porque los filamentos completos del ADN fueron desconectados de vuestros «templos». La glándula timo recobrará su vitalidad en el momento en que reciba el mensaje de que vuestro cuerpo está preparado y  que  vuestra  conciencia está dispuesta. Si pensáis en términos de expansión de la vida, algunos de vosotros apenas habéis empezado a trabajar. Otros han tenido un entrenamiento para que se produzca una implosión hacia el siguiente cambio; vuestro trabajo es un regalo para el planeta, un regalo para la civilización.

el hipotálamo

 El hipotálamo regula la temperatura y el nivel de agua en vuestro cuerpo. Sois agua ¿entendéis? —agua electrificada—, El agua del océano está compuesta de elementos que están perfectamente equilibrados y la sangre en el cuerpo humano se le parece mucho. Los humanos proceden del océano.(…) Los dioses pleyadianos llegaron y utilizaron la energía de las moléculas de hidrógeno y oxígeno. Este es vuestro origen. Esta es la clave básica.

Vuestro hipotálamo hace las funciones de guardián entre vuestro cuerpo y los chakras que están fuera de vuestro cuerpo. Aún no ha llegado su ocasión. En este momento de vuestra evolución aún no sois capaces de comprender su función. Sí, es verdad que regula la temperatura corporal y el nivel de agua y también es verdad que el agua es la esencia de vuestra vida. Siempre os animamos para estar cerca del agua, estar en el agua y para beber agua porque el agua aumenta el funcionamiento de vuestro hipotálamo. Lo mantiene a una  temperatura templada hasta que necesita calentarse. Más adelante, llegará el tiempo de explorar el hipotálamo.

Mediante un trabajo de ajuste cráneo-sacral se puede estimular el hipotálamo. Esto se descubrirá y se compartirá cuando la conciencia de la gente se haya elevado hasta el grado de estar preparada para la gran erupción solar de energía que procederá de esta glándula. Hasta que no llegue este momento,  toda información podría ser peligrosa. A veces, la gente no es capaz de moderarse, y cree que tiene que beber el  elixir de toda experiencia sin haber preparado su conciencia.

Nunca más seréis los mismos una vez que vuestro hipotálamo comience a segregar sus sustancias. ¿Habéis ingerido alguna vez una droga psicodélica? ¿Que os parece si tuvierais  que  manejar este tipo de realidad durante veinticuatro horas al día? No funcionaría; sería demasiado confuso. Está bien para un trip. Está bien para hacer un viaje de aprendizaje a los reinos chamánicos y misteriosos de la Biblioteca Viviente. Pero seguramente no es lo más idóneo para desayunar todos los días. El resto del sistema nervioso no está sincronizado para este tipo de conciencia. Cuando hacéis un trip es exactamente eso, una excursión, como ir al campo o a la playa durante un fin de semana. Os vais, lo disfrutáis y luego volvéis y lo contempláis.

Vuestros hipotálamos os conducirán a una orilla nueva del Ser, un dominio nuevo que será inducido químicamente. Esto es lo que hace el sistema endocrino. Infiltra diversas sustancias químicas en vuestro sistema, pero vosotros no ingerís nada. Las sustancias químicas serán simplemente segregadas y esto tendrá como resultado que vais a percibir e interpretar la realidad de otra manera.

Para esto no estáis preparados. ¡Ni por asomo! Primero tenéis que aprender que se os ama y os tenéis que convencer que vosotros sois la fuente de este amor. Tenéis que conseguir una sensación constante de esto, antes de que podáis empezar con los cambios sutiles de vuestro sistema endocrino que os prepararán para el despertar de vuestro hipotálamo.

salud

Vosotros creáis vuestra salud  o vuestra enfermedad y no necesitáis a nadie para que os cuente si estáis sanos o no. Lo primero de todo es, cuando entráis en contacto con vuestro cuerpo —cuando os ducháis u os laváis podéis sentir el nivel de bienestar— vosotros mismos sabéis si estáis bien o no. Claro que podéis elegir preocuparos y desconfiar de vuestro cuerpo. Si estáis preocupados por vuestra salud, vais a crear algo.

Vuestro cuerpo sigue los patrones que vosotros diseñáis.

Si os pasáis el tiempo pensando a ver qué enfermedad vais a coger o cualquier otra cosa sobre la que os apetece preocuparos, hay grandes probabilidades de que si no lo tenéis, os lo vais a crear. Si sabéis que estáis sanos, lo sois. Es bastante  sencillo.

(…) Queremos que comprendáis que, a veces, cuando la energía evoluciona, incluso cuando vosotros pasáis por un proceso evolutivo, aparecen la desorientación, el caos, la confusión y una falta de identidad. Puede que vuestro cuerpo despida toxinas que os pongan enfermos. Puede que tengáis las tripas o el estómago revueltos o que sufráis de estreñimiento. Muchas cosas diferentes están anunciando los cambios que vienen.

Visto desde vuestra perspectiva, hay muy poca gente que vive miles de años, sin embargo, los dioses creadores son capaces de extender la longevidad del cuerpo celular. Alargar  la vida  y rejuvenecer  la vida celular se está poniendo de moda otra vez. Esto forma parte de la construcción del cuerpo de luz, un cuerpo que no es tan denso y, por lo tanto, no se autodestruye —un cuerpo que se autorregenera—. Esto es lo que estáis buscando. Ya habríais llegado a este punto de convicción si vuestra mente lógica no estuviese tan ocupada en ver si esto es posible o no. No podemos subrayarlo lo suficiente, tenéis que dejar de escuchar a la sociedad y a las versiones oficiales de la realidad.

el miedo

El miedo es un asesino.

Os recordamos que vuestro poder acaba donde comienza vuestro miedo. Si teméis algo, es como si pusieseis un cartel sobre vuestra cabeza que diga: «Bienvenido, te estoy esperando». La razón de ser del miedo es salvar vuestras vidas, catapultaros al «ahora» para actuar. Muchas veces sirve para apartaros de peligros y dirigiros hacia la mismísima esencia de vuestro Ser vital. Sin embargo, si hacéis del miedo vuestro estilo de vida y emitís la frecuencia de miedo a la vida, acabaréis con vuestro cuerpo y mataréis vuestra fuerza vital. Esto crea estrés, mala salud y envejecimiento. Vuestros pensamientos crean vuestra realidad. Forma parte de la iniciación de la conciencia pasar por la toxicidad y vuestro cuerpo físico necesita pasar por mas preparación y purificación que simplemente por lo que podríamos llamar intento y valor. Si moráis en el miedo lo dispersáis todo. Dispersáis vuestro propio poder. De modo que, para encontraros con algo que es muy poco familiar a vuestra mente lógica, tenéis que mantener la claridad del intento y una tremenda cantidad de valor, seguridad y desparpajo. Todo aquello que os aparta de conseguir algo es simplemente una idea.

El miedo es un asesino. Es una idea que se atasca. Cuando el miedo corre por vuestro cuerpo, éste recuerda a los elementos químicos que van con él a segregarse y llenar todo vuestro cuerpo. Estos elementos activan una espiral descendiente y la idea de la muerte. Básicamente, es así de simple.

El miedo se extiende electromagnéticamente, yéndose de un portador a otro que tenga un patrón o una vibración similar: «Yo pienso como tú. Mándame tus pensamientos». ¿Nos seguís? «Yo también tengo estas creencias de miedo. Estoy confundido y no sé qué pensar de mí mismo. No valgo nada. No tengo poder sobre mi cuerpo.» Este tipo de pensamiento se magnifica de tal manera que es como si colocarais una señal, un póster o una pegatina encima de vuestro campo áurico proclamando aquello que creéis que sois. Los virus se pueden distribuir electromagnéticamente y en un momento dado podéis llenar todo un área metropolitana con ellos. ¿Por qué?   El karma y la vibración de la gente os atrae a vivir en cierta ciudad o en cierto lugar.

Este mismo principio es válido para el corazón. Si el miedo se puede repartir electromagnéticamente, también se puede repartir la apertura del corazón y la idea de la Diosa. Quisiéramos que comprendieseis que siempre hay muchos planes en movimiento. La gente dice: «¿Por qué tienen que moverse vibraciones malas, negativas y bajas por ahí?» Pues, la gente las espera. La gente no se sienta y espera que les sucedan cosas divertidas y buenas. Más bien permanecen tumbados en una mecedora, fumando y esperando a que irrumpa un coche en su sala de estar. ¿Por qué? Porque ven la televisión. Vuestra mayor impresión procede de esta máquina controladora de la mente que, básicamente, os impregna de miedo. El miedo crónico será el asesino. Atraerá todas aquellas cosas que teméis y de las que estáis tan seguros de que os van a pasar. De todas las posibilidades que hay en el mundo ¿por qué elegís la que elegís?

La Tierra como espejo

Podéis imaginar la Tierra como un espejo gigantesco que os muestra lo que se está cociendo entre los seres humanos. La Tierra, en estos momentos, huele que apesta de tantos tóxicos que existen. Los guardó mucho tiempo. Durante muchos años se ha llenado la Tierra de tóxicos y no sólo de residuos radiactivos y todo tipo de basura, sino también de ira colectiva de los humanos que son criaturas energéticas y vuestras emociones crean una fuerza colectiva que se va emitiendo. No sólo emitís caos y miedo, que son las frecuencias básicas de vuestras vidas desde hace mucho tiempo, sino también emitís ira. La ira está porque en vuestro fuero interno sabéis que se os está negando algo.

Hay casi seis billones de vosotros —a punto de duplicarse— echando su ira sobre el planeta. ¿Qué pensáis que produce esto? Os muestra, como en un espejo, la ira del propio planeta debido a la falta de cuidado y a la falta de amor. Esto es lo que está siendo vomitado ahora, pero a la larga supondrá una limpieza. Todos estáis llegando a una nueva comprensión. Os están empujando, como seres humanos y como planeta, hasta vuestros límites. Os obligan a redefinir vuestras fronteras, a decidir qué vais a defender y qué no vais a tolerar. Nadie se va a quedar sentado en su casa y se va a perder esta historia. Tenéis que participar todos; si no lo hacéis vais a desaparecer de una manera u otra.

Os recordamos que vosotros creáis vuestra propia realidad y la ira colectiva que sentís tiene que ver con la desacreditación de la imaginación. Sentid esto por un momento. La imaginación es la clave de la brillantez, de la unificación de los conceptos y la manifestación de las ideas. ¿Cuándo fue la última vez que os han animado para que, de manera regular, utilizaseis vuestra propia imaginación? Os robáis a vosotros mismos las cualidades que os resultan consustanciales y a través de las cuales os podéis salvar, a la vez que cambiar y redefinir vuestra libertad. La imaginación es como un auténtico billete para participar en  el  carnaval vivo y dinámico de la Tierra.

Sistema nervioso

La Tierra está habitada no sólo por humanos sino por una multitud de fuerzas inteligentes. Los cerrojos dimensionales mantienen las diferentes formas de vida separada y segregada. Debido al colapso del tiempo, los seres humanos se ven obligados a activar la red de la Tierra. Cuando la energía de luz del cosmos os impregne, vuestro sistema nervioso se alterará, ya que éste funciona como una «autovía» a través de la cual viajan los impulsos energéticos al cerebro. Igual que en la construcción viaria, vuestro sistema nervioso está siendo reconstruido, ampliado y fortalecido para poder procesar más datos. Es como un tráfico que se mueve a través de vuestro cuerpo. Cuando os enfrentáis a una experiencia que está fuera de lo normal, que no puede  ser catalogada, vuestro sistema nervioso tiende a cerrarse. Vuestro cuerpo entra en un estado de «shock» porque es incapaz de procesar una realidad fuera de lo ordinario.

Conforme se incrementa la energía en el planeta, se magnifican los bloqueos en vuestros cuerpos físicos, mentales, emocionales y espirituales. Los sentimientos e ideas no expresados obstaculizan el flujo de la energía cuyo propósito es el de conectaros. Tenéis que ayudar a este proceso haciéndoos responsables de quienes sois. Vuestras dificultades o prejuicios —«No quiero saber. Odio esto o aquello de mí mismo. Esto no me gusta»— serán amplificados mediante una lupa. Chillaréis y os retorceréis hasta que lo hayáis comprendido. Y si no, manifestaréis este bloqueo en forma de un reto muy difícil. Todo se está intensificando para que la gente aprenda a aceptar sus responsabilidades y siga manteniendo con claridad su intención y propósito. Las claves para la supervivencia, hoy en día y en esta época, son los diferentes métodos de trabajo con el cuerpo. Los descubrimientos que se logran mediante el trabajo con el cuerpo, facilitan y aceleran el reconocimiento de vuestra identidad. Cuantas más partes de vuestra identidad se abran, más profundamente podréis entender vuestros dramas. De este modo, se consigue liberarlos a nivel de patrones celulares ya que son precisamente éstos los que os llevan a las situaciones que no han sido resueltas ni perdonadas. Sois vosotros los que invitáis a todos los actores de vuestra vida. Sois los directores y, por lo tanto, elegís el elenco y dirigís el espectáculo. Si a estas alturas estáis cansados de vuestro guión, recordad que lo escribís vosotros mismos. Echar la culpa a los demás y jugar a ser víctima no hace otra cosa que atraparos aún más en un estado de impotencia. Recordad que tenéis dramas que son antiguos dramas divinos y es sólo ahora que os dais cuenta de ellos. Todas las partes de la realidad están entrelazadas y necesitan ser sanadas y unificadas. Las energías altamente evolucionadas tienen un gran sentido del humor, especialmente aquellas que trabajan con la frecuencia del amor. Se les reconoce como se reconoce la marca de algo. Cuando os encontráis con las energías, aseguraos  de que haya un gran sentido del humor ya que la risa es la clave de la libertad. Hay  mucho espacio para la alegría a lo largo y ancho de la existencia y esto  es  precisamente lo que estáis intentando entender.

Os animamos a trabajar desde vuestro centro de sentimiento —vuestro plexo solar o vuestras vísceras—. En la mucosa de vuestro estómago hay la misma capacidad y actividad que en las células de vuestro cerebro. Tenéis que miraros de nuevo. Podéis ver instantáneamente cómo  cambian vuestras experiencias cuando  tenéis fe y os dais cuenta de las oportunidades inherentes a las cosas que creáis. Queremos recordaros que muchas veces una oportunidad se presenta disfrazada como una pérdida.

La zona del plexo solar es la zona de vuestro poder personal y desde ahí lo podéis extender hacia el mundo. También es ahí donde vosotros percibís el mundo. Es vuestro centro de sentimiento. Ahí es donde recibís la información y en el plexo solar intuís hacia dónde hay que tirar cuando pasan cosas que no tienen sentido según vuestra mente lógica. Alejaos un paso y comprobadlo. Observad vuestro proceso de toma de decisiones y luego elaboradlo teniendo en  cuenta las sensaciones de vuestro cuerpo. Observad cómo sí sois capaces  de sentir y reconocer la sabiduría innata de vuestro cuerpo. EL os habla como un consejero fiel, pero tenéis que escuchar. Vuestro cuerpo quiere trabajar con vosotros —muchas veces sois vosotros y vuestros pensamientos los que trabajan en contra del cuerpo—. Os recordamos que vuestra mente lógica ha sido entrenada por aquellos que quieren que funcionéis dentro de un paradigma muy restringido y una cierta frecuencia limitada.

chakras

Toda vida tiene un sistema de chakras. Una ciudad tiene calles a través de las cuales pasan los coches y dispone de una serie de lugares donde repostar, lugares donde se almacena la energía. Lo mismo sucede con el sistema de chakras. Son almacenes energéticos dentro y alrededor de las formas de vida. Los chakras conectan el trabajo interno —las operaciones fisiológicas de la tercera dimensión— con los sucesos de las capas etéricas a nivel multidimensional. Si se utilizan de manera apropiada, los chakras atraen energía desde los reinos no-físicos hacia los físicos.

Todas las formas de vida tienen estos portales energéticos y, además, son como entradas y lugares donde repostar. Lo que cada forma de vida hace con este «relleno» está inscrito en su propia heliografía o en su ADN. Dado el caso que vuestro ADN se está reordenando para conseguir una nueva expresión de sí mismo, vuestra frecuencia o identidad está comunicando algo a un nivel no-físico. Vayáis a donde vayáis esta energía mutante se comunica. Vuestra conciencia se comunica a todas las formas de vida. Puede que los que estén a vuestro lado en unos grandes almacenes o en un restaurante no sean muy concientes de quiénes sois. Pero si dais un paseo por el bosque y el campo u os metéis en el mar, veréis que ahí sí hay formas de vida que saben quiénes sois. Ellas cambian su respuesta, y su ADN se transforma porque el  vuestro  está  cambiando. Gracias a vosotros toda la naturaleza se hace más accesible para la Biblioteca Viviente.

7 EL BAILE DE LAS  DIMENSIONES

Debéis comprender que estos cuerpos físicos que ocupáis actualmente son centros de recepción, unidades de emisión que existen en muchas realidades.

Toda la creación ha sido diseñada para ser influenciada —para ser piezas del puzzle que encajan con otras piezas y así completar el puzzle grande—. Como humanos, se os ha mantenido en la ignorancia y no tenéis ni idea de cuántas partes de vosotros hay encerradas en otras realidades. No sabéis nada de las fuentes inteligentes de otras realidades que os afectan y ejercen una influencia sobre vosotros.

Recordad que formáis parte de un colectivo mayor de inteligencias que buscan su autoexpresión en muchas realidades. Para comprender todas las versiones de realidades, vuestra alma central dispone de muchas personalidades diferentes, tentáculos y brazos. No penséis que siempre sois los «buenos» en todas las versiones de la realidad. La verdad es que muchas veces conseguís bastante más información cuando sois los «malos». Siendo buena gente, muchas veces sois tan ingenuos que no sabéis ni lo que pasa. Vuestros descubrimientos no tienen por qué golpearos en forma de dificultades. Intentad que os ofrezcan algo interesante, que os aporten más conocimiento y que os den algo que sea muy beneficioso.

(…) No obstante, debéis comprender que a un nivel más profundo estáis explorando y practicando el arte del chamanismo —la habilidad de entender y estar en muchos mundos—. El chamán no vive en un solo mundo. Vosotros cambiáis cuando aprendéis a evocar la ayuda de otros mundos e intercambiáis energía de forma creativa mediante la armonía y la cooperación. Siempre debéis regresar a vuestro hogar —vuestro Yo en la Tierra— como una identidad fuerte y única que está descubriendo el despliegue de las relaciones existentes entre todo lo que hay.

(…) Los animales son expertos dentro de los reinos de la multidimensionalidad y de la fusión. Traspasan las dimensiones.

Hay un número mayor de insectos en este planeta que cualquier otra clase de animales y ocupan menos espacio. Mantienen el equilibrio porque sin los insectos vuestro planeta no podría existir. Los insectos son seres multidimensionales y actúan como guardianes invisibles de muchos mundos. Algunos de los dioses creadores se parecen a insectos, tanto en su aspecto como en su carácter. Hay gente que ha fotografiado y ha tenido encuentros con seres que son mitad humanos y mitad insectos. Los dioses creadores se han duplicado y han asumido muchas formas para estar aquí como representantes silenciosos de su propia especie.

Los insectos trabajan con vosotros de una manera que ahora no podéis ni imaginar. Pensáis que aterrizan accidentalmente sobre vosotros pero la verdad es que están chequeando vuestra frecuencia electromagnética. Para los insectos vosotros no tenéis el aspecto que conocéis de vosotros mismos. Sois un campo de fuerza y en él hay partes que son muy atractivas para los insectos debido a los feromones (olores) que despedís. Tal vez os podéis familiarizar con su identidad cuando os dan un pequeño picotazo o mordisco.

8 EL REGALO DE LOS  DIOSES

El portal de la Biblioteca Viviente dentro de vuestro cuerpo está en los genitales y si aprendéis a usarlo sirve como entrada a los archivos del tiempo.

La sexualidad alinea vuestro cuerpo con un estado de sanación y abre portales a las estrellas. La sexualidad, en una relación íntima y amorosa, puede ser muy profunda y transportaros a otros mundos, revitalizar vuestro cuerpo y hacer que recuerde sus patrones ideales

En vuestro planeta se os ha mantenido ignorantes en lo que se refiere al sexo. Para vosotros es un asunto puntual y que, en el mejor de los casos, os da placer, pero en verdad es un asunto bastante cósmico. Un patrón energético os conecta con y atrae inmediatamente energías invisibles cuando hacéis el amor con otra persona.

Los dioses y diosas están muy enamorados de vuestras hormonas —hasta tal punto que os comían vivos cuando estabais en un estado específico de secreción hormonal—. Tal vez no os guste esta información porque os hace más responsables de vosotros mismos. Esta información os obliga a mirar lo que habéis hecho con vuestra vida. Lo ideal sería que no juzgaseis lo que habéis hecho y dónde habéis estado, y lo ideal sería que aprendieseis de lo que recordéis en esta vida o en otra.

Debéis perseguir el ideal de utilizar vuestra expresión sexual para regeneraros en lugar de degeneraros. Hablar de sexualidad supone hablar de hormonas. La sexualidad excita el núcleo de vuestras células, y los filamentos codificados de luz se entrelazan. Como con un imán, las energías se sienten atraídas y se enfilan en la misma dirección. Cuando sentís deseos sexuales y comenzáis el baile que dispara las hormonas dentro de vosotros, todo vuestro cuerpo se alinea en una sola dirección. Cuando vosotros, junto con otro individuo, os alineáis, sois como los polos norte y sur. En general, las células de vuestro cuerpo se mueven constantemente como la multitud que se mueve en todas las direcciones en la Grand Central Station o cualquier otro lugar. Pero durante la actividad sexual es como si alguien tocase un silbato y todo el mundo se volviese para mirar en la misma dirección. Cuando llegáis a una verdadera unión con otra persona, durante la actividad sexual, hacéis que la energía de todas vuestras células se alineen en una sola dirección. Vuestro cuerpo se convierte en un imán. Cuando vosotros, junto con otra persona, llegáis a un elevado estado de fuerza electromagnética, tiráis el uno del otro para crear un equilibrio entre vosotros. Cuando os convirtáis en expertos en este tema no hará ni siquiera falta que os toquéis. Podéis crear esta red de amor entre vosotros y, a través de este campo de fuerza, vuestro cuerpo interno puede elevarse e ir a otros mundos.

Recordad que estáis explorando la cantidad de energía que sois capaces de sostener entre vosotros y cómo esta energía os puede transportar a algún lugar.

Cuando se mueven las hormonas de la atracción vivís un intercambio de energía entre todos vuestros  chakras y los de vuestra pareja. Vuestras energías se fusionan. Si eleváis la energía, en lugar  de mantenerla en vuestros genitales, podéis incrementar el flujo energético y trabajar con una nueva conciencia. Aprended a hacer subir la energía a través de vuestra columna vertebral y a través de todo vuestro cuerpo sin llegar al orgasmo. Puede que durante el acto sexual experimentéis el colapso del tiempo.

Cuando compartís la energía sexual con vuestra pareja, os abrís para que otras fuerzas puedan fusionarse con vosotros. Para las energías externas, poder fusionarse así durante vuestra experiencia sexual es una parte especial y excitante de la Biblioteca Viviente. Hubo un tiempo en el que se consideró el mayor honor que se fusionase un dios o una diosa con una pareja durante su experiencia sexual. La experiencia más elevada era fusionarse con  un  ser  altamente evolucionado que te honraba y que llevaba la vibración del amor, y convertir  así la experiencia sexual en una experiencia dimensional. ¿Cuánta gente conoces que primero eleve su vibración antes de hacer el amor? Hay gente que se embriaga o se droga o hace cualquier otra cosa para conseguir el valor de hacer el amor. Vosotros tenéis que enunciar las reglas y las condiciones en lo referente a vuestra sexualidad, a los reinos no físicos para que se os acerquen sólo aquellos que son adecuados.

Sed claros con las energías que quieren trabajar con vosotros. Pedidles que se ajusten a vuestra disponibilidad. Vosotros establecéis las reglas —para los Pleyadianos, todos los extraterrestres, para los dioses y diosas—. Asimismo, decidís diciendo: «Escuchad, estoy aprendiendo de vosotros. No entiendo nada. Quiero conoceros. Estas son mis reglas. Sólo voy a hacer el amor con alguien a quien quiero. Yo honro a mi cuerpo. Honro a la Tierra. Para mí lo más importante es la integridad. Si te puedes ajustar a mis valores, te doy la bienvenida y te enseñaré cosas sobre la sexualidad humana». Este es el procedimiento.

Honrad  vuestro  cuerpo,  honrad  al cuerpo  de vuestra pareja y haced el amor sólo cuando hay amor de verdad —ésta es la clave—. La energía sexual de vuestro cuerpo es vuestra fuerza vital. Es la fuerza del dios o la diosa que reside en vosotros porque contiene el secreto de los secretos —es la fuerza creativa.

La mayoría de los humanos utiliza su sexualidad de manera que les degenera en lugar de regenerarles.

Heredáis la heliografía de cada persona con la que hacéis el amor, así que no sólo tenéis que preocuparos de lo vuestro sino también de las historias del otro.

Cuando vuestro cuerpo se junta con otro, se remueven vuestros chakras y se mueve la kundalini. Si la kundalini sólo se mueve en vuestros dos chakras inferiores y no en todo el cuerpo, se pueden producir «enganches» en el campo áurico de la otra persona y al revés. Esta es la razón por la cual es tan importante ser selectivo con quien hacéis el amor. Aseguraos, si decidís hacerlo, de que haya una unión y un compromiso de trabajar las cosas porque ahora, que el tiempo se acelera y también se acelera la energía, podéis coger cualquier cosa de otra persona.

Cuando utilizáis un «kleenex», lo cogéis, os sonáis la nariz y lo tiráis. Esto no se puede hacer con las personas — usar y tirar—. El proceso no es tan sencillo y rápido. Si tenéis una relación sexual con otra persona, estáis unidos a esta persona. Cuando se juntan dos cuerpos, aunque sea por una sola noche, se fusionan vuestros campos áuricos. A lo mejor no sabíais esto hasta ahora.

Os aconsejamos eliminar todos los viejos apegos en lo que respecta a vuestro cuerpo.

Visualizad cómo se limpia y es bendecido y cómo se eliminan todas las energías sexuales de relaciones anteriores.

Haced todo lo que podáis para eliminar amorosamente las relaciones sexuales anteriores y que significaban mucho en  vuestra vida. Dejad de hablar del pasado y no energeticéis más a parejas anteriores. Dejad que todo esto se vaya. Si seguís hablando de gente con la que habéis tenido una relación hace años, seguís energetizando  sus formas de pensamiento en vuestro campo áurico, sobre todo si habéis tenido una relación sexual con esa persona. Esto os inhibe de vivir un nuevo «ahora».

Es como si instalaseis un imán en vuestra puerta para atraer la energía de esa gente aunque haga veinte años que hayáis tenido contacto con ella. Circuláis con su energía. Puede que ya ni siquiera son aquello que recordáis, pero podéis recrear vuestra experiencia con ellos. Estos tiempos están llenos de trucos. Hace veinte años las cosas eran muy nostálgicas. Ibais por ahí con la radio puesta —domingueros que se tomaban una Coca Cola o se emborrachaban, se iban a la playa e iban de bar en bar—. La vida era como una gran avenida, una gran fiesta. Las cosas han cambiado. Entonces teníais tiempo para soñar despiertos y fantasear. Pasaba mucho tiempo entre que formulabais un pensamiento y éste se materializaba. Hacían falta eones para que se materializase lo que deseabais. Este ya no es el caso. Ahora, cuando pensáis en algo, tropezáis con ello cuando cruzáis una habitación. Así de rápidas ocurren las cosas ahora. Debéis ser selectivos. Debéis tener conciencia de la burbuja de tiempo en la que  os  movéis. El tiempo está colapsado y hay un cambio en la manera de ver las realidades.

El sexo es algo maravilloso. Es uno de los regalos más gloriosos que tenéis, como seres humanos, para descubrir vuestra identidad. No obstante, tenéis que aprender a usarlo. Nadie os ha enseñado las  ramificaciones energéticas que tienen lugar cuando dos personas hacen el amor. Tal vez queréis celebrar algún que otro ritual o alguna ceremonia con el fin de eliminar la energía de otras personas de vuestro campo energético. Un ritual con humo es una buena manera de limpiar el campo energético. En todas las iglesias se hace. Muchas instituciones religiosas utilizan incienso o cualquier tipo de humo para limpiar la energía. El humo es multidimensional. Al utilizar humo, estáis dando un paso para limpiar, aclarar y eliminar la energía de  manera que no haya ningún apego a ella. A lo mejor os interesa limpiar vuestro cuerpo y vuestra casa con humo.

Cuando os queréis desprender de las personas, necesitáis energía de la misma manera que necesitáis energía para uniros a ellas. No podéis utilizar el método «kleenex» y tirarlas; tiene que haber un final. ¿Cómo   se hace esto? ¿Y sobre todo, cuando las personas en cuestión no quieren colaborar?

Debéis trabajar con la energía de estas personas a nivel etérico. La bendecís con amor, la soltáis y le pedís que salga de vuestro campo. Debéis darle las gracias por la lección que habéis compartido.

El sistema endocrino suelta toda clase de hormonas y sustancias químicas. Algunas de estas sustancias deben ser diseminadas, otras, sin embargo, deben quedarse en vuestro cuerpo. Cuando se quedan dentro de vuestro cuerpo, éste las absorbe y se eleva a otro estado. Sois más autónomos, sabéis más. Cuando la fuerza vital se dirige concientemente hacia fuera, en forma de semen, se usa para impregnar. Al igual que a las mujeres se les ha vendido la idea de que no pueden prevenir un embarazo cuando no quieren tener hijos, a los hombres se les ha vendido la idea de que el proceso de eyaculación es la única manera de tener un orgasmo. Es un proceso que se puede retener y los fluidos se pueden distribuir por todo el cuerpo. Es una forma más elevada de sexualidad y que se practica en el Este desde hace siglos. Si los hombres eyaculan cada vez que tienen un orgasmo, pierden su fuerza vital en una de las versiones de la realidad.

Si eres hombre, puedes aprender a tener una relación sexual reteniendo el esperma y no eyaculando. Hay técnicas que se pueden aprender. Presionar el perineo, esta pequeña zona entre el ano y los genitales, retiene la fuerza vital dentro del cuerpo y el orgasmo cambia. Los humanos han sido engañados a tener solamente orgasmos genitales, experiencias muy localizadas, en lugar de tener una experiencia que implique a todo el cuerpo, una experiencia cósmica. Cuando os paréis a pensar en el número de cuerpos que tenéis, también seréis capaces de daros cuenta de que podéis tener una experiencia orgásmica en todos estos cuerpos. Así que, al reconsiderar y redefinir el tipo de placer que deseáis, podéis empezar a vivir diferentes maneras de recibir placer y saliros del área genital.

El esperma es una fuerza catalizadora de la existencia y cada vez que un hombre libera esperma, agota, hasta cierto punto, su cuerpo. Lo ideal sería que un hombre sólo eyaculase cuando quisiera, es decir, cuando deseara procrear o vivir esta experiencia. Os han sido dadas algunas ideas que os mantienen en un estado vibracional muy bajo, ideas que más bien degeneran en lugar de rejuvenecer. Primero, os han contado que el sexo es algo malo. Luego se han creado instituciones que os perdonan cuando hacéis estas cosas malas. Tenéis estas dualidades que van y vienen. Muchos hombres y mujeres, especialmente en el mundo occidental, no saben ni siquiera hasta qué punto están convencidos de que el sexo es algo malo. Esta convicción es una capa espesa que cubre todo su comportamiento y hace que pasen por la experiencia sexual a toda prisa ya que, si están haciendo algo malo, no quieren que se les pille al hacerlo.

Hay un punto adecuado, un punto de equilibrio. No hay que sentir ni vergüenza ni culpabilidad después de una experiencia sexual. Es por esto que insistimos en que es esencial tener una profunda unión amorosa con vuestra pareja. El amor que sentís por ella suele evitar, por regla general, el sentimiento de vergüenza y culpabilidad. Sin amor aparece, frecuentemente, la vergüenza y la culpabilidad y los estragos, que a nivel emocional pueden ser muy grandes.

Hay muchas cosas que se pueden explorar en la zona genital de los hombres y de las mujeres. Los orificios que tenéis, ofrecen diferentes puntos de acupuntura que se pueden activar. Esto tiene muy poco que ver con la penetración genital.

El puro hecho de mirarle a los ojos al otro, intercambiando filamentos de ADN, puede provocar una formidable excitación. Esta es una conexión desde el corazón a los ojos del alma —el corazón del alma—. Claro que podéis cerrar los OJOS; sin embargo, un fuerte contacto con los ojos cambia la experiencia. Puede que también os apetezca trabajar con vuestros chakras, tocando especialmente el chakra corazón del otro. Poned la mano sobre el chakra corazón del otro y mantened vuestros corazones abiertos. Todos los puntos comienzan a recobrar vida si os estimuláis con vuestros ojos, utilizáis los chakras y activáis los puntos de acupresura de la zona genital. Cuando tocáis estos puntos se produce una respuesta química que os permite tener un orgasmo que asciende por todos los cuerpos. Esto hace que subáis la escalera del conocimiento y que os acerquéis a la divinidad.  También implica el permiso de explorar los cuerpos del otro para sentiros completamente libres con la forma y la expresión de vuestros cuerpos. Esta es la siguiente avenida.

Explorad quiénes sois, clarificad lo que buscáis y permitid que el tiempo que dura la expresión de vuestra sexualidad, sea un tiempo de alegría. El sexo no tiene nada que ver con una hazaña; tiene que ver con el compartir y con la unión más íntima que existe. No es simplemente un «qué bueno ha sido». Tiene que ver con la intimidad, con la fusión con otro, manteniendo la propia identidad. Tiene que ver con ayudar y ser ayudado porque será esencial mantener vuestra propia identidad y redescubrir lo que es el placer y la alegría. Vuestro cuerpo entonces comenzará a recordar.

Tal vez seáis capaces de cambiar vuestro enfoque mientras hacéis el amor para no llegar inmediatamente al clímax. Divertíos, llegad al punto justo antes del clímax, sostened la frecuencia, bajad hasta un cierto punto y volved a subir una y otra vez. Tomaos todo el tiempo  que queráis. Si honráis este proceso podéis pasaros horas porque esto crea una profunda intimidad y la experiencia durará mucho más. El rejuvenecimiento o la regeneración ocurre cuando compartís horas y horas de intimidad, con los ojos abiertos y aprendiendo cómo hacer que vuestro cuerpo haga lo que vosotros queréis que haga.

Orgasmo

Un orgasmo no es un suceso local. Hay gente que, con sólo hacerles cosquillas en sus orejas, tienen un orgasmo. Hay gente que, con sólo cosquillearles sus muñecas tienen un orgasmo. Podéis tener un orgasmo durante el sueño. Podéis tener un orgasmo cuando estáis fuera de vuestro cuerpo. El orgasmo es un tema muy malentendido. Pensáis que es un suceso local, limitado a la zona genital. No es así. Es un acontecimiento cósmico que ha sido interpretado como una cosa puntual para que vosotros no os enterarais. Es una pulsación continua de lo divino —del placer y de la conexión con el pulso divino de la existencia—. Por esto puede ocurrir en cualquier parte. Si estuvieseis realmente afinados con vuestra sexualidad, un bocado de una comida deliciosa podría haceros experimentar un orgasmo si fuerais así de libres. Es la más alta apreciación de lo divino en todas las cosas.

Mansturbación

Masturbarse no tiene nada de malo. Es una práctica estupenda si aprendéis a honrar vuestro cuerpo y a estimular cierta sensación en vuestro cuerpo. Debéis masturbaros sin proyecciones, sin sentimientos de vergüenza y sin atraer una variedad de desconocidos  hacia  vuestro  cuerpo  mediante vuestro pensamiento. Tiene sus trucos, como todo. Es una forma artística, pero no se debe practicar solamente para aliviarse. Utilizar la masturbación como medio de aliviar la tensión debería haceros pensar.

Si no os habéis masturbado   jamás, ¿cómo podéis esperar hacer el amor con alguien y querer que el otro conozca vuestro cuerpo cuando ni vosotros mismos lo conocéis?

Cuando sentís deseo de expresar vuestra energía sexual, puede que penséis: «Bueno, si decido practicar   el arte de la masturbación, esta vez será solamente para aliviar la tensión. Quiero disminuir la tensión». Si es esto lo que sentís, pensad: «De acuerdo, ¿cómo voy a manejar esta acumulación de energía? Pues en lugar de utilizar mis viejos patrones de masturbación y eliminar el exceso de energía y sentirme aliviado  por  un momento, pienso que esta vez voy a ir en busca del oro y sentirme un poquito incómodo. Voy a sostener esta energía. En lugar de masturbarme, me sentaré en algún lugar tranquilo y utilizaré cristales, practicaré técnicas de respiración y me meteré en la columna de luz». Atraed la luz mediante el ojo de vuestra mente y sentid  cómo inunda vuestro cuerpo.

Esto os ayudará enormemente porque queréis aprender y evaluaros a vosotros mismos y saber dónde están vuestros límites. Queréis una mayor relajación y una visión más amplia, sin embargo, lleváis vuestra energía de forma continuada solamente hasta un cierto nivel. Al retener vuestra energía sexual, comenzaréis a utilizar vuestro plexo solar, corazón, garganta y tercer ojo. Vuestro chakra corona se abrirá y pensaréis: «Ah, me estoy volviendo más listo. ¿Cómo es que me estoy volviendo más inteligente?» La respuesta es: porque estáis utilizando vuestra fuerza vital de manera diferente en lugar de seguir simplemente una receta. Vosotros tenéis sólo una receta para lo que llamáis sexualidad: es vuestra fuerza vital. Y hay muchas maneras de usarla

celibato

Hoy en día hay mucha gente que practica el celibato porque se da cuenta de que el tipo de actividad sexual que han experimentado les quitaba energía. Esto puede haber ocurrido porque, tal vez, mantuvieron relaciones sexuales sin amor, sin compromiso y sin una conexión espiritual con el otro que les uniese. Como ya hemos dicho, vuestros cuerpos electromagnéticos y vuestros campos áuricos se fusionan. Hay un ir y venir telepático.  «Tú me perteneces». «Yo te pertenezco», que está en juego a nivel etérico.

Si estáis pasando un período de celibato, ¡maravilloso!, porque lo que estáis haciendo es contener la energía. Cuando tenéis una experiencia sexual y no estáis completamente integrados en vuestros sistemas de chakras, ésta resulta muy agotadora. Aunque sea muy excitante, la energía sólo funciona a nivel del primer y segundo chakra. Y hay que tener en cuenta que trabajan sólo con el filamento uno y dos de vuestro ADN.

Cuando dejáis de practicar el sexo, puede que os sintáis sexuales. Os apetece, pero estáis aprendiendo a contener esta energía y dejáis que ella circule por vuestro cuerpo en lugar de hacer el amor y aliviar la tensión. Cuando esta energía circula por vuestro cuerpo vosotros estáis dándole un valor más alto al cuerpo porque la energía  os puede  enseñar de repente que valéis más y que podéis hacer más cosas de las que jamás  hubierais pensado.

Lo ideal no es evitar el sexo o trascenderlo. Lo ideal es valorar vuestra sexualidad —darle un nuevo valor a la propia esencia de lo que hace vuestro cuerpo cuando experimenta el sexo y un estado orgásmico—

Practicar el celibato está bien, siempre y cuando esto no signifique que para vosotros el sexo sea algo inadmisible. Está bien, cuando se trata de contemplar y reconsiderar las experiencias sexuales.

Es decir, que estáis colocando la sexualidad temporalmente a un lado porque la estáis malentendiendo y, al apartaros de ella, tal vez la podéis observar. Si alguna vez habéis escalado una montaña sabéis perfectamente que no es lo mismo contemplarla desde la cima que desde el valle. Esto es lo que les está pasando a algunas personas. Están viendo la montaña pero no sienten  que estén  privándose por no estar en la cumbre. Están efectuando una reevaluación de lo que implica la sexualidad, de lo que es el amor, de quiénes son ellos mismos y qué valores están estableciendo.

Sexo como energia

La sexualidad es uno de los aspectos más íntimos de vuestra vida. Sin embargo, la mayoría de la gente de este planeta practica el sexo sin ninguna intimidad. Es una función. Es como ponerle aceite al coche: «Necesito hacer el amor, venga». Lo hacen las mujeres igual que los hombres. Nuestra discusión siempre ha sido que la razón de apartaros del sexo sin miedo, está en que podríais descubrir que la sexualidad es un portal que lleva  a una mayor conciencia. La misma fuerza vital que empleáis para crear bebés, puede ser utilizada para emprender un viaje mágico hacia otros reinos de la existencia.

Hacer el amor es un acontecimiento especial que se debe planificar. Al mismo tiempo debe ser muy espontáneo pero, dentro de la espontaneidad, debe haber una apreciación del inherente ritual.

El amor es el ingrediente que hace que se junten dos cuerpos sin importarle si estos dos cuerpos son masculinos, femeninos o masculino y femenino.

El cuerpo fue diseñado para tener una pareja masculina o femenina. Esto es muy obvio —las polaridades se encuentran—. Es una cuestión biológica aunque nosotros queremos decir que no hay nada malo cuando dos vibraciones iguales se atraen. Es lo que están trabajando y aprendiendo sobre sí mismas; no tiene sentido juzgarlo. La experiencia final se hace cuando hay amor, cuando los ojos están abiertos y cuando hay un compromiso. Entonces podéis comenzar a viajar.

En la mayoría de los casos, abrirse a la intimidad les resulta más fácil a las mujeres que a los hombres, simplemente porque las primeras aceptan mejor sus emociones. Como humanos, siempre estáis buscando las vibraciones del éxtasis, del amor y del contacto que se produce cuando se expresan las emociones. No podéis tener acceso a la frecuencia sexual del éxtasis y del amor sin sentimientos puesto que la sexualidad es sentimiento. Hay mucha gente que está buscando esta frecuencia desesperadamente y ni siquiera sabe que la está buscando. En su ingenuidad sólo saben buscar la expresión sexual.

Las mujeres tienen que aprender a hablar de sus sentimientos y deseos  para poder crear un nuevo patrón de experiencias. Esto les facilitará a los hombres el abrirse a sus centros de sentimientos, a vivir sus emociones, a elevar su energía sexual a través de sus chakras y a estar más cómodos en la intimidad de lo que jamás hayan podido imaginar. Hará falta tiempo. Las mujeres han estado tan encerradas en su silencio y los hombres en su ausencia de sentimientos que los cambios no se pueden producir de un día para el otro. Debéis tener paciencia los unos con los otros. Tened compasión por todas las personas y por lo que están pasando. Tenéis muchas cosas para compartir y para enseñaros los unos a los otros.

sexo oral

Uno de los grandes tabúes de vuestra sociedad ha sido el sexo oral. Hemos dicho que la sustancia del poder femenino es la sangre, pues la sustancia del poder masculino es el esperma. El esperma lleva una enorme cantidad de información, mientras que la sangre puede ser comparada con un elixir de sanación, una fuente de vida; ambos ofrecen revitalización y rejuvenecimiento. Compartir estas sustancias dentro de una relación íntima y amorosa es compartir los secretos más profundos de vuestro poder. Supone el máximo de fusión de vuestras identidades para que podáis recordar quiénes sois y por qué estáis juntos en esta vida.

conclusiones

Sugerimos a las parejas que vayan a hacer el amor que tengan una intención en torno a su actividad sexual.

No podréis comprender lo que significa ser un dios o una diosa sin la experiencia sexual, por lo menos no completamente. Esto es así porque sois humanos y es parte de cómo fueron diseñados vuestros cuerpos. Todas las criaturas de este planeta tienen alguna manera de expresión sexual —un método de excitarse y de reproducirse—. Vosotros no podéis comprender cómo dos moscas cuyas antenas se tocan, se excitan mutuamente. Las criaturas de la Tierra —plantas y animales— se estimulan a la vez y se disparan a estados elevados de actividad sin reproducirse.

Mantened esta imagen. Es necesario para vosotros que comprendáis vuestra sexualidad y que no la temáis. No eliminéis la sexualidad de vuestra vida porque tengáis miedo a la propia fuerza vital que hay en vosotros.

9 VIAJAR POR LOS TÚNELES DEL  TIEMPO

El tiempo es una construcción. Aquí en la Tierra habéis vivido bajo la suposición de que el presente es una consecuencia del pasado. Nosotros decimos que el presente también puede ser consecuencia del futuro. El tiempo tiene muchos portales y ambos, el pasado y el futuro, tienen su propia validez e importancia. Todo esto forma parte del «ahora» que se está expandiendo continuamente. El pasado, en su versión del «ahora», sigue influenciando el «ahora» continuo. Estos «ahora» continuos siguen creciendo y madurando al igual que sus contrapartidas futuras.

Vuestra misión incluye cambiar vuestro pasado, ya que procedéis del futuro, para crear un presente distinto.

Estáis gobernados por ciclos y ritmos. La Luna supone una influencia muy importante en el diseño del pulso de la vida. Vosotros construís y definís el tiempo mediante los ciclos lunares, los giros de la Tierra sobre su eje  y las rotaciones de la Tierra alrededor del Sol. La Luna, por supuesto, en su órbita alrededor de la Tierra, actúa como un compañero celestial de la Tierra durante los vi ajes cíclicos de ésta. Antes de la aparición de la electricidad y durante miles de años, se vivió y se definió la vida mediante estos ritmos. La gente podía  observar cómo pasaba el tiempo. El día se convertía en noche y la noche se convertía en día. La gente podía observar las estaciones, y el tiempo se basaba en algo que podía ser verificado. Con la electricidad se produjo la ruptura de estos ritmos porque podía haber luz aunque ya hubiese oscuridad. La gente comenzó a utilizar el tiempo de manera diferente porque el hecho de poder funcionar con luz aunque hubiese oscuridad, supuso una manera radicalmente diferente de ver el día de veinticuatro horas pues la luz eléctrica proporcionó más momentos de expansión.

La  división del segundo y la invención de la computadora hicieron  aparecer el «boom» tecnológico de este siglo, cambiándolo todo por completo y acelerando vuestra conciencia hacia inimaginables probabilidades. El segundo y el momento contienen continuamente más eventos.

Recordad que todo es continuo y que las civilizaciones no se acaban nunca. Pensáis que la Atlántida fue destruida y que ya no existe y por lo tanto tiene que haber existido en un pasado. Esta es una versión de la realidad. Pero la verdad es que hay una civilización atlante que no fue destruida  jamás  —una civilización atlante que resolvió sus propios dilemas, encontró soluciones y no tenía ninguna necesidad de autodestruirse por el mal uso de la energía—. Algo parecido sucederá con vuestro mundo. Así, algunas versiones encontrarán soluciones y entrarán en la Edad de Oro, a la vez que otras serán destruidas.

La Atlántida o cualquier otra civilización puede existir en el futuro. Las civilizaciones son continuas —es decir, están fuera de las limitaciones del tiempo—. En efecto, la versión atlante del futuro, aquella que encontró sus propias soluciones, desea asistir a la energía atlante del pasado porque todo es la misma energía y es una versión reencarnada del Ser. El propósito de volver al pasado consiste en sanar y enseñar el uso correcto de la energía. Las civilizaciones que tienen bastante éxito en todas sus versiones siempre vuelven —si queréis expresarlo así— para ayudar a las versiones de sí mismas que no tuvieron las mismas oportunidades o no encontraron las soluciones. Por una civilización exitosa se entiende un colectivo conciente de su propósito y el efecto que ejerce sobre la gran red de la existencia.

cuarentena

Desde el punto de vista electromagnético, la conciencia tiene una pulsación que indica su presencia sin importar qué es. Hay  conciencia en todas las cosas y según cómo se junte, despide una señal única y definitiva.

Existen quienes saben cómo poner el cerrojo del tiempo a la conciencia. Cambian la frecuencia moduladora de tal manera que, si otros chequean la existencia para averiguar dónde o cómo se combinan y juntan ciertas energías, no podrán encontrarlo. Debido a los cerrojos del tiempo, colocados en los portales de aquí y porque los túneles del tiempo son poseídos, aquellos, que están ahí fuera en el cosmos, no pueden encontrar la Tierra. La luz de su existencia fue borrada. Para que no se  pudiera encontrar la Tierra, se puso en su lugar un espectro electromagnético diferente, uno que es totalmente inofensivo y que no registra el tipo de conciencia que tiene la Tierra. La Tierra fue escondida —puesta en cuarentena.

Tal vez os extrañe cómo se ha podido esconder ante vosotros estos secretos —cómo se os ha podido controlar y aislar de tal manera—. Si todas estas otras criaturas y realidades existen, ¿por qué no las habéis encontrado hasta ahora? La razón es la red y los cerrojos del tiempo que rodean esta red en la cual existís. Vuestra civilización ha estado encerrada, durante la mayor parte del tiempo, en la red primaria que domina los túneles del tiempo. Vuestro túnel ha sido encerrado en la tercera dimensión.

Hay muchas otras maneras en que este túnel en particular podría ser desarrollado: se podría construir una sola vía principal o se podrían haber explorado varias rutas más pequeñas; similar a las numerosas calles que conducen a vuestras ciudades, pueblos o vecindades. Si sólo existe una vía hacia dentro y hacia fuera y ésta se encuentra cerrada, el comercio se inhibe y no puede entrar en este túnel del tiempo y, además, está completamente aislado de todas las influencias ajenas. En vuestra realidad, los gobiernos dictan sanciones contra otros países, casi siempre como medidas punitivas, para aislar y boicotear un país; de la misma manera operan los jugadores del tiempo en los túneles del tiempo.

Cuando se abran las vías —se levanten los cerrojos del tiempo— las realidades emergerán, se fusionarán y cambiarán y vosotros estaréis muy conectados con vuestra identidad superior. En los años venideros os tenéis que preparar para esta infiltración de conocimiento. Os encontráis en un viaje acelerado preparándoos para la apertura de los cerrojos del tiempo y la fusión con vuestra identidad.

Los cerrojos del tiempo evitan que las civilizaciones o realidades se mezclen. Cuando se abran y vosotros podáis entrar en este nuevo mundo, tendrá lugar una fusión de muchas realidades. Si esto se hace con madurez y sabiendo cómo se utiliza la luz, puede ser un momento muy elevador.

Todo el tiempo es simultáneo. Alrededor de cada planeta hay capas de redes energéticas que permiten que sea experimentado desde diversos enmarques del tiempo. Para poder entrar en un cuerpo planetario hay que descubrir sus portales o aperturas que conduzcan a las realidades del planeta en el que existe vida sensitiva. Podéis aterrizar en un mundo y éste os puede parecer completamente vacío si no entráis por un portal adecuado.  De modo  que alguien  podría volver a aquella Tierra que existió hace doscientos o quinientos  años —estas realidades se dan.

Capas y capas de redes circundan los mundos. Cuando estas redes se cambian y se mueven, se crean diferentes realidades y diferentes energías. Cuando vosotros mováis o cambiéis las redes y paséis a través de un portal, seréis capaces de entrar en mundos del pasado, del presente y del futuro simultáneamente.

portales

Los portales son mecanismos protectores que se colocan alrededor de los planetas. La posesión, creación o fabricación de un portal es una tarea tremenda. Hay que sostener una frecuencia energética para mantener el portal abierto. Hay muchos portales en la Tierra.

lienas de tiempo

Para poder establecer una nueva línea del tiempo y toda una red nueva, hacen falta hechos que anclen esta red pero estos hechos tienen que ser de primer orden, tienen que producir una implosión tan profunda, que afecte a toda la existencia. Si no es así, la red no tiene dónde engancharse. Aquellos que poseen la línea del tiempo hacia la Tierra, la han mantenido segregada, y tampoco han permitido el libre comercio; no permitieron que hubiese un ir y venir en esta línea del tiempo.

Hay algunos que están construyendo redes secundarias y terciarias en el futuro. Una red secundaria es un segundo tejido que sirve para desviar la energía del principal túnel del tiempo. La red terciaria es una vía que se utiliza en caso de que falle la segunda red.

 Las líneas del tiempo, es decir, los tejidos del tiempo y los tubos que se apoyan sobre éstos, están todas enganchadas a hechos de primer orden. Sin un hecho de primer orden, uno no puede engancharse al tejido del tiempo. En otras palabras, las redes secundarias y terciarias tienen que ser enganchadas a hechos de primer orden para que otras líneas del tiempo puedan usarlas como ancla. La división del átomo fue un hecho de primer orden. La división del segundo también lo fue, así como  la Convergencia Armónica fue un hecho de  primer orden. Hechos de primer orden pueden ser casos públicos o privados y son hechos que afectan drásticamente al curso de la historia. De modo que, para anclar una nueva línea del tiempo en este planeta, tiene que estar ocurriendo un acontecimiento masivo.

Un hecho de primer orden es algo que ocurre y que se registra en la red principal de los túneles del tiempo como un momento crítico y fundamental en torno al cual gira la totalidad de la realidad. Es un evento que supone un cambio para el área en el cual ocurre. La Convergencia Armónica fue un evento dirigido e impulsado desde el futuro. Un evento que fue enviado desde el futuro al pasado, y que luego fue reorganizado en el  presente para crear un agujero a través del cual las redes secundarias y terciarias pudieron ser construidas y pudieron encontrar un enganche en el planeta. ¿Cuál fue el enganche? Si estas redes necesitan un hecho de primer orden para poder engancharse ¿cuál fue el hecho que lo permitió? ¡La conciencia de la gente!

Hay seres que están especializados en estudiar hechos de primer orden en ciertos sectores de la existencia. Conocen la desviación con la que se puede sustituir un tiempo específico sin alterar todo el tiempo —cambian subtiempos en torno a un hecho—. Son los que están especializados en hacer que sucedan hechos paralelos en mundos distintos. Crean vórtices geométricos, cogiendo eventos de primer orden de distintos sistemas estelares y de diferentes galaxias, los enganchan y crean nuevas vías de comunicación. Es algo magnífico cuando uno se libera del «tiempo» de la Tierra.

 Los principales túneles del tiempo se están reconstruyendo actualmente para, de este modo, ofrecer una mayor entrada de energía a vuestro planeta. Nosotros ayudaremos a construir la red subyacente para que, cuando se produzca un suceso de primer orden, se puedan conectar las redes y todo en la Tierra cambie. Cuando esto suceda, cambiará el conjunto del tiempo. Y, de alguna manera, se producirá un agujero gigantesco en el tejido de vuestra existencia.

Hace mucho tiempo, cuando otras civilizaciones descubrieron y desarrollaron estos túneles, existían millones de mundos que no fueron utilizados con sabiduría. Hay espacios que funcionan como bolas de caos puesto  que se dieron demasiados agujeros en el tejido base de su realidad. Es exactamente la misma lección que estáis aprendiendo en lo que se refiere a vuestro medio ambiente —maltratadlo, polucionadlo y veréis cómo se empañará y cómo desaparecerá su original vitalidad—. Toda la existencia es vital y existir en todo lo que hay y, además, embellecerlo, en lugar de usarlo y destruirlo, se convierte en una tarea mayor. Se dan universos enteros como éste, que ahora mismo se están trabajando y limpiando. ¿Vosotros pensáis que tenéis polución en la Tierra? ¿Podéis imaginaros todo un universo polucionado y caótico porque todas sus líneas del tiempo están desconectadas? Podríais salir de vuestra casa para hacer la compra y al volver encontraros que ya no  está porque se ha deslizado por un agujero. En su lugar existe ahora otra realidad. Es la locura.

Desde una perspectiva más amplia, nosotros os estamos demostrando la tremenda responsabilidad que supone solicitar conciencia. La tarea de hacer malabarismos con las leyes de causa y efecto en medio de los túneles del tiempo es, de verdad, pasmosa.

Posesión de lineas de tiempo

Las bibliotecas se encuentran en una versión cerrada e inactiva de la red primaria. Las bibliotecas son vigiladas. Hoy en día no es nada fácil entrar en una biblioteca, sobre todo desde el futuro. Por eso se están construyendo los subyacentes túneles del tiempo. Hay muchos seres que, para poseer ciertos territorios o para tener una mayor influencia sobre ellos, juntan determinadas líneas del tiempo. Juntan tantas líneas del tiempo como les es posible o, al contrario, evitan tantas como puedan, dependiendo de su propósito.

Desde un determinado punto de vista, hay seres que poseen túneles del tiempo o así lo creen. Están reconstruyendo los túneles principales y organizando nuevas áreas de existencia. Una vez construidos estos túneles, habrá muchas formas de inteligencia que podrán ir y venir y los supuestos dueños de estos túneles podrán determinar a qué fuerzas se les permite entrar. Este es el problema que le espera a la Tierra y tiene que ver con el hecho de que aparecieron tantas formas de vida utilizando la especie humana para sus  experimentos. Se están construyendo líneas del tiempo secundarias y terciarias y en caso de que la secundaria sea atacada, hay otra línea del tiempo que sigue abierta.

Cuando se hayan establecido y construido los eventos secundarios y terciarios, habrá una mayor apertura en los túneles del tiempo. Esta apertura permitirá a muchos seres atravesar los canales supuestamente aprobados oficialmente. Se encontrarán con un movimiento subterráneo y con puertas que se abran simultáneamente en muchas direcciones. Los mayas, maestros embaucadores del tiempo, han dejado buen número de pistas para que juguéis a este juego.

El calendario maya bien vale la pena de ser tenido en cuenta puesto que marca el fin de una época durante   el solsticio de invierno de diciembre del año 2012. Los Maestros del Juego observan y esperan a ver qué haréis cuando aparezcan las especulaciones. El concepto de «fin de una época» significa que se completa un ciclo. No significa el fin de la Tierra. Un tema específico, muy importante para el crecimiento espiritual, se termina como se puede terminar un espectáculo en Broadway y os quedan menos de veinte años para finalizar la representación acordada.

Cuando se haya recorrido este último tramo de tiempo se asistirá a un cambio dimensional en este planeta. Aquellos que ahora pueden acomodarse a cambios dimensionales ya entran y salen de la cuarta, incluso la quinta dimensión. Durante los próximos veinte años predominará una nueva frecuencia en este planeta y una versión de vuestro mundo será catapultada a un nuevo ciclo y otra a la destrucción y un fin absoluto.

En el nuevo ciclo habrá una explosión de energía procedente de la Biblioteca Viviente y se disparará un florecimiento increíble de todas las formas de vida. No  podréis acceder a la Biblioteca Viviente hasta que  hayáis asimilado todo esto. Tendréis la sensación de que hay una parte de vosotros que se extiende, se alarga y observa cómo manejáis vuestra recién adquirida conciencia. También vosotros podréis atisbar cómo otros manejan sus creaciones aunque, tal vez, no seáis capaces de entender las formas de vida de otra Biblioteca Viviente. Puede que los mundos de otra Biblioteca Viviente sean muy diferentes porque su saber está almacenado en formas geométricas y esto os puede parecer un parque cósmico vacío. Recordad que un parque sólo cobra vida cuando hay gente. La Biblioteca Viviente de la Tierra os facilitará un cambio vibratorio para compartir y fluir con la energía. La naturaleza, el parque majestuoso de la Tierra, os enseñará cómo fusionaros y emerger en los túneles del tiempo.

Nosotros hemos descubierto que los hechos proceden del futuro. Los acontecimientos pueden saltar desde el futuro o desde el pasado. Es un juego continuo. Estamos aquí para ayudar a cambiar el pasado y el presente de las Pléyades, nuestra versión del «ahora». Todo se está haciendo para reorganizar y reestructurar una apropiación tiránica que ya existe en el futuro. La verdad es que vuestro pasado está acercándose velozmente  a nuestro presente y, aún así, nosotros hemos ido al futuro para cambiarlo.

Eventualmente podréis percibir un juego completamente diferente de vuestra memoria porque cambiaréis el pasado del universo. Así están las cosas. Os hemos dicho que venimos de vuestro futuro y que hemos vuelto para cambiar el pasado. Somos muy listos. Estamos cambiando la historia del universo entero al crear un universo paralelo. Así son los universos paralelos —planes que mueven los mecanismos del tiempo de su sitio al cambiar la memoria y cambiar los hechos—. Podéis hacer lo mismo en vuestra propia vida personal. También vosotros podéis cambiar vuestro pasado. Debéis ser flexibles cuando aprendáis a jugar este juego.

Ejercicio  energético

 Sitúa tu atención en tu respiración y síguela conforme entre en tu cuerpo; visualiza cómo tus pulmones se llenan de luz. Observa cómo tu torrente sanguíneo absorbe esta energía cargada y la distribuye en tu cuerpo. Con cada exhalación, siente cómo tu cuerpo se relaja más y déjate ir. Mientras sigues respirando, visualízate rodeado por doce energías que aumentan tu bienestar. Siente una sensación de seguridad y comodidad al examinar su presencia. Mira directamente a los ojos a cada una de las energías y después cambia tu enfoque y lee los campos energéticos.

Visualiza cómo filamentos y rayos de luz salen danzando desde tu cuerpo y observa el tirón familiar en tu estómago y tu corazón. Tu cuerpo comienza a vibrar al reconocer a los doce guías que te ofrecen una visión de otro «ahora». Permítete ver el tiempo y la realidad que cada uno de los guías representa y vive los doce con toda su vitalidad. Deja que tus memorias vuelen alto y date cuenta de cómo las líneas del tiempo te muestran el camino como si fueran mapas de realidades. Sigue los filamentos de luz que salen de tu chakra corazón y observa cómo se centran al juntarse con el campo energético de cada guía. ¿Dónde estás? Siéntelo y observa.

Tal vez estés oyendo el dulce sonido de una suave lluvia o, tal vez, el gemido de un viento gélido en una

 carretera desolada. Puede que haya una jungla, un bosque tropical, picos cubiertos de nieve, desiertos, ríos, océanos y llanuras. Cada rincón de la Tierra contiene memorias y pistas misteriosas de ti. Deja que las líneas del tiempo se metan profundamente en un «ahora» diferente. Vive la Tierra desde estas doce líneas del tiempo y pide que te enseñen cuál es la más significativa para tu entendimiento y tu relación con las estrellas.

 Siente la red de luz que es la rejilla vital que conecta la existencia, viva en cualquier parte. Ahora imagina la red de líneas transportando inteligencia, vida que busca vida. Visualiza la Tierra, esta gema azul y blanca suspendida en el espacio, celebrando en su propio reino del tiempo, una joya que sirve de parada en medio de estos grandes túneles del tiempo. Observa la Tierra desde el espacio y siente el tirón de los tiempos que piden ser recordados. ¿Son hechos pasados los que estás rememorando? Maravíllate de todo ello conforme tus conceptos del tiempo y del espacio de la Tierra se desmoronan en la red de luz.

 Mira ahora, a través de las líneas energéticas que cruzan el espacio, un poco más allá de la Luna. ¿Qué dicen los postes de señalización? Deja que tu espíritu absorba la vitalidad de este momento, rindiendo homenaje a la Tierra y a ti mismo por las ilimitadas oportunidades que se pueden expresar y explorar. Dale las gracias a la red de luz, esta gran fuerza de la existencia con la que todos aprendemos a jugar este juego.

Tierra: las claves pleydianas de la biblioteca viviente [Extracto] – Canalización de Barbara Marciniak

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Espiritualidad, Mensajes. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Tierra: las claves pleydianas de la biblioteca viviente – Barbara Marciniak [Extracto]

  1. SamBell02 dijo:

    Ejercicio energético

    Respira hondo y relájate intentando mirar hacia dentro. Intenta aprovechar al máximo las energías que afluyen en este momento. Estira tu conciencia hasta el duodécimo chakra, esté donde esté para ti. Desde el duodécimo chakra escucha el sonido del deseo que resuena dentro de tu cuerpo. Imagina que olas y pulsaciones de luz procedentes del espacio se mueven hacia ti. Cuando estas olas de luz viajan hacia ti, escucha la reacción en toda la vida existente. Visualiza esta fina red, similar a una telaraña, que compone vuestro Cosmos. Y conforme atraigas energía a través de esta red, aquélla comienza a murmurar y cantar y a informar a todas sus partes.

    Deja que estas olas de luz vengan a vuestro planeta y siente que eres un imán que atrae la conciencia expandida. A partir de este momento, intenta acceder a las frecuencias de la conciencia que nosotros, los Pleyadianos, hemos puesto a tu disposición. Hazlo sin esfuerzo y con alegría. Siente cómo una abundancia de creatividad se expresa a través de tu Ser, y con gran calma y valor utiliza esta luz creativa cuando se mueva a través de ti, regalando al planeta nuevas opciones.

    Mientras estas olas de luz entran a través de tu duodécimo chakra, imagina que gigantescas olas de luz inundan la Tierra, miles de millas a lo largo y a lo ancho. Estas olas están llenas de pequeñísimas formas geométricas. Cada uno de vosotros tiene el potencial de reactivar la Biblioteca Viviente cuando utiliza su mente, sus impulsos y sus intenciones. Siente cómo la Tierra se baña en estas olas de luz. Por unos instantes, imagina que cada partícula de vida sabe que no será destruida jamás —que la destrucción es una ilusión del juego del Creador Principal—. Eres un verdadero Maestro del Juego. Encuentra el cofre del tesoro que has guardado. Contiene tu verdad más preciada, una verdad que está escondida dentro de ti. Cuando te atrevas a abrir el cofre, te verás en él —una versión de ti que es el Creador Principal—, creando una vez más la paz y la libertad en este mundo.

    Me gusta

  2. Pingback: Yo superior | ETnoesmiamigo

  3. Pingback: La Tierra está viva | ETnoesmiamigo

  4. Pingback: Otra visión de “los reptilianos” | ETnoesmiamigo

  5. Pingback: Somos señales electromagnéticas inteligentes | ETnoesmiamigo

  6. Pingback: Las células | ETnoesmiamigo

  7. Pingback: Vuestro cuerpo tiene que ser capaz de trabajar con una corriente eléctrica más alta | ETnoesmiamigo

  8. Pingback: Crea conscientemente tu realidad | ETnoesmiamigo

  9. Pingback: El miedo es un asesino | ETnoesmiamigo

  10. Pingback: La Tierra como espejo | ETnoesmiamigo

  11. Pingback: Zona del plexo solar | ETnoesmiamigo

  12. Pingback: Los 7 sellos (Chakras) | ETnoesmiamigo

  13. Pingback: La manifestación del cuerpo de luz – Barbara Marciniak | ETnoesmiamigo

  14. Pingback: Plantas y animales | ETnoesmiamigo

  15. Pingback: Un ritual con humo es una buena manera de limpiar el campo energético | ETnoesmiamigo

  16. Pingback: Sexo: El regalo de los dioses | ETnoesmiamigo

  17. Pingback: RAMTHA “La Clave del Maestro para Manipular el Tiempo” [Extracto] | ETnoesmiamigo

  18. Pingback: La Tierra como espejo – Barbara Marciniak [Reedición 30-12-16] | Laberinto 2.0

  19. Pingback: El miedo es un asesino – Barbara Marciniak [Reedición 30-12-16] | Laberinto 2.0

  20. Pingback: Las células – Barbara Marciniak | Laberinto 2.0

  21. Pingback: Somos señales electromagnéticas inteligentes – Barbara Marciniak [Reedición 30-12-16] | Laberinto 2.0

  22. Pingback: #R Su mente no es suya | Laberinto 2.0

  23. Pingback: Crea conscientemente tu realidad – Barbara Marciniak [Reedición 30-12-16] | Laberinto 2.0

  24. Pingback: El Karma de los pleyadianos con la Tierra | Laberinto 2.0

Los comentarios están cerrados.